No es sólo fútbol

Publicidad

Han pasado algunos meses del asesinato del seguidor del Deportivo de la Coruña y aún siguen las repercusiones legales de la reyerta aunque ya no se hable más del caso. Personalmente, el fútbol no es un deporte que me llame la atención, pero las opiniones vertidas en algunos medios de comunicación, han convertido esto en una cuestión personal.

Después de los terribles sucesos ocurridos el 30 de Noviembre, pude leer artículos que buscaban deshumanizar a la victima para que en la sociedad quedase grabada la idea de que ambos bandos son igual de criticables, a pesar de ser uno sólo el asesino. Algunos de estos artículos entrevistaban a supuestos analistas de la personalidad que intentaban mostrar a la víctima como “troglodita que se comunica con interjecciones”  se ve que este tipo de forma comunicativa sólo se le permite a Cristiano Ronaldo http://www.abc.es/realmadrid/noticias/20150120/abci-ronaldo-grito-balon-201501201537.html.

Se pudo oír muchas cosas tras los acontecimientos, y quizás las palabras más racionales fueron las de Luis Enrique al decir que si se prohibían los insultos en los estadios se quedarían solos, no le basta sentido a la frase, el fútbol moderno es un legado de los teatros romanos donde los ciudadanos acudían a soltar sus frustraciones con gritos entre baños de sangre.

Se detuvieron a muchas personas tras el asesinato a sangre fría de una persona, se dijo que hubo una quedada de la cual la policía estaba informada pero que prefirió no actuar, pero pocos fueron los que recordaron que el Frente Atlético ya tenía las manos manchadas de sangre http://elpais.com/diario/1998/12/09/deportes/913158001_850215.html, y que los seguidores del Deportivo simplemente se defendieron de una agresión premeditada http://www.marca.com/2014/12/06/futbol/equipos/deportivo/1417898653.html.

No sé cómo sería la víctima en vida, conozco a muchas personas buenas que han hecho cosas malas por haber tenido una vida aún peor, pero hay una cosa que tengo clara, y es que el que un ex presidente de un club vaya al entierro de un aficionado del club al que le dedicó muchas horas no merece la expulsión de sus funciones http://www.mundiario.com/articulo/a-fondo/ultraderechista-echa-lendoiro-lfp-acudir-entierro-jimmy/20141203234026024762.html.

Las consecuencias represivas de estos acontecimientos son también muy llamativas, pues se hablaba de llegar a multar al club con 70 mil euros por la gestión de la venta de entradas http://www.laopinioncoruna.es/deportivo/2015/01/16/antiviolencia-propone-sancionar-club-presidente/918130.html. Los medios hablan y el legado franquista que todavía campa a sus anchas por España toma sus medidas: mientras que a las aficiones que denuncian desahucios se les acosa http://blogs.publico.es/shangaylily/2015/03/27/acoso-fascista-a-bukaneros/, los fascistas siguen gozando de impunidad como demuestran continuamente los nazis del Betis, que después de hacerse conocidos por sus insultos xenófobos hacia sus propios jugadores, protagonizaban otra escena dantesca con cánticos en apoyo de la violencia de género http://www.estarguapas.com/222462-aficionados-del-betis-cantan-a-favor-de-la-violencia-machista. Denunciar el robo de dinero público en los estadios es un problema, el racismo y el machismo no.

Quizás el aficionado medio de fútbol crea que hay que dejar la política fuera de los estadios, pero el fascismo es un problema para toda la sociedad. Quizás muchas personas compartan mi opinión de que a lo último que recurrir es a la violencia, pero si vienen a asesinarte debes defenderte. Y estos fascistas, de ahí que sean un problema, asesinan impunemente y sus redes se extienden más allá de los estadios https://kaosenlared.net/hogar-social-fascismo-disfrazado-de-solidaridad/.

El fascismo es un problema real de nuestra sociedad, y sólo la unión de todas las personas con un mínimo de conciencia democrática podrá expulsar su mensaje de odio de todas las esferas de socialización, y las peñas deportivas de todas las aficiones tienen la obligación de mostrar su repulsa hacia el fascismo y su solidaridad con las aficiones que están siendo perseguidas.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More