Mujeres en Latinoamérica: Cuatro voces feministas (I)

Las mujeres de Socialismo Libertario mediante cuatro preguntas a cuatro feministas han entablado un debate que las mujeres todavía nos debemos. "Unidas en la búsqueda de un feminismo que se reconozca como social, autónomo, irreverente, que denuncie al capitalismo patriarcal y que se asuma como parte de una transformación en la que las mujeres no quepamos como adjetivo. Más bien como sujetos(as) plenos(as) e imprescindibles de una revolución social en la que cuenta desde el presente la lucha por la emancipación de nuestro propio género", explican. Aquí publicamos las opiniones de esas voces feministas.

"En las reuniones del grupo de los Derechos de las Mujeres y en otras reuniones los hombres más avanzados aplaudieron la idea de igualdad. Noté -yo lo había visto antes, y lo vi más tarde- que los hombres, no obstante sus declaraciones, aunque parecieran ayudarnos, siempre se conformaban con las apariencias… me convencí de que nosotras las mujeres simplemente debemos tomar nuestro lugar sin pedir permiso por ello".

"…El viejo mundo debería temer el día en que aquellas mujeres finalmente decidan que han tenido bastante. Aquellas mujeres no flaquearán. La fuerza se refugia en ellas. Tened cuidado de ellas… Tened cuidado de las mujeres cuando se cansen de todo lo que las rodea y se levanten contra el viejo mundo. En aquel día un nuevo mundo comenzará". [Louise Michel (1870- 1871, Comuna de París)]

Los debates sobre la liberación de la mujer han dejado sus frutos y sus controversias a lo largo de la historia. Las acciones de cientos de miles de mujeres que emprendieron una lucha tenaz para dar fin a la miseria y a la opresión, siempre acompañadas por una revolución de sus vidas, han dejado una huella indeleble sobre la cual volver y también renovar.

Cuatro preguntas a cuatro compañeras feministas

VICTORIA ALDUNATE MORALES

Integrante de "Memoria Feminista, feministas autónomas"**, terapeuta, escritora, vive en Santiago de Chile. Madre de una hija. Ex presa política de la dictadura. Vivió exilios en la URSS y en Argentina. Trabaja con mujeres que viven violencia en primera acogida y en talleres de autoconciencia. "Memoria Feminista, feministas autónomas" además es parte de la Red de Apoyo a COOAMS, Coordinadora de Organizaciones Autónomas Mapuches, y trabaja en acciones coyunturales con Biblioteca Emma Goldmann, anarquistas, y CENFOCAR, Centro de Capacitación y Formación Aracely Romo -en nombre de una activista del MIR (Movimiento de Izquierda Revolucionario) explosionada (dinamitada viva), se presume, por agentes de la dictadura de Pinochet hace 20 años. También es importante decir que compañeras de la "Memoria Feminista, feministas autónomas" son a su vez integrantes de redes ecologistas, contra las represas, de redes animalistas, de coordinaciones anarquistas y okupa.

1. ¿Cómo describirías la situación en que nos encontramos las mujeres hoy?, ¿hay algún tema que consideres prioritario?, ¿existe una "especificidad" de las mujeres en Latinoamérica?

&nbsp La situación de las mujeres hoy, en el mundo es claramente una situación global en que la pobreza es selectiva con nosotras. Todas las instituciones internacionales, aquellas a las que algo les creemos y aquellas a las que no les creemos nada, igualmente dicen más o menos lo mismo en relación con las cifras sobre nosotras: que las mujeres en el mundo somos las más pobres de los pobres, que tenemos los peores trabajos, los más mal pagados, que nuestros hijos e hijas heredarán nuestra pobreza. Que en el mundo subdesarrollado las mujeres no podemos elegir la maternidad, que cientos mueren de abortos, que muchas de esas son encarceladas, que millones de niñas, mujeres y ancianas son violadas y abusadas, botín de guerra en el fuego cruzado entre imperios, dictaduras y variados enemigos. Y no hay que leer estadísticas para observar eso en la realidad de nuestras calles cada día en Latinoamérica. Las mujeres somos violentadas de manera estructural, es decir, la Violencia contra las mujeres no es la excepción o un "hecho problemático", sino que es la norma del Patriarcado. Y no se trata sólo de golpes e insultos entre cuatro paredes, se trata de un dolor creado a todas para controlarnos. Es el mecanismo con el que se nos domina: La Violencia. Y allí donde se violenta a hombres por llevar adelante luchas revolucionarias y libertarias, a las mujeres que llevan las mismas luchas se las violenta doblemente por luchadoras y por mujeres "metidas" en roles heroicos, reservados a hombres… Ésa sería, desde donde yo miro, la "especificidad" de las mujeres -por recrear una palabra que tú has dicho-, pero en realidad es Patriarcado: violencia, explícita o no, contra las mujeres, contra las lesbianas y, de ahí en adelante, contra todos los interpretados como "femeninos", "afeminados", "más débiles" o "peores" -homosexuales, indígenas, pueblo pobre, infantes, ancianos, etc… Y no es autovictimización, es constatación de mecanismos de funcionamiento social, político, económico, cultural, patriarcales. Otra cosa es que la rebelión de las mujeres camina, existe y está donde ni te imaginas, agazapada para saltarle al Patriarcado, o abiertamente destruyéndolo…

2. ¿Qué significa para vos ser feminista hoy?, ¿cómo ves a los feminismos en la actualidad?

&nbsp Para mí, no hay posibilidad de no ser feminista en la realidad que impera. No es una moda ni una manera de tener "estilo". Es una opción ética y política inevitable. Y de todos los feminismos, elijo los más radicales, los revolucionarios. El Patriarcado y su máquina es radical, recalcitrante, racista, fascista, clasista, machista, misógina, lesbofóbica, adultocéntrica, adoradora de lo joven, lo blanco, lo anoréxico, entonces el único enfrentamiento posible, para mí, es desde el lado opuesto y ése es el feminismo revolucionario. Este sistema no se "humaniza" porque es inhumano, sería cínico e inútil, se destruye para construir otro. Creo que sigue habiendo como siempre en la historia de los feminismos, feminismos liberales y, a la larga, y aunque no les guste a ellas, neoliberales, ya que si no lo dicen abiertamente le tapan su mierda al neoliberalismo con maquillajes de género y cuotas para las mujeres de la clase política que es casi lo mismo que ser hombres de la clase política. Asimismo, siguen desarrollándose, como desde la Comuna de París, desde Flora Tristán, Carmela Jeria, Emma Goldmann, Alejandra Kollontai, desde las obreras feministas chilenas, feminismos revolucionarios que buscan terminar con el Patriarcado, su Capital y sus imperios coloniales. El feminismo autónomo latinoamericano, el feminismo lésbico latinoamericano, el feminismo anarquista, el feminismo comunitario en Bolivia -ahora mismo- son pruebas de que seguimos aquí, tanto como los feminismos burgueses.

3. ¿Podrías comentarnos de qué manera concebís a la lucha feminista?, ¿pensás que el feminismo puede ser una contribución a la lucha por la transformación social?

&nbsp Absolutamente, el feminismo revolucionario es mucho más que una "contribución" a esa lucha, es imprescindible. No hay revolución posible sin feminismo. La revolución que no asuma el feminismo, no será. Máximo será un patriarcado de izquierda, incoherente y estrecho… Un aspecto enriquecedor e imprescindible del feminismo revolucionario es que no pretende conducir a nadie. Que, teóricamente y como esperamos, debe ir con otros y otras sin querer mostrarles "el" camino iluminado, sino, más bien oyendo los deseos de los otros y explicitando los propios para ver dónde y cómo pueden encontrarse ambas libertades. Porque el feminismo se hace desde el cuerpo de nosotras, desde nuestra convicción que los deseos, las emociones, el placer, importan tanto como los pensamientos o las guerrillas, no son menores, ni "secundarios". No esperamos tampoco un día "D" -como decimos en la Memoria…- porque la resistencia, las transformaciones son a diario. En los talleres de autoconciencia, en conversatorios, en la calle cuando intervienes con tus ideas, en lenguajes e imágenes, que todas entiendan. Cuando vas a una reunión luego del trabajo en vez de llegar directo a tu casa y avisas que hoy no te toca cocinar ni acostar niños, ni nada porque tu reunión para coordinarte con tus compañeras es también fundamental en tu vida. Cuando vas a tomar un vino con amigas o amigos y sabes que te mereces ese placer y no lo vives con culpa, y entonces le enseñas a tu hija que no tiene que tener culpa por ser feliz. Cuando estás en la cama con la mujer que estás amando, que tú eliges amar, porque crees que tienes derecho a amarla a ella y no a un "él", o cuando estás con un "él" y dices lo que quieres y no aceptas someterte a un sexo que no quieres. Ahí también estás revolucionando la vida, desafiando los moldes machistas y sexistas. El feminismo son procesos, así es que los van haciendo, día a día, diversas feministas.

4. ¿Cuáles serían para vos los desafíos del feminismo en la actualidad?

&nbsp El primero y más sentido al menos para mí, en Chile, y sé que para mis compañeras de la Memo…, es fortalecer el movimiento feminista, al que hemos llamado autónomo del que somos parte y que, en definitiva, es un movimiento desafiante del Patriarcado y toda su clase política imperante que se disfraza de "izquierda", y por supuesto a su derecha fascista que siempre ha sido y será fascista. Fortalecernos internamente en nuestros trabajos feministas, autónomas, lesbianas feministas, colectivas feministas, activistas feministas, activistas lesbianas, creadoras que accionan políticamente de maneras feministas, etc. También fortalecer las alianzas que hemos decidido hacer, con mapuches autónomos, con estudiantes antineoliberales, con anarquistas, con izquierdistas respetuosos de nuestras posturas, de tal manera que este tejido al que contribuimos pueda construir, como dice una compañera nuestra, el antagonismo revolucionario necesario. Fortalecerlo con trabajo, acciones y horizontalidad recíproca… Hasta el momento, en Chile, al que yo llamo $hile, por su opción neoliberal y facha, nos hemos defendido solamente. Junto con otros movimientos sociales hemos, más que nada, respondido al dolor de la impunidad y los crímenes que siguen ocurriendo como en dictadura: asesinatos y montajes contra comunidades mapuche, contra comunidades anarquistas, prisión política de luchadoras y luchadores sociales, tortura, venta del país a las trasnacionales. Pero no hemos pasado aún, en mi opinión, a una construcción que no sea coyuntural o respondiente, a una construcción definida desde nosotros y nosotras no sólo para defendernos del dolor, sino para construir revoluciones felices. Pienso en Chile cuando hablo así. Si miro Latinoamérica, de seguro habrá otras feministas que podrán decir sobre sus realidades. Cada pueblo feminista tiene que hablar. Entiendo y me alegro por cómo están construyendo en Bolivia y, supongo, que en Venezuela, y en Cuba con las nuevas políticas no sexistas y que desafían la heteronormalidad. Esos son inmensos desafíos, pero de eso que hablen ellas, nadie sabe más que una, que una misma, ellas nos dirán cómo lo ven. Un desafío de todos los feminismos revolucionarios, creo, ha sido y sigue siendo mostrar que si creemos en la autodeterminación de los pueblos y las comunidades, debemos asumir también, como humanidad, la autodeterminación de los cuerpos y de psiquis, entre ellos, la autodeterminación de las mujeres. Si no aceptamos eso, las y los revolucionarios, nuestro discurso se transforma en mentiras bien dichas.

[* Victoria escribe habitualmente en Kaos en la Red ( www.kaosenlared.net ), La Haine ( www.lahaine.org ), De Igual a Igual ( www.deigualaigual.net ), Hommodolars ( www.hommodolars.org ), entre otros medios.

** Blog de Feminista: www.feministautonoma.blogspot.com

&nbsp

Próxima entrega: la opinión de RUTH ZURBRIGGEN, integrante de la Colectiva Feminista "La Revuelta" (Neuquén)]

* Agencia de Noticias Red Acción – Sur

http://www.adital.com.br/site/noticia.asp?lang=ES&cod=38343

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS