Noam Chomsky: «Superaremos la crisis del coronavirus, pero tenemos crisis más serias por delante»

Publicidad

Noam Chomsky, conocido lingüista y analista político estadounidense de 91 años de edad, habló con Srećko Horvat en DiEM25 TV de Arizona, EE.UU., donde se encuentra en autoaislamiento debido a la pandemia. Chomsky señaló que la crisis sanitaria del coronavirus es muy grave y tendrá consecuencias serias, pero será temporal, mientras que hay dos horrores más graves para la humanidad, la guerra nuclear y el calentamiento global. Su análisis señala que todas estas amenazas se ven intensificadas por las políticas neoliberales, y que tras el fin de esta crisis las opciones serán o bien estados más autoritarios y brutales o una reconstrucción radical de la sociedad con términos más humanos.

Según Chomsky, es chocante que en este momento crucial Donald Trump sea el protagonista, a quien describe como un bufón sociópata. «El coronavirus es bastante serio, pero vale la pena recordar que se acercan dos amenazas mucho más grandes, mucho peores que cualquier cosa que haya sucedido en la historia de la humanidad: Una es la creciente amenaza de una guerra nuclear y la otra, por supuesto, es la creciente amenaza del calentamiento global. El Coronavirus es horrible y puede tener consecuencias aterradoras, pero habrá recuperación. Mientras que los otros no se recuperarán, es un hecho definitivo».

El poder de los Estados Unidos es abrumador. Es el único país que cuando impone sanciones a otros estados como Irán y Cuba, todos los demás tienen que seguirle la corriente. También Europa que sigue al maestro, argumenta Chomsky. Estos países sufren las sanciones de EE.UU., pero sin embargo «uno de los elementos más irónicos de la crisis del virus de hoy en día es que Cuba está ayudando a Europa. Alemania no puede ayudar a Grecia, pero Cuba puede ayudar a los países europeos». Añadiendo las muertes de miles de inmigrantes y refugiados en el Mediterráneo, Chomsky piensa que la crisis de la civilización de Occidente en este momento es devastadora.

La retórica de hoy que se refiere a la guerra es de cierta importancia, según Chomsky. Si queremos tratar esta crisis tenemos que pasar a algo como la movilización en tiempos de guerra. Por ejemplo, la movilización financiera de los EE.UU. para la Segunda Guerra Mundial, que llevó al país a una deuda mucho mayor y cuadruplicó la producción industrial de los EE.UU. lo que llevó al crecimiento. Necesitamos esta mentalidad ahora para superar esta crisis a corto plazo y que puede ser tratada por los países ricos. «En un mundo civilizado, los países ricos estarían dando ayuda a los necesitados, en lugar de estrangularlos.» «La crisis del coronavirus puede hacer que la gente piense en qué tipo de mundo queremos».

Chomsky cree que los orígenes de esta crisis son un colosal fracaso del mercado y las políticas neoliberales que intensificaron los profundos problemas socioeconómicos. «Se sabía desde hace tiempo, que las pandemias son muy probables de ocurrir y se entendía muy bien, que era probable que hubiera una pandemia de coronavirus con ligeras modificaciones de la epidemia de SARS. Podrían haber trabajado en vacunas, en el desarrollo de protección para posibles pandemias de coronavirus, y con pequeñas modificaciones podríamos tener vacunas disponibles hoy en día». En cuanto a la Gran Industria Farmacéutica, las tiranías privadas, en las que es imposible que el gobierno intervenga, es más rentable hacer nuevas cremas corporales que encontrar una vacuna que proteja a la gente de la destrucción total. La amenaza de la polio desapareció con la vacuna de Salk, de una institución gubernamental, sin patentes, disponible para todos. «Eso podría haberse hecho esta vez, pero la plaga neoliberal lo ha bloqueado.»

La información estaba allí, pero no le prestábamos atención.

«En octubre de 2019 hubo una simulación a gran escala en los EE.UU., en el mundo de la posible pandemia de este tipo, pero no se hizo nada. No prestamos atención a la información. El 31 de diciembre, China informó a la Organización Mundial de la Salud sobre la neumonía y una semana después algunos científicos chinos la identificaron como un coronavirus y dieron la información al mundo. Los países del área, China, Corea del Sur, Taiwán, empezaron a hacer algo y parece que se ha contenido, al menos para la primera oleada de crisis. En Europa, hasta cierto punto, eso también ocurrió. Alemania, que se había movido justo a tiempo, tiene un sistema hospitalario fiable y fue capaz de actuar en su propio interés, sin ayudar a los demás, sino para sí misma, al menos para tener una contención razonable. Otros países simplemente lo ignoraron, el peor de ellos el Reino Unido y el peor de todos fue Estados Unidos».

Cuando superemos esta crisis de alguna manera, las opciones disponibles irán desde la instalación de Estados brutales altamente autoritarios hasta la reconstrucción radical de la sociedad y términos más humanos, preocupados por las necesidades humanas en lugar del beneficio privado. «Existe la posibilidad de que la gente se organice, se comprometa, como muchos están haciendo, y consiga un mundo mucho mejorque también se enfrente a los enormes problemas que estamos afrontando en el futuro, los problemas de la guerra nuclear, que está más cerca que nunca, y los problemas de las catástrofes ambientales de las que no hay recuperación una vez que hemos llegado a esa etapa, que no está lejos, a menos que actuemos con decisión».

«Así que es un momento crítico de la historia de la humanidad, no sólo por el coronavirus, que debería llevarnos a la conciencia de los profundos defectos del mundo, las características profundas y disfuncionales de todo el sistema socioeconómico, que tiene que cambiar, si es que va a haber un futuro superviviente. Así que esto podría ser una señal de advertencia y una lección para lidiar con ello hoy o evitar que explote. Pero pensando en sus raíces y en cómo esas raíces van a conducir a más crisis, peores que ésta».

Sobre la situación de cuarentena a la que se enfrentan hoy en día más de 2.000 millones de personas en el planeta, Chomsky señala que una forma de aislamiento social ha existido durante años y es muy perjudicial.

«Estamos ahora en una situación de verdadero aislamiento social. Hay que superarla recreando los lazos sociales de cualquier manera que se pueda hacer, de cualquier tipo que pueda ayudar a la gente necesitada. Contactando con ellos, desarrollando organizaciones, expandiendo el análisis. Como antes de hacerlos funcionales y operativos, haciendo planes para el futuro, reuniendo a la gente como podamos en la era de Internet, para unirse, consultar, deliberar para encontrar respuestas a los problemas que enfrentan y trabajar en ellos, lo cual se puede hacer. No se trata de una comunicación cara a cara, que para los seres humanos es esencial. Sin embargo, se le privará de ella por un tiempo, se la puede poner en pausa».

Noam Chomsky concluye diciendo: «Hay que encontrar otros caminos y continuar, y de hecho, extender y profundizar las actividades realizadas. Se puede hacer. No será fácil, pero los humanos nos hemos enfrentado a problemas en el pasado».

Fuente

 

 

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More