NO al miedo a la protesta, al terror a disentir, a pensar y soñar con libertad.

Marcelo Rivera, presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios del Ecuador,&nbsp y aproximadamente un centenar de jóvenes, estudiantes, obreros, maestros, activistas sociales y de derechos humanos, &nbsp asumieron desde hace 20 días una forma de lucha pacífica, &nbsp blandiendo como arma su propia vida. Determinación sobrehumana que nunca imaginamos habrían de tomar jóvenes idealistas que soñaron y lucharon por el cambio, en el contexto de un gobierno que traicionó a esos sueños de libertad, justicia y soberanía.

Como profesionales de la salud y como educadores no podemos callar esta situación a riesgo de perder la dimensión ética y humana de nuestras propias convicciones. Nos sorprende que después de&nbsp 20 días de la medida extrema de protesta asumida por Marcelo Rivera, en calidad de preso político&nbsp los medios estatales hayan guardado silencio e insensibilidad absoluta.

Criminalización de la lucha social

Las huelgas de hambre han significado un último recurso ante el irrespeto a las leyes, a los derechos de los personas, ante el abuso y el autoritarismo. El caso de Marcelo Rivera, debería ser entendido como la decisión de estar dispuesto a sacrificar&nbsp la integridad de su propio cuerpo como única arma de protesta, para impedir que en el Ecuador se instaure el miedo a la protesta, el terror a disentir, a pensar y soñar con libertad.

Convertir a la protesta legítima en crimen es una de las estrategias predilectas de los sectores de poder, a la hora de contener las luchas sociales, y minimizar la respuesta a sus demandas.&nbsp Esta estrategia es aún más efectiva cuando cuenta con el concurso de los medios de comunicación masiva, que se prestan a desacreditar a los actores y minar el apoyo de la opinión pública.&nbsp Es el caso de Marcelo Rivera, a quién la jueza ha acusado de agresión terrorista a funcionario público.

No existen pruebas materiales para juzgar a Rivera, sin embargo&nbsp la persecución política del gobierno de Correa&nbsp ha intervenido en la decisión del Tribunal Penal.

Llamado a los organismos de derechos humanos

Al entrar en la tercera fase de la huelga de hambre, desde el punto de vista fisiológico, caracterizada por el consumo agudo de proteínas corporales, y el deterioro acelerado de las condiciones físicas, emocionales y mentales de los huelguistas, hacemos un llamado a los organismos de derechos humanos, a la cruz roja internacional, asumir el control humanitario, la evaluación y el cuidado de la vida de Marcelo Rivera y de todos las personas que se encuentran en huelga de hambre en las distintas ciudades del país. Llamamos a la sensatez&nbsp de las autoridades de justicia para respondiendo a la&nbsp conciencia, a la verdad y la razón y el derecho,&nbsp procedan a ordenar la libertad del preso político, Marcelo Rivera.

* Arturo Quizhpe Peralta &nbsp Md. MsC.&nbsp

* María Hamlin Zuñiga&nbsp &nbsp &nbsp &nbsp Md.

&nbsp Coordinación&nbsp del Movimiento para la Salud de los Pueblos, Latinoamérica.

libertadmarcelo@gmail.com

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS