Publicado en: 30 diciembre, 2015

Notas históricas en torno al 20-D

Por Eduardo Andradas

El 20-D requiere de un análisis de aplicación histórica como guía para comprender el hoy desde el ayer.

Primero Podemos no buscaba ser un Frente Popular del 2015 (Un frente antifascista, resituado en anti-neoliberal). Era un ámbito con más parecidos en común al pacto de Ostende de 1866 entre progresistas y demócratas que daría a la revolución de la Gloriosa o al pacto de San Sebastián de 1930, entre los partidos republicanos (Pequeña y mediana burguesía) y una parte de la clase obrera (UGT-PSOE). La democracia como objetivo para dar fin a regímenes corruptos y autoritarios.

La respuesta de la clase dominante económica a ello y de la Europa de Merkel era un nuevo bienio negro. El PP resucito la CEDA, con las coaliciones con el PAR en Aragón.  Organización fundada por el ex presidente de la diputación franquista de Zaragoza Hipólito Gómez de las Roces. Una organicidad que se declara nacionalista. Con un concepto identitario anti-Catalanista. En Navarra, UPN sustento el primer puesto al PP. Una formación anti-liberal, que defiende el clásico Rey, fuero y ley. Un  Carlismo rancio. En Asturias con el personalista-Conservador de Álvarez Cascos El Foro.

El PSOE consiguió sus peores resultados desde aquellas elecciones de 1933 y el 12.5% de voto y 59 diputados. Obvio que el Partido Socialista salía de un gobierno y no de la oposición. Y sus postulados eran la búsqueda retorica de una revolución proletaria, no un apoyo a la contrarrevolución de la troika Europea.

El PSOE tuvo que enlazar coalición con Nueva Canarias, escisión nacionalista de Coalición Canaria. Que consiguió un diputado. Hecho que muestra la debilidad orgánica y social, porque antes negaba estas posibilidades jurídicas. Y se decantaba  mas por operaciones quintacolumnistas como el PDNI.

Pero quien más se parece al PSOE histórico es PODEMOS.

En Junio de 1975 el PSOE organizaba la Plataforma de Convergencia Democrática. Entre los firmantes se encontraba Izquierda Democrática de Ruiz Giménez y Gil Robles.

En su punto 5 se defendía el derecho de autodeterminación de los pueblos de España:

 La Plataforma de Convergencia Democrática consciente de la existencia de nacionalidades y regiones con personalidad étnica, histórica o cultural propia en el seno del Estado Español, reconoce el derecho de autodeterminación de las mismas y la formación de órganos de autogobierno en las nacionalidades del Estado desde el momento de la ruptura democrática y propugna una estructura federal en la Constitución del Estado Español.

Un punto que llevaba ya el PSOE-Renovado del que sale el PSOE actual, en el programa de 1974. Como defendió también el histórico socialista Miguel Amilibia o Enrique Tierno Galván que manifestó:

La autodeterminación, entendiéndola como: «el pronunciamiento de todas las comunidades e instancias del Estado afectados, que exige la participación de todos desde el consentimiento».

«En realidad, el término de la autodeterminación es equiparable a la vía del autogobierno en la práctica.»

La “España Plural” la defendió el PSP-US del  “Viejo profesor”. Lo que hoy propone PODEMOS.

En cuanto a Ciudadanos, es  Lerrouxismo del siglo XXI, adaptado a los intereses del IBEX 35. Otra “operación” Roca y su Partido Reformista Democrático de 1986. Como decía Karl Marx “La historia se repite primero como tragedia y después como comedia”. Es en lo que reincide ese “centro” político salido de 1977 y apoyado por  las elites gobernantes.

Izquierda Unida (Y el PCE) tenía dos opciones o buscar otra Junta Democrática (1974) o una Unidad Nacional Española (1941) que hubiera sido  plegarse a la estrategia de PODEMOS, sin desviarse de su historia. O actualizar el proyecto de IU y sanearlo con un discurso identitario.  Exploro incorporar a parte de su base social (CCOO, movimientos sociales) a la institucional. Circunstancia que aparatos propios como el de la Comunidad de Madrid impedían. E integrar  a otras entidades como Corriente Roja (Antes PRT-IR) e Izquierda Castellana. Alberto Garzón será recordado como el Juan Negrín de IU y aquel “Resistir es vencer”.

UPyD se diluyo más rápido que el CDS y VOX quiso ser la Fuerza Nueva 2.0.

Destacar los 31000 votos leninistas del PCPE, 5.000 más que en el 2011. Y el fracaso del partido para competir con Alberto Garzón,  X la Izquierda-Los Verdes 7342 votos.

El voto “animalista” se repartió entre PACMA, Podemos y menormente en IU-UP. Lo que queda claro que este tema ya no saldrá o será algo marginal en la agenda política de este país. Los derechos de los animales entran en el parlamento.

En cuanto a las organizaciones que solicitaron no votar. Ningún caso histórico existe en donde la abstención haya derribado un sistema. Y lejos queda aquel Julio de 1979 en donde los sandinistas entraron en Managua. Ultima revolución progresista  en donde movimientos populares mediante una insurrección armada derrotan a una dictadura y toman el control del poder político. Solo se consiguió posteriormente  bajo el eje movimientos sociales (Sindical incluido) y Alianzas democráticas y anti-Oligarquía en las instituciones.

En el próximo futuro la gente tendrá que elegir entre un decenio democrático que ponga las bases de un nuevo país (Podemos y aliados) o un nuevo cuatrienio negro (PPSOE-Ciudadanos).

Feliz 2016

Eduardo Andradas

Concejal de SI SE PUEDE-Alcobendas.

-->
COLABORA CON KAOS