Publicado en: 1 marzo, 2018

Noticias Uruguayas 1 marzo 2018

Por Colectivo Noticias Uruguayas

URUGUAY: #8M: Las mujeres paran para marchar en todo el país

Necesitamos un feminismo para el 99%. Por eso las mujeres haremos huelga este año // 8M ¿Por qué la huelga feminista del 8 de marzo es diferente a todas las demás? // Día Internacional de la Mujer: El movimiento feminista llama a todas las mujeres a secundar la huelga el 8 de marzo // “La huelga feminista no es algo de un día, es una propuesta de cambio real” // HONDURAS: Policía entrenada por EE.UU está cazando y arrestando a los manifestantes en medio de la crisis post electoral en Honduras // Partido Libre se declara en insurrección total y crea los comandos de insurrección // La insurrección popular es la vía, lo demás son engaños // URUGUAY: Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos: Comunicado a la opinión pública // Red de Agroecología contra la ley de riego

URUGUAY

Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos

Comunicado a la opinión pública

Montevideo, 1° de marzo 2018.
Madres y Familiares de Detenidos Desaparecidos comunica por este medio su renuncia al Grupo de Trabajo por Verdad y Justicia.
Integramos este grupo desde que fuera creado por un decreto del Presidente Tabaré Vázquez con la intención expresa de avanzar en la investigación sobre lo sucedido en dictadura; aportar más documentación a los juicios; obtener nuevos archivos de la represión; buscar a los desaparecidos; mejorar las leyes reparatorias y los trabajos por Memoria.
Como expresamos en su momento, aceptamos ingresar manteniendo la postura que marcaron nuestras Madres: contribuir responsablemente en todas las iniciativas surgidas para trabajar por Verdad y Justicia. Esta actitud implica reconocer tanto los avances, cuando estos existen, como reclamar, desde el lugar que nos es propio, las carencias e insuficiencias de los mismos, manteniendo una actitud crítica e independiente.
Resaltamos la voluntad manifiesta del GT por superar las dificultades de este diseño Institucional, su compromiso con el tema y el claro mensaje que dio al apoyar la interpretación amplia del acceso a la información, algo largamente exigido. Como contrapartida, el trabajo se desarrolló con una gran lentitud determinada por la misma heterogeneidad de su conformación y por las dos estructuras (Secretaría y GT) que nunca lograron acompasarse del todo. A esto se suma la inmensa cantidad de temas que les encomendó el decreto y la maquinaria burocrática del Estado siempre lenta para ejecutar incluso las resoluciones tomadas.
El más importante de los logros, junto a la elaboración del proyecto que mejora la ley reparatoria, fue la orden presidencial de acceso a los archivos en dependencias militares. Pero esto también fue difícil de efectivizar por la tardanza en contratar equipos de trabajo. Sólo se concretaron cuatro contratos luego de cinco meses de trabajo honorario en el archivo del FUSNA. El material al que se tuvo acceso demostró la relatividad de los archivos estudiados, ya que técnicamente – salvo el de la DNII – no eran tales. Toda la documentación a la que accedimos es parcial, está desorganizada y son evidentes los faltantes.
Por lo tanto, ese inmenso y persistente trabajo de pedir y esperar, no se ha visto plasmado en información real y de calidad, en el acceso a fuentes reales de inteligencia militar, lo que terminó por no aportar datos relevantes en la búsqueda de nuestros desaparecidos. Esto reafirma una vez más lo lejos que estamos de romper las barreras levantadas por la institución militar, la cual colabora abiertamente con la impunidad retardando los avances democráticos.
Pero tampoco el acceso a los archivos existentes en el GT aportados a los juicios incidió en los mismos, donde persistió el empantanamiento y el uso desmedido  de las habituales “chicanas”.
Por todo eso, afirmamos una vez más que el principal obstáculo en la búsqueda de los desaparecidos y de la verdad y justicia ha sido y sigue siendo la falta de decisión política con respecto a las FFAA. No se ha querido presionar a los militares para que aporten la información que sabemos poseen (confirmada con el plano anónimo que permitió ubicar a Fernando Miranda en 2005 y la información en poder del Comandante de la Aviación que permitió ubicar a Ubagésner Chaves Sosa ese mismo año).
No se han enviado mensajes contundentes a la institución militar sobre cuál sería el único camino para superar eso que llaman “carga del pasado” (o sea sus propios crímenes impunes). Hasta ahora no se enfrentan las dilatorias de los indagados para concurrir a la justicia, ni el carácter “especial” y privilegiado de los condenados con “prisión domiciliaria” – a pesar de las denuncias sobre la violación de la norma -, ni la anacronía de la jubilación que se sigue pagando a condenados y fugados (por mencionar algún ejemplo).
La esperanza en los resultados que podría aportar el GT se fue debilitando con el paso del tiempo. A esto se suma el entredicho con el Comandante en Jefe del Ejército que aportó datos falsos sobre enterramientos, hecho que una vez más no tuvo consecuencias.
Avanzar en verdad y justicia requiere no sólo del trabajo de víctimas y familiares, sino establecer una política que enfrente las dilaciones de quienes tienen la información, ya que al no darla perpetúan las consecuencias de lo que fue un estado terrorista y dictatorial, que se muestra aún como no desarticulado.
Esta impunidad compromete el presente y el futuro. Lo vemos hoy en declaraciones de políticos y militares diciendo que el ejército puede ayudar en el control de la seguridad ciudadana, cuando aún no se ha hecho cargo de sus propios crímenes. Lo vemos en las declaraciones del Comandante en Jefe diciendo que son los más interesados en encontrar a los desaparecidos, cuando los mantienen secuestrados en sus propios predios. Lo vemos en las últimas sentencias de la SCJ, en cuanto a no considerar como crímenes de lesa humanidad a la tortura y la desaparición de personas.
La responsabilidad de investigar, de hacer justicia y de hallar a nuestros familiares fue, es y será del Estado.
No cambia este hecho que nos integremos o no a las distintas formas institucionales que se instrumenten. Encontrar a los desaparecidos no es una lucha exclusiva de los Familiares, es el derecho de cualquier ciudadano de un país libre a formar parte de un Estado que no lo secuestre, torture, asesine y desaparezca.
Reafirmamos hoy al igual que cuando nos integramos al GT, que nuestro único compromiso es y será con la Verdad, Justicia y Memoria, para que Nunca más haya Terrorismo de Estado.
Reafirmamos nuestro compromiso de enfrentar cualquier violación a los Derechos Humanos.
Reafirmamos la confianza de que nuestra fuerza proviene de la conciencia colectiva que cierre el paso a la impunidad. Seguiremos trabajando. Hasta encontrarlos.
Verdad, Justicia, Memoria y Nunca Más Terrorismo de Estado.
Madres y Familiares de Uruguayos Detenidos Desaparecidos

