[NO al TTIP] Hacia un Gobierno mundial formado por multinacionales

Por Julio Anguita

Pero lo inquietante de la marcha del TTIP hacia su aprobación, es el silencio de la mayoría de medios junto con la ausencia (con excepciones) de su mención en la campaña electoral. Unos discursos y una hiperinflación informativa sobre naderías que ejercen de vaselina al velar y ocultar lo que se nos viene encima a la ciudadanía y a las pymes.

En la comunicación lingüística utilizada para convencer a otra persona acerca de la bondad de una propuesta o una oferta, suelen utilizarse expresiones, juicios o símbolos que permiten -cual vaselina- acceder y penetrar más fácilmente en la conciencia y en el interés del posible cliente.

Hace unos días, en una de las numerosas tertulias radiotelevisadas, un experto se deshizo en elogios al TTIP argumentando que el Tratado eliminaría barreras arancelarias entre los firmantes del mismo: EEUU y la UE. Las consecuencias serían beneficiosas para las pequeñas y medianas empresas, los trabajadores, el crecimiento y la creación de empleo. El triunfo total del llamado libre comercio.

Esta argumentación prometedora olvida que las diferencias arancelarias entre EEUU y la UE son poco relevantes e inexistentes en el caso de los países integrantes. Ahí se esconde la vaselina. El TTIP plantea el fortalecimiento de la cooperación “para nivelar e igualar cuestiones globales”. Esto significa que las normativas acerca de las condiciones sanitarias de los productos alimenticios (más estrictas en la UE que en EEUU) deben igualarse a la baja. Y así las condiciones laborales, que en los EEUU son peores que en la UE.

En este objetivo residen las repercusiones que la vaselina oculta. E igualmente el sector público menguará en favor del privado en los servicios sociales y atención pública. Se trata de acelerar hasta el paroxismo el proceso que ya ha comenzado en la UE tras los Tratados de Maastricht y Lisboa.

Pero lo inquietante de la marcha del TTIP hacia su aprobación, es el silencio de la mayoría de medios junto con la ausencia (con excepciones) de su mención en la campaña electoral. Unos discursos y una hiperinflación informativa sobre naderías que ejercen de vaselina al velar y ocultar lo que se nos viene encima a la ciudadanía y a las pymes. Caminamos hacia un Gobierno mundial formado por multinacionales.

http://www.insurgente.org/index.php/mas-noticias/ultimas-noticias/item/19380-hacia-un-gobierno-mundial-formado-por-multinacionales?utm_source=twitterfeed&utm_medium=facebook

-->
COLABORA CON KAOS