Publicado en: 14 enero, 2019

Mordiscos inteligentes

Por Jose Luis Merino

Inteligente, corta y a regañadientes, conversación con el escritor uruguayo Eduardo Galeano

Según decían, el autor de Las venas abiertas de América Latina, el escritor uruguayo Eduardo Galeano, sentía aversión por un determinado tipo de preguntas. Quise experimentarlo.

¿En el fondo de cada cosa hay una melodía que dormita?

La realidad es la loca que canta. El poder nos tapa los oídos.

¿Definiría la literatura como una verdad sospechosa?

En el mejor de los casos: sospechosa con toda razón.

¿En ciertos momentos de desesperación nos calma el saber que aún nos queda poder hablar directamente para los pájaros, el mar y el aire?

A mí, no.

Cuando escribimos con la mayor precisión imaginable creemos que todo está bajo control. Sin embargo, ¿por qué olvidarnos que en ese control supremo se encuentran infinitas miríadas del azar mismo?

Si el texto no tiembla, no sirve.

¿Con el deseo por escribir un poema, empieza en ese momento el aniquilamiento de ese poema?

Y del autor.

¿El escritor es invencible en la soledad, y un derrotado ante los demás?

Tampoco creo en los invencibles.

[En efecto, el uruguayo sentía aversión a según qué a preguntas. De ahí sus respuestas a regañadientes, con desgana, displicentes y ásperas como un mordisco; aunque, eso sí, no exentas de lacónica e inteligente agudeza]

[Eduardo Germán María Hughes Galeano nació en Montevideo el 3 de septiembre de 1940. Murió el 13 de abril de 2015]

COLABORA CON KAOS