Multimillonario embargo a Díaz Ferrán

¡Consejos vendo, para mí no tengo!

Un juzgado de Madrid ha ordenado el embargo preventivo de bienes personales del todavía presidente de la CEOE y de su socio por la friolera de 834 millones de euros (417 millones a cada uno).

La cuantía, a la que hay que añadir otro tanto del embargo decretado al nuevo propietario del grupo, Posibilitum, es una de las más elevadas establecidas hasta ahora en España en el ámbito económico. Por ejemplo, es más del triple de lo fijado para los hermanos Salazar por sus supuestas irregularidades en SOS, o doce veces la fianza impuesta en su día a Mario Conde y sus colaboradores por el caso Banesto.

La decisión del juez, que entiende que los antiguos gestores de Marsans retrasaron la solicitud de concurso de la compañía, agravando así su situación patrimonial y perjudicando los intereses de sus acreedores, introduce racionalidad en el tortuoso proceso vivido por la empresa en los últimos meses.

De un lado, impide que Díaz Ferrán y Pascual, causantes de la debacle sufrida por el grupo, eludan su responsabilidad, haciendo que respondan con su patrimonio personal ante los acreedores.

Y de otro, evita que su actual propietario, un presunto rescatador de empresas al que no se le conoce salvamento alguno, siga cometiendo desmanes, como la venta de activos a espaldas de la administración concursal.

La historia reciente de Marsans es una cadena de despropósitos. Confiemos en que la medida decretada ayer por el juzgado sea el primer paso hacia el esclarecimiento de las causas que han llevado a la caída de esta empresa centenaria y hacia la depuración de las responsabilidades que puedan derivarse de ello.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS