Misa en memoria del dictador en la catedral de Valencia que preside el cardenal Antonio Cañizares

Publicidad

La catedral de Valencia celebró este lunes, en el 80º aniversario del alzamiento militar fascista, una misa por el «alma de Francisco Franco» bajo la solicitud de un particular. El Arzobispado, en un comunicado remitido a los medios, ha destacado que «no es ni un homenaje ni un recordatorio».

El PSOE valenciano, tras conocer la inclusión del nombre de «Francisco F.» en el calendario de misas de la catedral, ha emitido un comunicado en el que pide al cardenal arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, que anule la eucaristía por el alma del dictador, pero el Arzobispado ha replicado que el Derecho canónico obliga a celebrar sufragios por cualquier persona que se solicite, viva o muerta.

La celebración del sufragio por «Francisco F.», como consta en el calendario de misas de la catedral, ha sido solicitada por un particular cuyo nombre no puede revelarse. La oficina parroquial de la catedral funciona de forma autónoma, según el comunicado, como el resto de parroquias de la diócesis con su propio párroco, y el Arzobispado «nunca interviene en su organización ordinaria» pues «tienen vida propia». «Se puede informar de las personas por las que se va a celebrar la misa, pero no vetar».

Desde el Arzobispado han indicado que Cañizares desconocía la celebración de esta misa porque no se le consultó, y han señalado que el cardenal arzobispo no estará en esta celebración litúrgica. Además, han resaltado que la semana pasada, en un acto en la universidad Católica sobre libertad de expresión y de religión, Cañizares apeló al importante papel de la Iglesia en la lucha por la democracia en la transición y la conciliación de todos los españoles, por lo que «no es sospechoso» de querer ensalzar a Franco. (!!)

Según publicaba el Diario.es «Fuentes del mundo católico valenciano señalan que en otros tiempos no se escondía que se trataba de Franco. “Antes lo ponían con todas las letras; ahora va medio escondido y para conocedores”, comentan, al tiempo que consideran totalmente impropio que persista esa dedicatoria anual que, además, se reitera el día 20 de cada mes, como puede comprobarse en el calendario de esta misma semana. Franco murió precisamente un 20 de noviembre de 1975.   El arzobispo de Valencia, Antonio Cañizares, ha protagonizado diversas polémicas por sus opiniones sobre los refugiados o lo que denomina “ideología de género”, en la que llegó a criticar la existencia de “un imperio gay”. Cañizares convocó una multitudinaria concentración de desagravio a la Virgen de los Desamparados en Valencia por la publicación que un minoritario grupo político hizo de un cartel en el que se veía su imagen besándose con la de la Virgen de Montserrat.»

Desde el PSOE han pedido a la Iglesia que «por respeto a la ciudadanía», durante la misa no se haga mención expresa a la memoria del dictador, puesto que «de lo contrario sería una provocación y una afrenta muy grave a la ciudadanía». «Dentro del respeto que merecen las creencias de cualquier valenciano, no es pertinente ni oportuno que la Iglesia ensalce, y menos un 18 de julio, la figura de quien provocó, alentó y desarrolló la contienda civil española».

El grupo parlamentario socialista ha instado al Consell a que en la Ley de Memoria Democrática que se está redactando «se incluya la prohibición expresa de este tipo de acciones».

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More