“No paguemos la guerra”: vuelve la campaña de objeción fiscal al gasto militar en la declaración de la renta

Publicidad

De este modo, los distintos colectivos que promueven este acto de rebeldía instan a desobedecer en el momento de hacer la declaración de la renta (IRPF) desviando esos impuestos hacia iniciativas de grupos pacifistas y antimilitaristas.

El gasto militar en cifras

El Estado español tiene una estrecha relación con la guerra. Según datos del Instituto Internacional de Investigación de la Paz de Estocolmo (SIPRI) es el séptimo exportador mundial de armas siendo Australia (34% de las ventas), Turquía (14%) y Arabia Saudí (8,3%) sus principales clientes.

Así mismo, pese a que es frecuente escuchar que el gasto militar del Estado español es de los más bajos de toda la Unión Europa, lo cierto es que para el grupo antimilitarista Utopía contagiosa, el presupuesto estatal destinado a elementos militares es muy superior del que el Ministerio de Defensa está dispuesto a reconocer.

En un acuerdo al que llegaron los países de la OTAN en Cardiff en 2014, se estableció que los distintos aliados debían destinar un 2% del PIB a gastos de defensa y ataque. Esta cumbre impulsada por Barack Obama es la que ha utilizado María Dolores de Cospedal como excusa para plantear un aumento en siete años del 80% del gasto militar.

La prensa ha recogido el dato de un modo acrítico asumiendo que ni con ese aumento del gasto, el Estado español conseguirá llegar al 2% del PIB prometido en 2014 y que ahora Donald Trump ha exigido con más ahínco a los países aliados. Sin embargo, Utopía contagiosa o el Grupo Antimilitarista Tortuga consideran que las cifras aportadas por Cospedal y que establecen que el PIB estatal destinado a gastos de defensa y ataque actual ronda el 1,1%, son totalmente falsas.

“Los estudios realizados en los últimos años por colectivos como Utopía Contagiosa o el Grupo Antimilitarista Tortuga sobre Gasto Militar demuestran que una gran parte del Gasto Militar se oculta en otras partidas y Ministerios”, afirma el colectivo Ecologistas en Acción. Los cálculos teniendo en cuenta las partidas no contabilizadas hacen que el gasto militar ascienda hasta los 32.000 millones de euros, es decir el 3% del PIB.

Ecologistas en Acción anima a hacer la objeción fiscal al gasto militar en la declaración de la renta

Como otras organizaciones, Ecologistas en Acción se ha sumado a la campaña de objeción fiscal al considerar que con ella se expresa “un rechazo a sostener el gasto de preparación de las guerras, represión a la sociedad civil, mantenimiento del ejército y otros cuerpos armados”.

La organización ha manifestado que “la objeción fiscal a los gastos militares es una herramienta de cambio pacífica, en la búsqueda de una sociedad más justa y desmilitarizada”. “Desde nuestra organización promovemos una cultura de seguridad alejada de la Seguridad Nacional tradicional ejercida por los estados”, añade Ecologistas en Acción.

Según Enrique Quintanilla, portavoz de Ecologistas en Acción, el modelo de Seguridad Humana que el colectivo propone para enfrentarlo a la Segurdad Nacional se defiende como “el derecho a una vida libre de violencia, incluida la violencia heteropatriarcal, el derecho a una vida libre de miseria y libre del miedo”.

Para llevar a cabo la objeción fiscal, existen tutoriales publicados en la red por el Grupo Antimilitarista Tortuga o el colectivo En Pie de Paz.

La campaña de objeción fiscal al gasto militar en Aragón

Como en anteriores años, desde Aragón también se ha lanzado una campaña para evitar que los impuestos ciudadanos se destinen a fines bélicos.

El Colectivo de Objeción y Antimilitarismo de Zaragoza “Mambrú” integrado en La Pantera Rossa considera que mediante este acto se cuestiona “el poder del Estado en su capacidad de recaudar fondos para el mantenimiento de la injusticia que supone el gasto militar expresado en las partidas presupuestarias que cada año recordamos”.

La propia librería de la capital aragonesa ofrece desde el 7 de mayo hasta el 30 de junio asesoramiento gratuito de 19.00 a 21.00 horas para aquellas personas que quieren conocer en qué consiste la objeción fiscal al gasto militar.

Así mismo, el colectivo Mumbrú recomienda algunos proyectos a los que destinar todo aquel dinero de nuestra renta que no se destine a sufragar los gastos bélicos del Estado español. “Este año rompe con tu Objeción Fiscal el silencio sobre el activismo feminista en Siria o en la guerra en Yemen o apoya la cultura transformadora promovida por la Economía Social y Solidaria con La Pantera Rossa”, señala la organización antimilitar.

Foto: Pantera Rossa y Colectivo "Mumbrú"

Foto: Pantera Rossa y Colectivo “Mambrú”

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More