Nissan: cotinuidad o nacionalización

Publicidad

Los/as trabajadores/as de NISSAN en Barcelona llevamos más de 15 días de huelga indefinida, semanas de movilizaciones, (interrumpidas por la pandemia del Covid’19, enfermedad que está dejando en el camino decenas de miles de vidas), meses de incertidumbre sobre nuestro futuro laboral y años de lucha por defender y luchar por nuestros puestos de trabajo y nuestras condiciones laborales.

Una condiciones laborales que año tras año han ido mermando, (igual que el volumen de empleo), en aras de “mantener la competitividad de las plantas”. Todo era mentira, todos esos sacrificios realizados (no solo por los trabajadores, también por la sociedad, que “donaba inconscientemente” parte de sus impuestos inyectados en ayudas a una empresa, que por otro lado no ofrecía más garantías que su cuenta de resultados) debía suponer el mantenimiento de nuestros puestos de trabajo, no era más que una patraña más, para mantener unos márgenes de beneficio que pagamos entre todos/as.

La historia se repite una y otro vez, las plantas de NISSAN en España, con las fábricas de Barcelona en cabeza, entran de lleno en la crisis del sector del automóvil. Los cambios que se avecinan en el sector, la industria 4.0, el cambio en las motorizaciones (necesarios para hacer sostenible el planeta), el pánico de los compradores que evitan el riesgo de la compra de un vehículo nuevo por la indefinición de los gobiernos en la reconversión del sector del automóvil, hace bajar los niveles de producción al mínimo, con la destrucción de empleo que ello está suponiendo y que no se detendrá si no se apuesta por otro modelo productivo.

El actual modelo productivo debe cambiar si queremos mantener los puestos de trabajo, mantener la seguridad social,  los colegios, los hospitales, todo aquello que nos puede ofrecer “el estado del bienestar” siempre que tenga presupuesto para hacerlo, pero no se preocupen que como efecto secundario podrían mantener su sistema capitalista. Pero el modelo debe cambiar, hacia el reparto de ese poco trabajo que nos quieren hacer creer que quedará en el sector del automóvil. Hay que dirigirse a reducir la jornada laboral, los ritmos de trabajo, a anticipar la edad de jubilación… del mismo modo que hay que seguir reivindicando mejoras en la conciliación laboral, en la seguridad y salud, en la diferenciación entre trabajadores/as que se produce a través de la subcontratación.

Pero para cambiar ese modelo en el sector del automóvil, hay que tener sector del automóvil. Estos días a los/as trabajadores/as de NISSAN, estamos recibiendo el apoyo de toda la sociedad, infinidad de asociaciones, grupos, sindicatos, personas, agradecemos el apoyo de todos/as una a una. También nos está recibiendo todo el sistema político, ayuntamientos, Generalitat, gobierno… mostrándonos su apoyo y solidaridad, y aunque agradecemos el gesto, los/as trabajadores/as de NISSAN necesitamos algo más que gestos.

Todos nos acaban remitiendo a la decisión que NISSAN (Japón) tomará el próximo 28 de Mayo sobre su estrategia industrial. Esto no debe ser así, NISSAN lleva años de beneficios en Barcelona, Catalunya, España… con la ayuda de tod@s, sociedad y trabajadores/as. No puede quedar en manos el futuro de decenas de miles de puesto de trabajo en manos de una decisión capitalista basada en el mayor beneficio económico.

NISSAN, podrá ser libre para tomar esa decisión, tiene ese margen, pero la sociedad no puede tolerar el abandono de la industria en nuestro país. Si su decisión es el abandono de las plantas en España, no quedará otra que dar un paso al frente, para empezar a luchar por NACIONALIZAR un sector que representa el 10% del PIB nacional.

 

Joaquín Cano, Sección Sindical de CGT Nissan

 

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More