Nicaragua. Razones para el triunfo del FSLN

Los últimos artículos de Kaos sobre Nicaragua reflejan una parte de lo que está sucediendo en el país, pero creo que es necesario conocer más sobre las medidas implementadas por el gobierno sandinista desde que asumió el poder hace casi dos años. Muchas de estas acciones son posibles gracias a la impresionante solidaridad cubana y venezolana, mediante el proyecto del ALBA.

Estas medidas han contribuido a una mejora socioeconómica de la población más “olvidada”, impactando con fuerza, sobre todo en sectores rurales. Con ello, esta población ha empezado a sentir que se cuenta con ella, para el desarrollo del país, para la toma de decisiones, con lo cual, su apoyo natural ha sido al FSLN.

Los siguientes programas y acciones, son a mi criterio, de los más significativos para comprender este cambio de actitud del pueblo nicaragüense.
&nbsp

Campaña Nacional de Alfabetización “De Martí a Fidel”:

El método cubano de alfabetización “Yo si puedo”, premiado por la UNESCO, se empezó a implantar en alcaldías sandinistas antes del triunfo presidencial del FSLN. Una vez en el gobierno, el programa se ha generalizado a todo el país con el nombre “De Martí a Fidel”; incluyendo la alfabetización en lenguas originarias cómo el misquito en la Costa Atlántica de Nicaragua. En este programa se cuenta con la participación de miles de jóvenes nicaragüenses, así cómo de brigadistas cubanos y venezolanos, entre otros países.

El gobierno del FSLN, cuando entregó el gobierno en el año 1990, dejó el país con un 11% de analfabetismo; lo recibió con un 35%, después de 16 años de gobiernos neoliberales.

Los primeros resultados concretos ya se han obtenido: la ciudad de Managua fue declarada como la primera capital centroamericana libre de analfabetismo en julio del 2008, en el departamento de Matagalpa se ha reducido del 32 % al 19%.

Se prevé que, para fin del año 2009, Nicaragua pueda declararse libre de analfabetismo, siguiendo los criterios de la UNESCO.

Sin duda este esfuerzo debe continuarse posteriormente para mantener la práctica de lectura y escritura en la población que, debido a sus escasos recursos económicos, no puede acceder a la compra de material.

Portal de la Campaña: http://www.cnanicaragua.org.ni/

Programa “Hambre Cero”.

Se empezó a implantar en el año 2007 en las zonas rurales. Consiste en la entrega a cada familia de un bono productivo integral (a nombre de la mujer) que consiste en una vaca y una cerda preñadas, aves, materiales de construcción para corrales, plantas y semillas, un biodigestor; y se brinda asistencia técnica y capacitaciones en materia de cooperativismo, salud, medioambiente, género. Está valorado en 2000 dólares cada paquete.

La beneficiaria no puede vender los bienes entregados, sino el producto de ellos. Y sólo debe devolver un 20% del valor para la conformación de una caja rural de microcrédito.

Durante el 2007 se entregaron 11.000 bonos productivos y 4.000 más bonos especiales a las personas afectadas por el huracán Félix. El 2008 está previsto acabar con la entrega de 15.000 bonos más, para acabar el periodo de cinco años con un total de 75.000 bonos productivos que habrán beneficiado a unas 450.000 personas.

Programa “Usura cero”

Se empieza a implantar a mediados del 2007, principalmente en zonas urbanas. Consiste en ofrecer un crédito a mujeres de escasos recursos económicos para que puedan abrir o mejorar un negocio (Entre 1.000 y 5.000 córdobas: 50 -250 euros). Son personas a las cuales la banca comercial no concede crédito por falta de garantías. El interés es al 4% (más el deslizamiento de la paridad Córdoba/dólar).

La única condición exigida es asistir a talleres de capacitación y agruparse en un colectivo de mínimo 5 mujeres, de tal forma que la cuota a pagar mensual es asumida solidariamente por el grupo, compensando las dificultades que pueda atravesar una socia del mismo.

A principio del 2008 ya se habían beneficiado 12.500 socias. Para este año es difícil calcular las nuevas beneficiarias, ya que algunas están repitiendo en una segunda ronda de crédito, pero al final de este año se calcula alrededor de 73.000 mujeres.

Programa “Alimentos para el Pueblo”

Los gobiernos neoliberales desmantelaron completamente el funcionamiento de la Empresa Nicaragüense de Alimentos Básicos (ENABAS). El gobierno sandinista la ha reactivado para el acopio de granos básicos y otros productos, y ha creado una red de distribución por todo el país. La idea es que ENABAS compra los granos básicos a los productores y los distribuye a la población a través de sus puestos de venta asociados, evitando al especulador intermediario. Esto permite al productor obtener mejores precios y al consumidor pagar menos por los productos.

Programa “Calles para el Pueblo”:

En Febrero del 2008, el gobierno inicia este programa dirigido a adoquinar las calles de las ciudades del país, especialmente en los barrios marginales. Se ha alcanzado la meta de 1200 calles adoquinadas en 100 municipios y se prevé continuar para el año 2009. Este programa se ha desarrollado con la cooperación venezolana y el esfuerzo de las municipalidades implicadas.

Programa “Casas para el Pueblo”

La vivienda digna es otra de las necesidades para Nicaragua. Se calcula una necesidad actual de 200.000 viviendas como mínimo. El programa impulsado desde el gobierno en el 2008, aún es modesto, para este año están previstas 5.400 casas que beneficiarían a 27.000 personas, y para los próximos años se quiere construir una cantidad similar. El programa se implementa tanto en áreas urbanas cómo rurales, utilizando habitualmente suelo del estado (en el caso que el beneficiario disponga del terreno, este es su aportación). Se financian con un crédito a 20 años y a un máximo del 8% de interés.

Programa “Amor”

Apenas ha empezado a desarrollarse, ya que se acaba de implementar. El objetivo es sacar 25.000 jóvenes y adolescentes de las calles para reintegrarlos a la familia y a la comunidad. Se trata de un programa integral de atención tanto al joven como a la familia, para eliminar las causas del desarraigo, prestando atención tanto económica como personal. La UNICEF ha destacado lo novedoso del programa ya que contempla la integración de muchas acciones dispersas.


A parte de estos programas concretos, el gobierno sandinista ha desarrollado otras acciones, de las cuales no se tiene demasiado conocimiento en el exterior. El imperio mediático se ha encargado de ocultar o desinformar sobre ellas.


El primer decreto que emitió el gobierno sandinista fue reestablecer la gratuidad de la educación. Durante los 16 años de gobiernos neoliberales, la escuela pública fue creando una serie de tasas extraordinarias: matrículas, mantenimiento, mensualidades, actividades extracurriculares. Todo esto fue abolido, así como la expulsión de alumnos por no poder llevar el uniforme escolar.

En la matrícula del año 2007 ya se ha incorporado los nuevos alumnos sin ningún tipo de discriminación económica.

El relator especial de la o­nU para la educación, Vernor Muñoz, elogió el esfuerzo del gobierno para facilitar el acceso a la educación.


El segundo decreto. Gratuidad del sistema público de salud. Se acabó con la práctica de consultorios privados y áreas privadas en los hospitales públicos, con mejor atención y mejores servicios. Se acabó con la práctica de cobrar por consultas, exámenes, medicinas, cirugías y estadías. Pese a la dificultad económica y la falta de recursos (aún hay servicios y medicinas que no se ofrecen en el servicio público de salud), el paciente sabe que no deberá pagar por entrar en un hospital. Inmediatamente la asistencia a los diferentes tipos de centros de salud se ha incrementado en un 34 %, y no es porque ahora los nicaragüense enfermen más, y sí, en este caso es culpa del gobierno sandinista, pero en sentido positivo.

Se ha potenciado el sector salud, con recursos de la cooperación y del estado, en mejorar salarios a los profesionales, construir nuevas instalaciones y la compra de medicinas. También debe destacarse la creación de brigadas médicas sandinistas (http://www.mms.org.ni/), para desplazarse a zonas de difícil comunicación; y la ampliación de la Operación Milagro que ha permitido, con la colaboración imprescindible de oftalmólogos cubanos, la realización de más de un millón de consultas y 25.000 intervenciones oculares, así como el envío de centenares de pacientes a Cuba y Venezuela para operaciones más complicadas.

Más acciones.

– Se acabaron los apagones programados de más de ocho horas en todas las zonas del país. Con el apoyo de plantas eléctricas venezolanas y cubanas, y con el programa Petrocaribe del ALBA, que permite obtener combustible en condiciones preferenciales de pago, se está generando suficiente energía eléctrica para abastecer a toda Nicaragua. El gobierno es consciente que esta situación no es la adecuada, ya que se depende excesivamente de combustible fósil. Para ello está evaluando cómo reformar la matriz energética en el país para cambiarla al 80 % de energía renovable (actualmente está alrededor del 20%).

– Se empiezan a recuperar impuestos de empresas transnacionales, las cuales nunca fueron pagados a los anteriores gobiernos y estaban “olvidados”:

  • &nbsp ESSO se negaba a almacenar&nbsp combustible venezolano y debía al estado casi 5 millones de dólares en impuestos. El Estado la intervino, y ESSO negoció el alquiler de sus instalaciones y plazos para pagar la deuda.
  • Unión Fenosa debía 70 millones de dólares en concepto de compra de energía a empresas estatales, e informó que no podía pagarlos. Entonces, después de varias negociaciones, el estado se hizo cargo de un 16% de la empresa, y ahora tiene voz y voto en las decisiones que afectan al sector eléctrico.
    . El Hotel Barceló Montelimar incumplió el contrato de compra-venta (más bien fue un regalo del gobierno de Violeta Chamorro) no queriendo pagar las cuotas que quedaban del mismo, aduciendo que no tenían beneficios. El estado ha denunciado el incumplimiento del contrato y ha embargado el complejo turístico. El caso está ahora pendiente de los tribunales.
  • Tropigas (suministradora de los cilindros de gas que se utilizan en el 60% de las cocinas nicaragüenses) exigía al gobierno un aumento del 40% del precio al consumidor, ya que en caso contrario, “podría haber desabastecimiento”. El gobierno ha intervenido por 6 meses a la empresa, y no hay desabastecimiento de gas, es más, los precios han bajado.
  • Se podría aumentar la lista con más información, ya que las acciones de estos dos últimos años dan para llenar varios artículos. Pero creo que las relacionadas anteriormente dan una idea de por donde el sandinismo está conduciendo a Nicaragua.

    A mi criterio, aún no se puede hablar de revolución, de momento no se tocan las estructuras de poder económico y social. Pienso más bien que se trata de los primeros pasos de un proceso de recuperación económica y de recuperación de la consciencia, y permitir a la población conocer y palpar que se pueden cambiar conceptos que se creían inamovibles (libre mercado, rentabilidad, competencia económica, coste de los servicios,..). Cuando esta consciencia se desarrolle, el proceso será irreversible.

    Todos estas acciones prácticas, evidentemente son ocultadas y/o torpedeadas por la derecha y la oligarquía, la cual, sin verse afectada económicamente de forma significativa, si ve perder sus privilegios de imagen o modelo a seguir. Y temen el futuro.

    Prácticamente, practican el sabotaje económico y legal a las actuaciones del sandinismo. En estos días, la cuádruple alianza derechista PLC-Vamos con Eduardo-MRS-PC, piden a la cooperación internacional que se retire de Nicaragua, sabiendo que buena parte del presupuesto del estado y de los programas implantados dependen de esta cooperación. Evidentemente esta retirada solo la piden para la cooperación con el estado, no con sus o­nG.

    Y ya han conseguido uno de sus objetivos, hoy mismo el gobierno de los USA ha anunciado que no desembolsará más fondos de su proyecto Cuenta del Milenio (alrededor de 175 millones de dólares), excepto si son ellos mismos quienes lo aplican. Asimismo, la Unión Europea está presionando para que se repitan los comicios municipales, hasta el punto que se ofrece a pagar para repetir las elecciones.

    Ideológicamente, la derecha difunde ideas como la “dictadura de Daniel Ortega”, el “cierre de espacios de expresión”, “represión”, “fraude”, “corrupción” y todo el resto de valores que recuerdan a democracia (occidental, por supuesto), los cuales sin duda son valiosísimos, y en Nicaragua se respetan enormemente (si tienen dudas sobre la libertad de expresión, pásense por la pagina de El Nuevo Diario y lean los comentarios de los lectores sobre el sandinismo: matarlos, exterminarlos, expulsarlos, incitación a la guerra,.., en fin cualquier periódico occidental ya habría sido clausurado cien veces). Pero la derecha se olvida de otros valores tan democráticos cómo vivienda digna, salud, educación, atención o alimentación, sin los cuales los primeros son “vacíos”.

    Denuncian “persecuciones” a periodistas, cantantes, poetas, o­nG, banqueros (sí, ahora Montealegre también se declara perseguido político); y no recuerdan que el hambre, el analfabetismo y la enfermedad han perseguido a miles de nicaraguenses.

    Denuncian que la atencion a la población mediante estos programas es clientelar, entones ¿qué quieren? ¿atender a los bancos?

    Denuncian y se mofan que Daniel Ortega no tiene un título universitario, que Alexis Arguello es un exboxeador. No les cabe en su cabeza que por primera vez en la historia de Nicaragua, una familia “ilustre” no esté representada en el gobierno. Olvidan que el universitario Montealegre se robó los CENIS y que el universitario Edmundo Jarquín trabajaba alegremente en el Banco Interamericano de Desarrollo mientras privatizaban el país.

    Denuncian que los sandinistasque salieron a defender el voto en las calles (voto mayoritario debo recordarles) contra su intento de golpe cívico son pandilleros, mareros, delincuentes, clientes satisfechos o pagados, en fin, las famosas “turbas sandinistas”. Si los mas desfavorecidos hasta ahora, no defienden sus votos, ¿quién lo va a hacer?, ¿las o­nG? ¿la Iglesia? ¿la empresa privada?

    Finalmente, todo gobierno es criticable, el del FSLN también. Hay acciones con las que no se puede estar de acuerdo y deben denunciarse. También habrá casos de corrupción y de abuso de poder. Hay que detectarlos. El FSLN aún tiene que aprender y desarrollarse mucho para avanzar en la transformación del país y su propia transformación, pero aún así, pongan en una balanza lo que se ha podido realizar en dos años, en condiciones adversas (aún es minoría en la Asamblea Nacional).

    Para los que siempre se han sentido sandinistas y tengan ahora dudas (lógicas, yo también las tengo en algunos aspectos), valoren la información anterior y pregúntense, el día 16 en Managua, en los enfrentamientos entre sandinistas y “demócratas” ¿de que lado hubiera estado Carlos Fonseca? ¿de que lado hubiera estado el General Sandino?

    Y recuerden su frase “sólo los obreros y campesinos llegarán hasta el fin, sólo su fuerza organizada logrará el triunfo”.

    NOTICIAS ANTICAPITALISTAS