¡No hay un comino!

Las promesas elaboradas en los telegramas verbales que pronuncia Radonsky como discurso, no tienen sustancia, ni visión, ni programa  que dibuje camino alguno, no hay otro lugar que prometa que sea diferente al de una Venezuela sin Chávez y sin chavismo, la única obsesión de los señores del dinero, de los capitalistas que financian su campaña. Su paupérrimo discurso, sus estrategias mal montadas para tratar de encantar incautos, carecen de visión alguna para proponer una nueva Venezuela que trascienda a la de la Venezuela de la cuarta república que extrañan compulsivamente en donde pudieran de nuevo retroceder la historia a aquella dantesca patria sometida y violada en su soberanía y humanidad durante los cuarenta años de saqueo moral y material a la que aun aspiran volver a implantar, si tuviese que decir que hay un camino es el camino al pasado infernal aquel del que llevamos catorce años enterrándola en la historia pasada de nuestra república.

No hay un comino en su discurso, no hay un comino en sus foto poses, en sus alocuciones a nuestra gloriosa fuerza armada bolivariana, en sus caminatas por el desierto de los médanos ni en cualquier paraje en donde este triste y flacuchento payaso pretenda armar su campaña electoral. No hay un comino que emocione a la Venezuela emergente o que la haga dudar de su decisión de seguir el camino independentista por el que avanzamos y seguiremos avanzando con la luz y guía de nuestro comandante en jefe Hugo Rafael Chávez Frías. No hay un Comino.

En Venezuela lo que hay en este momento radiante de la historia es un destino, un resplandeciente destino hacia el que seguiremos avanzando: la Venezuela independiente y socialista, la Venezuela bolivariana y chavista que enfrenta a .los Estados Unidos y a las oligarquías, la patria de Bolívar que alumbra la senda por la que avanzan incansables los pueblos del tercer mundo para su verdadera y definitiva independencia. Un destino glorioso que coronaremos el 7 de Octubre, un destino que sepultará para siempre a los fantasmas del pasado que aun deambulan por nuestra patria pidiendo sepultura.

¡No hay un Comino! Compatriotas todos y todas, digámoslo a nuestros vecinos, no nos podrán volver a engañar con sortilegios del pasado, con falsas promesas y con una campaña repetida y con perfume adeco, no lo hay, ni lo habrá nunca en manos de los hijitos de papá y mamá del country club y sus lacayos serviles y entregados. No puede haber camino alguno en los vende patria que solo resoplan sus heridas cuentas bancarias sedientas de los dineros de la patria y de nuestro petróleo, no le crean nada a quien viene con ese canto de sirenas, no hay posibilidad alguna de que se abra un camino para Venezuela en manos de los que nos explotaron y asesinaron durante decenios.

¡Hay un destino! Eso si, que debemos alcanzar con la furia del huracán patrio, con la mirada y la sonrisa clara de nuestro comandante, corazón venezolano, llena de amor y de entrega, de pasión y de fuerza de victoria. El camino es uno solo y se llama pueblo y se llama Hugo, no hay mas nada en esta Venezuela de hoy, a pocas semanas del 7 de Octubre..

¡PATRIA INDEPENDIENTE Y SOCIALISTA: VIVIREMOS Y VENCEREMOS!

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS