«¡Nos secuestraron!» o cómo Atresmedia retuvo al público del debate 7D

Por Lorena Müller

Los hechos que relato me fueron contados por teléfono. Una de las personas del público me llamó y me contó lo sucedido esta madrugada. Atresmedia habría secuestrado con impunidad a más de 300 personas.

Ayer tuvo lugar lo que llamaron el debate definitivo. Un debate a medias, porque no todos los candidatos estaban presentes. Un debate show, que alcanzó cuotas de audiencia altísimas, con más de 9 millones de espectadores y con el que se dice que muchos indecisos habrían decidido su voto. La corporación ATRESMEDIA organizó el debate, al que no quiso asistir el Presidente de Gobierno demostrando que lo suyo es el futbolín y el Marca. Pero todas estas historias se pueden leer en innumerables medios, de todos los colores. Hablemos de lo que pasó puertas adentro.

Los hechos que relato me fueron contados por teléfono. Una de las personas del público me llamó y me contó lo sucedido esta madrugada. Atresmedia habría secuestrado con impunidad a más de 300 personas.

Una vez acabado el debate, los asistentes sabían que tardarían unos 15 minutos en salir del plató, como es habitual. Sin embargo, fueron retenidos contra su voluntad, o secuestrados, durante dos horas. Este secuestro implicó incomunicación con el exterior (no les dejaron pasar sus móviles al plató y tardaron en entregarlos más de una hora luego de acabado el debate), no les dieron agua ni ninguna otra bebida, tampoco les permitieron ir al servicio.

Una de las personas habría sufrido un desmayo ante tal situación de agobio y represión. Las únicas explicaciones que les dieron eran que ellos no saldrían hasta que no salieran los candidatos. Cuando unos y otros salían por accesos distintos.

Ante estos hechos, además de pedir explicaciones pidieron hojas de reclamación y obtuvieron carcajadas por parte del personal de seguridad de Atresmedia. Pero no solo eso, uno de los guardias habría empujado a un espectador insultándolo con un “vete a tomar por culo”. Hay que destacar que el Jefe de Seguridad habría pedido disculpas y que identificaran al agresor.

Después de llevar más de una hora de estar retenidos, pudieron tener acceso a sus teléfonos móviles, así uno de los asistentes llamó a la policía para denunciar los hechos. Esta se habría presentado en el canal y habría ordenado que se abrieran las puertas. Pero ahí quedó la cosa. Los secuestrados pasaron a ser retenidos contra su voluntad en las instalaciones de Atresmedia hasta que esta decidió por fin dejarlos subir a los autocares que los llevaron hasta Cibeles, destino final donde cada uno debía buscarse la vida para volver a su casa.

Desde las 12:15 que terminó el debate, hasta las 3 de la madrugada que fueron dejados en Cibeles, 300 personas fueron secuestradas y retenidas contra su voluntad por una empresa privada, que se dedica a hacer shows de la política y a vender espacios de publicidad eternos (queja recurrente en Twitter).

Las víctimas barajan denunciar ante los partidos políticos que intervinieron en el debate, Atresmedia y otras organizaciones lo sufrido durante esta noche. La persona con la que hablé me dijo que en la cadena “son unos sinvergüenzas, nos trataron como a un subproducto humano”.

La nueva política, es igualita a la política de siempre. Ahora, con más show, luces y maquillaje. Pero siempre tratando mal a la ciudadanía y teniéndola como un actor secundario. Los debates deberían ser en espacios abiertos, en los que todos los candidatos pudieran participar, y en la que la ciudadanía pudiera interpelarlos. Todo eso, difundido a través de las televisiones públicas (no controladas por ningún partido) y con las redes sociales formando parte del debate.

https://medium.com/@lmn_ar/nos-secuestraron-958b62d8b9b6#.lynxnxci8

-->
COLABORA CON KAOS