«No son muertes, son asesinatos»: protestas en varias ciudades exigen una ley estatal de residencias «justa y digna»

Gran parte de las capitales españolas han acogido este sábado concentraciones para rendir homenaje a aquellos mayores víctimas de la gestión durante la pandemia del covid

En la concentración de Madrid se ha pedido «justicia y responsabilidades por todo lo ocurrido» y «un marco legal estatal y que todas las comunidades legislen a partir de esos mínimos»

En Oviedo, se ha denunciado la «mala calidad» de todas las residencias: «Parecen centros penitenciarios que están preparando a la gente para la muerte»

En Barcelona, la Coordinadora Residències 5+1 avisa que «no será la última» manifestación para reclamar un cambio de modelo residencial

En Vigo, la movilización carga contra la Xunta por la «falta de transparencia» y la «poca disponibilidad» para analizar lo ocurrido 

Distintas organizaciones y colectivos en defensa de las residencias han recorrido las calles de gran parte de las capitales españolas en protesta por la situación de las residencias y para exigir una ley estatal que sea «justa, digna y responsable» para que todas las comunidades legislen «a partir de unos mínimos y no por debajo de ellos». Madrid, Murcia, Canarias, Baleares, Cantabria, Asturias, Castilla y León, Andalucía, Aragón, Cataluña, la Comunitat Valenciana y Galicia, donde volverán a concentrarse este domingo, han acogido concentraciones para rendir homenaje a aquellos mayores víctimas de la gestión de las residencias durante la pandemia del covid, pero también para reclamar un nuevo modelo donde prime la asistencia a los ancianos.

En Madrid, la manifestación, convocada por Marea de Residencias, ha comenzado a las 12 horas desde la Puerta del Sol y se ha trasladado hasta el Congreso de los Diputados, donde los manifestantes han realizado una ofrenda floral a los fallecidos en residencias a causa del covid-19 y han señalado que «no son muertes, son asesinatos» a causa de un «Gobierno asesino», según informa Europa Press.

 

Manifestación en Madrid convocada por la Marea de Residencias contra la gestión que se ha hecho de los centros sociosanitarios durante la crisis del coronavirus.

Manifestación en Madrid convocada por la Marea de Residencias contra la gestión que se ha hecho de los centros sociosanitarios durante la crisis del coronavirus.

 

Distintas organizaciones y colectivos en defensa de las residencias han recorrido las calles de gran parte de las capitales españolas en protesta por la situación de las residencias y para exigir una ley estatal que sea «justa, digna y responsable» para que todas las comunidades legislen «a partir de unos mínimos y no por debajo de ellos». Madrid, Murcia, Canarias, Baleares, Cantabria, Asturias, Castilla y León, Andalucía, Aragón, Cataluña, la Comunitat Valenciana y Galicia, donde volverán a concentrarse este domingo, han acogido concentraciones para rendir homenaje a aquellos mayores víctimas de la gestión de las residencias durante la pandemia del covid, pero también para reclamar un nuevo modelo donde prime la asistencia a los ancianos.

En Madrid, la manifestación, convocada por Marea de Residencias, ha comenzado a las 12 horas desde la Puerta del Sol y se ha trasladado hasta el Congreso de los Diputados, donde los manifestantes han realizado una ofrenda floral a los fallecidos en residencias a causa del covid-19 y han señalado que «no son muertes, son asesinatos» a causa de un «Gobierno asesino», según informa Europa Press.

Por su parte, una portavoz del colectivo, Carmen López, ha declarado que piden «justicia y responsabilidades por todo lo ocurrido» en las residencias durante la pandemia, y ha señalado que la legislación sobre las personas residentes en este tipo de centros debe asegurar la prevención, pero no puede «prohibirles derechos» como el acceso a hospitales o salir a la calle ya que «necesitan vivir sus últimos años con sus familias».

Así, han exigido una ley estatal que regule la gestión y la legislación respecto a las residencias, que hasta ahora es competencia de cada Comunidad Autónoma y que para la Marea ha sido una administración «caótica». «Queremos un marco legal estatal y que todas las comunidades legislen a partir de esos mínimos, y no por debajo de ellos», ha señalado López.

Por otro lado, una de las asistentes a la concentración y trabajadora de una residencia ha señalado que la situación ya era «mala antes del covid-19», y que el «problema de ratios» de trabajadores se da desde hace años. «Esto es la punta del iceberg de lo que hay detrás de los años anteriores al covid-19, esto ha sido un detonante que ha hecho que explosionara y se visibilizara lo que hay en las residencias», ha expresado.

 

Asturias

En Oviedo, la Plataforma de Afectados por el ERA -Establecimientos Residenciales para Ancianos del Principado- se ha concentrado ante la Junta General del Principado de Asturias. Según publica El Comercio, medio centenar de personas han acudido a este acto al que se han unido colectivos como la Coordinadora Estatal en defensa del sistema público de pensiones en Asturias (Coespe) y Esua.

En esta concentración han denunciado la «mala calidad» de todas las residencias: «Parecen centros penitenciarios que están preparando a la gente para la muerte». Durante la protesta han pedido personal sanitario en las residencias 24 horas o que «por lo menos que se les asista y que tengan la atención en el mismo centro, que vayan los gerontólogos a las residencias». Asimismo, también han pedido una ley de residencias a nivel estatal para que los mayores en estos centros tengan «calidad de vida».

 

CataluñaEn Barcelona, la Coordinadora Residències 5+1 se ha concentrado al mediodía en la plaza Sant Jaume para reclamar un cambio de modelo residencial y para alertar del número de fallecimientos en residencias durante la pandemia del coronavirus. Según ha informado la entidad en un tuit recogido por Europa Press, esta concentración ha sido la primera movilización en todas las comunidades autónomas y «no será la última».

Ha reclamado justicia para las personas que han muerto de forma «indigna» durante la crisis del coronavirus, además de un trato digno para los usuarios y que no se les discrimine por su edad. También ha criticado el aislamiento que sufren los ancianos por la restricción de las visitas de sus familiares como medida de seguridad.

 

Galicia

Una manifestación y un minuto de silencio han protagonizado en el centro de Vigo las movilizaciones promovidas por REDE, la federación gallega de familiares de usuarios de residencias de mayores, en recuerdo de las víctimas de la «atroz y criminal gestión» de la pandemia de la covid-19 en los geriátricos de Galicia. La protesta, en la que han participado «varios centenares de personas», según los organizadores, ha dado varias vueltas a la rúa do Príncipe, desde A Farola hasta Porta do Sol, para posteriormente terminar en una concentración frente al Museo MARCO, según recoge Europa Press.

Allí, los asistentes han formado un crespón con velas y han guardado un minuto de silencio en memoria de los 318 usuarios de residencias de mayores que, según los últimos datos de la Consellería de Sanidade, han perdido la vida como consecuencia del coronavirus. Sin embargo, el presidente de REDE, Paulino Campos, no solo pone en duda estas cifras, sino que asegura que el Instituto Nacional de Estadística (INE) señala que hay 200 fallecidos más «que no aparecen cuantificadas en alguna lista de la Administración».

Por su parte, el secretario de REDE y fundador de la asociación canguesa Vellez Digna, Xosé Bernárdez, ha cargado este sábado contra la «falta de transparencia» de la Xunta y la «poca disponibilidad» que muestra «para analizar públicamente lo que ocurrió y ocurre dentro de las residencias». En este sentido, ha criticado que el PP rechazase esta semana, con sus votos en contra en el Parlamento de Galicia, la creación de una comisión de investigación sobre la gestión de la pandemia en estos centros.

También durante la manifestación en Vigo, la hija de una de las fallecidas en DomusVi Cangas (Pontevedra), Guadalupe Martínez Sanjuán, ha pedido a los participantes en las movilizaciones que transmitan a la sociedad que no se olvide de «la matanza» ocurrida en los geriátricos, una «enseñanza de lo que no debe ser». Asimismo, ha criticado el «silencio» y la «burla» de la Xunta y de las empresas gestoras de los centros, motivo por el cual ella misma ya presentó una querella en los juzgados contra DomusVi -concretamente contra su CEO en España, Josefina Fernández, y la directora del centro de Cangas- y contra altos cargos de la Administración gallega, que provocó la apertura de diligencias previas por parte de un juzgado.

 

 

Infolibre

 

 

 

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS