No hay perdón para ellos

Quiero pensar que con un toro de más edad no saldría ningún torero vivo.

Publicidad

No hay perdón para ellos…

Todos los espectáculos con toros de 2020 suspendidos: Fallas, Feria de abril, San Isidro, San Fermín, Toro júbilo, todos los festejos populares becerradas, toros embolados, al carrer, a la mar, encierros de cualquier tipo…
Aleluya!!

El coronavirus perdona a los animales, a todos, menos a los toros.

Los animalistas, los antitaurinos estamos de fiesta?… No más sangre y torturas por diversión. De esta la tauromaquia saldrá herida, habremos ganado la lucha?…Puestos a elucubrar ya muchos piden, y ven, y sueñan, toros en libertad, idílicos, paciendo en campos verdes llenos de flores. Viviendo en bosques vírgenes, agrupándose en manadas y procreando felices, viviendo su vida salvaje y natural. Preservando la especie.
Nada más lejos de la realidad.

Los miles de toros que no van a ser toreados en 2020 van a ser dirigidos, están ya siendo dirigidos al matadero, sin ninguna consideración por «raza de lidia» de la que tanto alardean los toreros y ganaderos. No existe tal raza, solo existe la diferencia en el negocio: de ser vendidos para tortura y ejecución en público a precio de su peso en oro, o ser vendidos para el consumo a precio del kilo de carne en el supermercado.

No hay perdón para ellos. Ni los aman, ni los respetan, ni los cuidan ni se sienten tan siquiera orgullosos de esa raza que, en el fondo saben no existe. Solo entienden de dinero sangriento. Solo entienden de caducidad. Un toro de lidia caduca a los cuatro años, tras los cuales ya no puede ser toreado. Quiero pensar que con un toro de más edad no saldría ningún torero vivo. No hay perdón para ellos compañeros.

Todos esos toritos que no van a ser torturados en fiestas, ya están siendo o serán torturados, en transportes a mataderos, maltratados, asesinados de la forma más cruel, golpeados, degollados, desangrados y despellejados aún vivos.

Si aún comes carne, es probable encuentres en tu plato algún trocito del cadáver de aquel que tanto defendias, o llorabas por él en manifestaciones antitaurinas para nada.

El toro de lidia no se extingue porque no existe, solo es una selección dentro de las ganaderías, son hermanos de los llamados animales de consumo, apartados convenientemente para otro mercado más lucrativo.

«Luna nueva»
Lienzo, 70 x 70 cm.
Copyright Pepi Vegas. © 2020 Todos los derechos reservados.

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More