miércoles, 21 de febrero de 2018

Sindicatos de trabajadores rurales y movimientos sociales hacen propuesta al PIT- CNT

El pasado 6 de febrero el Sindicato de Peones de Estancias, el Sindicato Único del Arroz y Afines, el Movimiento por la Tierra, Redes Amigos de la Tierra y la Unidad Cooperaria Nº 1 Cololo enviaron al PIT-CNT la siguiente carta que propone una plataforma programática para abordar en común los problemas rurales desde una perspectiva de clase.

Mesa Representativa del PIT – CNT
Secretariado Ejecutivo
Coordinación del Interior

Por la presente, los representantes del Sindicato de Peones de Estancias (SIPES) y del Sindicato Único de Trabajadores del Arroz y Afines (SUTAA), junto al Movimiento por la Tierra y contra la Pobreza (MxLT), la Unidad Cooperaria N° 1 – Cololó y compañeros y compañeras integrantes de Redes Amigos de la Tierra, elevamos esta nota al PIT – CNT, en la figura de su Mesa Representativa, a través de la cual solicitamos una reunión para discutir el contexto actual y para que se considere la instrumentación colectiva, a partir de la capacidad de convocatoria de la Central Sindical, de la realización de un gran Acto de Masas que exprese en la actual coyuntura económica, productiva y social que vive el país, la posición del Movimiento Obrero y la sociedad civil organizada en torno a la esencia de la problemática agraria. Esta iniciativa surge del encuentro que mantuvimos el día 2 de febrero pasado en la sede del PIT – CNT de la calle Jackson. El fundamento es el siguiente:

1. Entendemos que es necesario y urgente realizar una lectura de la estructura y la coyuntura actual desde la perspectiva de la clase trabajadora, desde el pensamiento ambiental crítico y desde las distintas experiencias asociativas y unidades productivas de la producción familiar en defensa de la soberanía alimentaria y territorial, dada la coyuntura de ofensiva de la derecha conservadora. Estamos absolutamente convencidos que lo que ocurre a raíz de la movilización de productores a la que estamos asistiendo, no es solo un asunto rural que afecta la producción, sino de alta política, puja distributiva pura y dura que se adelanta a los consejos de salarios y a la rendición de cuentas.

2. Nos encontramos en un momento histórico donde la clase trabajadora defiende y avanza en sus conquistas o en su defecto, la consecuencia será que las fuerzas reaccionarias y de derecha se posicionen y avancen, avasallando las conquistas obtenidas a través de la lucha de los trabajadores y los sectores populares Deseamos proponer a Uds. arribar a grandes acuerdos programáticos para el campo pero con mirada nacional, que se contrapongan a la solución gestionista y monetarista presentada por la consigna “un solo Uruguay” y que puedan contener entre los puntos principales los siguientes:

2.1 Defender, sin ningún tipo de concesiones, la plena realización de los Derechos de los y las asalariados/as rurales, conquistados a través de la lucha del movimiento obrero organizado.

2.2 Aumentar los impuestos a las grandes extensiones de tierras como principal financiador de las políticas de soporte para trabajadores rurales y productores familiares.

2.3 Avanzar a un ritmo más acelerado para tierras de propiedad pública tengan como destino al Instituto Nacional de Colonización (INC), pasando los medios de producción a manos de los trabajadores y trabajadoras asociados y productor@s familiares. El cerno de la política de repoblamiento de la campaña está en la asignación de tierras que multiplique lo ya invertido por el INC y proyectos productivos, varias veces, brindando a su vez, condiciones de soporte material y financiero al ingreso.

2.4 Intervenir desde el Estado en el mercado de arrendamientos, transparentando y socializando la información sobre el papel de la renta en la economía nacional (en la perspectiva de fortalecer una propuesta equitativa de pago de renta, a través de un porcentaje del producto)

2.5 Impulsar la descentralización efectiva de los recursos públicos privilegiando el interior del país, en particular los sectores rurales. En este sentido, generar subsidios a los trabajadores y trabajadoras rurales que actualmente viven en el campo y a todos aquellos que deseen establecerse, priorizando en este proceso, a la población más joven y a los núcleos familiares.

2.6 Abordar integralmente el problema del Recambio Generacional en nuestra campaña, considerando el papel fundamental de la enseñanza como una herramienta de ejecución de un proyecto de transformación social y reproducción de una nueva realidad.

2.7 Promover desde las organizaciones sociales, el movimiento estudiantil y los distintos sujetos de la educación formal y no formal en sus diferentes niveles (Primaria, Secundaria-CETP-UTU, Universidad y entidades portadoras de proyectos de educación popular), un nuevo abordaje de la Educación Agraria y Cooperativa, en donde la práctica concreta, la autogestión docente-estudiantil, el trabajo y la convivencia en los territorios de la Agricultura Familiar y el trabajo rural, sean una base indisoluble de experiencia y concientización para el reploblamiento de la campaña y la participación gradual en proyectos agrarios que ya están en funcionamiento.

2.8 Defender y avanzar en la propiedad social de elementos estratégicos para la vida como la tierra, el agua, la semilla y la energía en un marco de defensa de la soberanía de los pueblos.

2.9 Construir un proyecto interinstitucional desde una perspectiva popular y de soberanía alimentaria y territorial, estableciendo precios justos para la alimentación de la población trabajadora.

3. Es el momento de aunar fuerzas y afianzar el bloque social de los cambios en una coyuntura donde se elevan las tensiones con el capital. La derecha social, económica y política, se está presentando como alternativa de poder ante productores familiares y trabajadores del interior, elevando como propuesta un modelo de sociedad que significa un retorno al neoliberalismo (negación de las diferencias de clase, respuestas económicas generales sin distinguir las diferencias socio territoriales y productivas, privatizaciones y achique del estado).

Desde esta perspectiva, creemos que es necesario y urgente delimitar un campo de alianzas entre el Movimiento Sindical, el Movimiento Estudiantil, Organizaciones Sociales y Organizaciones y Redes de la Producción Familiar Agropecuaria, para incidir en la Agenda Pública y combatir el avance de las fuerzas reaccionarias y conservadoras. El objetivo es contraponer y resistir un impulso creciente de la derecha neoliberal que no solo se manifiesta en nuestro país sino en el conjunto de América Latina, anteponiendo los intereses de la clase trabajadora profundizando la lucha de clases.

Atte.
Sindicato de Peones de Estancias
Sindicato Único del Arroz y Afines
Movimiento por la Tierra
Redes Amigos de la Tierra
Unidad Cooperaria Nº 1 Cololo

COLABORA CON KAOS