Noticias de (otra) Catalunya (IV)

I.

Hace un año, tras una contundente intervención de los Mossos d’Esquadra, entonces bajo la tutela política de don Felip Puig (sigue siendo consejero en el nuevo gobierno Mas), la ciudadana y resistente Esther Quintana perdió un ojo. Fue el día de la huelga general de 14 de noviembre de 2012.

No se ha podido aclarar detalladamente lo sucedido hasta el momento. Ningún cargo policial, ningún dirigente político ha dimitido hasta ahora.

II.

Declaraciones de Artur Mas durante su visita al Estado racista, militarista y xenófobo de Israel: “Que vengan aquí y se darán cuenta de lo que significa el exterminio”.

¿Hablaba don Mas del asalto permanente, de la represión ininterrumpida, de la liquidación por asedio y derribo de la población de Palestina? No, no hablaba de eso. No dijo ni una sola palabra sobre la ocupación ni sobre los presos políticos palestinos.

En la estela de Francesc Homs, el conseller-portavoz de su gobierno que ya criticó los gritos a favor de Palestina en el concierto independentista del Camp Nou el pasado mes de junio.

III.

La cúpula del Hospital de Sant Pau de Barcelona impuso a los trabajadores del centro los recortes salariales impuestos por los ajustes presupuestarios del gobierno Mas y Mas-Colell. Con un matiz decisivo:

Si los decretos obligaban a reducir los sueldos de todos los altos cargos públicos (ellos lo son) entre un 8 y un 15% (en función de la remuneración recibida), los interesados decidieron aplicarse sólo el 5%.

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social ha abierto un expediente. Por falta grave. La dirección del Sant Pau ha señalado que sólo tiene un alto cargo.

IV.

El president Mas presumió en Israel de la I + D catalana, el nuevo mantra del capitalismo neoliberal y emprendedor. Se firmaron acuerdos con el Instituto Weizmann durante su visita.

Desde 2010, la aportación de la Generalitat al I+D (otro de los lugares oscuros-muy-oscuros de las contabilidades nacionales) ha disminuido un 27%.

En 2012 se destinaron 503 millones. Según los presupuestos anunciados, en 2014 se destinarán 442.

V.

Se han pedido cuatro millones por las pérdidas de la huelga de Panrico.

¿Los huelguistas? No. La empresa exige esa cantidad a los trabajadores que defendían sus derechos y su puesto de trabajo.

Por pérdidas, afirma la patronal.

VI.

No se ha logrado el cese de Manel Prat, el jefe de los Mossos d’Esquadra, en el Parlament de Catalunya. ERC lo ha impedido. No es la primera vez.

El cromo ofrecido por CiU: no se usarán a partir del 1 de mayo las pelotas de goma (las de goma, sólo de éstas).

Ciutandans votó al lado de CiU y ERC. Siempre cogidos de la mano en asuntos como éste. El orden es el orden.

La reciente muerte en el Raval transita por el mismo camino que el de Esther Quintana. Los Mossos demostraron “su chulería represiva” el miércoles 13 de noviembre en la ciudad de Justicia. ¿Fue una amenaza? ¿Querían amedrentar a la juez que lleva el caso? ¿Esa es la policía democrática de la que se nos habló hace 30 años una y mil veces?

Joan J. Queralt lo ha expresado así: “El maridaje entre cargos políticos y alta dirección policial ampara actuaciones anómalas e impide el control democrático”.

Por otra parte, el juzgado de Instrucción número 2 de El Vendrell (Baix Penedès) investiga la muerte de un hombre de 27 años en los calabozos de la comisaría de los Mossos d’Esquadra de la ciudad.

VII

La oposición (ICV-EUiA, PP, CUP, Ciutadans) en el Parlament de Cataluña califica de “farsa” la comisión de investigación sanitaria. Hablan también de ridículo absoluto.

ERC se abstuvo en la votación del informe.

Votaron a favor CiU y PSC. Los desmanes de ambas fuerzas (y de los grupos e intereses anexos) en el ámbito de la sanidad pública catalana no tiene parangón. El mismo programa, las mismas actuaciones, sin apenas diferencias, la socioconvergencia en acción.

VIII

ERC, que forma parte de un gobierno de coalición en la sombra con CiU, se ha reivindicado como oposición parlamentaria. De hecho, el “jefe” de la oposición es su secretario general, don Oriol Jonqueras.

Empero, ERC ha votado al alimón con CiU el 98% de las mociones.

IX.

Oriol Junqueras estuvo en Bruselas el pasado 13 de noviembre dictando una conferencia sobre el “derecho a decidir” en la Eurocámara. Esgrimió un argumento muy propio de un líder de izquierdas: “Las multinacionales no quieren que Cataluña salga de la UE”. Vale, de acuerdo, con mucho seny.

Señaló un nuevo nudo de la estrategia nacionalista: 1. Cataluña representa una cuarta parte de los ingresos fiscales del Estado. 2. Han demostrado ya (¿quiénes? ¿La ANC-ERC?) que pueden poner en la calle dos millones -¡2 millones, ni uno más ni uno menos!- de personas. 3. ¿No seremos acaso capaces, señaló “el líder de la oposición catalana”, de parar la economía catalana durante una semana?

¿Estaría don Oriol Jonqueras abogando, como en los viejos tiempos, por la huelga general revolucionaria? ¿Es eso? ¿O la hulega general indefinida? Mientras tanto, para que no nos confundamos con sus finalidades de fondo, apenas se les ve -es decir, no se les ve nunca- en las manifestaciones obreras y ciudadanas contra los recortes-hachazos del gobierno, al que dan apoyo permanente, en educación, sanidad, bienestar social, ayudas a los más necesitados, residencias para personas mayores,…

La cosa, todas estas cosas, no van con ellos. Lo suyo es otro mundo: la Catalunya solidaria y fraternal. ¿Cuadra, es consistente?

X

Gaza está hermanada con Barcelona. Hace más de 15 años, desde 1997.

¿Pusieron pie en la ciudad palestina el alcalde Xavier Trias y su comitiva durante la reciente visita a Israel del president Mas? No, ni por asomo.

El mayor logro municipal durante la visita ha sido cerrar un acuerdo sobre smart cities y nuevas tecnologías (todo muy moderno) con la capital israelí. Palestina no cuenta, no se ubica en sus cuentas.

XI

Artur Mas ha indignado a responsables palestinos durante su último viaje. ¿Por qué? ¿Porque decidió no reunirse con ninguna autoridad palestina en los cuatro días que ha durado su viaje oficial?

No tan sólo: visitó territorios ocupados. Estuvo en la Ciudad Vieja de Jerusalén, a pesar de que su visita, por razones económicas según él mismo señaló, se limitaba a Israel. De forma consciente o inconsciente, ha señalado un portavoz de la OLP, el president de la Generalitat ha ayudado a legitimar una ocupación reconocida por todos los organismos oficiales. La comunidad internacional no reconoce la anexión de Jerusalén Este. El derecho internacional, ha señalado Abu Eid, rige para todos, aunque no sean Jefes de Estado.

¿Tuvo el president durante su visita algún gesto para Palestina? No. Nada de eso.

Salvador López Arnal es miembro del Front Cívic Somos Mayoría y del CEMS (Centre d’Estudis sobre els Movimients Socials de la Universitat Pompeu Fabra, director Jordi Mir Garcia)

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=176927&titular=noticias-de-%28otra%29-catalunya-%28iv%29-

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS