Nación Mapuche. Movilización en cárcel de Temuco impide traslado de comuneros condenados sin pruebas por caso Luchsinger

El pasado martes, se produjo la detención de José Tralcal Coche y Luis Tralcal Quidel, ambos comuneros mapuche permanecían prófugos luego de ser condenados sin pruebas por el caso Luchsinger-Mackay. Si bien deberían dar cumplimiento a la sentencia de 18 años de presidio en la cárcel de Temcuo, por el supuesto delito de incendio con resultado de muerte, su traslado todavía no puede concretarse, debido a la huelga de hambre que mantiene un grupo de internos.

El 27 de enero, el lonko de la la Pu Lof en Resistencia de Cushamen, Facundo Jones Huala, inició una huelga de hambre en el recinto penal. En ese momento, su pareja, Andrea Millañanco, indicó a la radio argentina LU 14 que el dirigente, condenado, también sin pruebas, por el ataque incendiario al fundo Pisu Pisué, dejó de ingerir alimentos luego de que le negaran tres veces el pedido para poder realizar una ceremonia llamada “Nguellipun”. Según El Austral de Temuco, el líder mapuche ha perdido cerca de 10 kilos a lo largo del mes que lleva en ayuno.

La abogada de Jones Huala, Karina Riaquelme, denunció a través de su cuenta de Twitter que el pasado 26 de febrero negaron la entrada a la machi de su representado. “Él se encuentra en huelga de hambre por falta de protocolos culturales en Gendarmería y hoy no dejan entrar a quien cuida su salud”, señaló.

Facundo Jones Huala

Durante febrero, otros reclusos mapuche decidieron sumarse a la huelga de hambre. Es el caso de Jorge Cayupan, José Cáceres y Álvaro Millalén. Mediante un comunicado, Millalén informó que dejaba de alimentarse “para exigir derechos intrapenitenciarios de los presos políticos Mapuche como un protocolo de visitas masivas, autorización para realizar Nguellipun, y talleres de cultura Mapuche, entre otros”.

“Por otra parte –agregó Millalén–, me movilizo para visibilizar la situación de persecución en que me encuentro en el interior de la cárcel, ya que Gendarmería arbitrariamente me ha denunciado a Fiscalía por amenazar a funcionarios, situación totalmente falsa que obedece a estrategias de amedrentamiento que ha realizado Gendarmería por las movilizaciones que los presos políticos Mapuche hemos realizado al interior de la cárcel”.

A esto se suma una reciente información publicada por Radio Kvrruf. La estación radial mapuche indicó que el pasado martes los comuneros en huelga de hambre fueron castigados por Gendarmería, institución que los dejó arbitrariamente sin visitas “por obstrucción al reglamento interno”.

“Si Gendarmería hubiera cumplido con sus obligaciones de otorgar las facilidades para la realización de sus ceremonias, lo que es obligación de parte de Gendarmería como órgano del Estado, nos hubiéramos ahorrado la búsqueda de justicia que actualmente llevan a cabo los comuneros”, expuso Karina Riquelme.

.

Movilización en cárcel de Temuco impide traslado de comuneros condenados por caso Luchsinger

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS