Notas sobre el cine Sovietico

Inicios
El cinematógrafo llega a Rusia en 1896 para filmar la coronación del zar Nicolás II. su afianzamiento será lento y difícil debido a la desconfianza de las autoridades hacia esta nueva expresión artística.
Tras la revolución de 1917, los líderes socialistas sabrán ver las posibilidades del cine y la radio en la educación de las masas en un país donde casi el 80% de la población es analfabeta; Lenin llegará a decir que, «de todas als artes, el cine es para nosotros la más importante». La guerra civil de 1917 a 1921 supone un nuevo freno al progreso y arraigo del nuevo cine; sin embargo, será este el período en que se formen los realizadores que filmarán los primeros documentales. Así, podemos decir que el cine soviético nace durante este período. Dziga Vertov es el pionero con su teoría del «cine ojo»: «La cámara, superior a al ojo humano, descubre la verdad tras las apariencias».

Afianzamiento
Tras la guerra, las autoridades soviéticas nacionalizan la industria y crean una escuela para la formación de técnicos y artistas. Entre las figuras principales del nuevo cine soviético, destacan Sergéi Eisenstein, Lev Kuleshov, Vsevolod Pudovkin y Dziga Vertov.
El cine soviético tendrá su fuerza expresiva en el realismo de las imágenes, «el primer signo de una tendencia hacia el cine es mostrar los acontecimientos con la menor alteración posible, procurando ajustar todos los fragmentos de la realidad» (S. Eisenstein, Teoría y técnica cinematográficas). Se caracterizará por un método de representación no naturalista de esas imágenes, basado en la experimentación y la búsqueda de una construcción de conceptos a través del montaje.

Teoría del montaje
El plano o cuadro, dirá Eisenstein, sería «el mínimo fragmento alterable de la naturaleza»; los planos se pueden combinar de diversos modos que permiten cualquier grado grado de alteración, fluctuando los resultados desde la «exacta realidad» (documentalismo) hasta «alteraciones completas, arreglos imprevistos por la naturaleza o incluso un formalismo abstracto» («cine intelectual»).
El montaje seguirá los principios artísticos del constructivismo, término que designa tanto el movimiento artístico surgido en Rusia a consecuencia del futurismo tras la primera guerra mundial, como el concepto que separa el «arte puro» del arte usado como un instrumento al servicio de fines sociales (en este caso, la construcción del estado socialista).

Temas
En cuanto a las temáticas preferidas, destacará el «drama coral» que contrasta con «el individualismo y el drama «triangular» del cine burgués». El cine soviético hizo un brusco desvío, «insistiendo en la comprensión de la masa como héroe» (S. Eisenstein, op.cit.).

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS