Mohammad y su familia no se van

Los usureros del Banesto atacan de nuevo en nuestro barrio. Esta vez pretenden poner en la calle a Mohammad, su mujer y sus dos hijos menores de edad, de seis y un año respectivamente.

El caso de la familia de Mohammad es especialmente sangrante. Arrendatarios desde el año 2010 de un piso de la calle Miguel Servet 21, pagaban todos los meses su alquiler de 400 euros a los propietarios. Sin comerlo ni beberlo, un buen día reciben en su casa una orden de desalojo del modesto piso en el que viven, una vivienda de escasos 40 metros cuadrados con serios problemas de habitabilidad. Los propietarios no habían podido afrontar los pagos de las cuotas de su hipoteca y el piso, después de la subasta, había pasado a ser propiedad de los prestamistas, el Banco Español de Crédito, S.A., en febrero de 2011. Entre febrero y diciembre de 2011 Mohammad siguió pagando el alquiler al antiguo propietario, mientras que el verdadero dueño del piso, el banco Banesto, se desentendía de cualquier responsabilidad en el acondicionamiento del apartamento. Ahora, en vez de asumir el contrato de alquiler de Mohammad y su familia, Banesto ha decidido que le resultaba más interesante poner de patitas en la calle a dos niños, para así poder especular con dicha vivienda a su antojo.

El Juzgado de 1ª Instancia nº32 de Madrid, desatendiendo el recurso interpuesto por Mohammad, ha decidido fijar la fecha del desahucio para el próximo lunes día 5 de noviembre. Javier Ávila, el usurero que dirige la sucursal de Banesto en la C/ Sombrerete, donde estaba suscrita la hipoteca de los antiguos propietarios, ha mantenido conversaciones con el Grupo de Vivienda de la Asamblea Popular de Lavapiés durante las últimas semanas, llegando a decirnos ayer martes 30 de octubre que la paralización del desahucio era prácticamente segura. Sin embargo, hoy se desdice y nos asegura que no es posible, porque no concurre no sabemos qué aspecto legal y echa la culpa a otra usurera de su mismo banco: una tal Noemí Gallego, del Departamento de Recuperaciones. En definitiva, se niegan a conceder un alquiler social a nuestro vecino, y eso que éste tiene un contrato de arrendamiento en vigor en esa vivienda.

En estas circunstancias, desde el Grupo de Vivienda de la Asamblea Popular de Lavapiés queremos apelar a la solidaridad de nuestros vecinos del barrio, para que nos apoyen en nuestra campaña de denuncia a los responsables del abuso que se está cometiendo contra Mohammed y su familia.

 

  •           El teléfono de la sucursal 1230 de Banesto, al que podemos llamar para exigir un alquiler social y la paralización del desahucio para nuestros vecinos, es el 915287947 o  638658411230002
  •           El fax, al que podemos mandar nuestros mensajes en blanco sobre negro, es 915305958.
  •           La dirección, adonde podemos ir a demostrar que somos más que ellos: C/ Sombrerete 5.
  •           El email del director de la sucursal es javilade@banesto.es» target=»_blank»>javilade@banesto.es
  •           El email y el teléfono de la letrada Noemí Gallego, que se encarga del proceso de desahucio contra Mohammad y que se niega a solicitar siquiera la paralización por motivos humanitarios es: ngallego@sx.actua.es 917622277.

 

Hoy miércoles 31 de octubre, a las 17:00, nos concentraremos a las puertas de la sucursal y el domingo 4 de noviembre hemos quedado a las 20:30 con nuestras cacerolas en la plaza de Lavapiés.

El lunes 5 de noviembre, a las 11:00 AM, estaremos en el portal de la calle Miguel Servet 21, para plantarles cara e impedir que el desahucio de estos dos niños y sus padres se pueda ejecutar.

¡Ni un desahucio sin respuesta en Lavapiés!

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS