Ministros de Unidas Podemos discrepan sobre levantar este lunes el confinamiento de los sectores no esenciales

Publicidad

El comité de expertos que se ha reunido este sábado no ha concluido la idoneidad de levantar ya la suspensión. Iglesias y otros ministros rechazan levantar el veto este lunes y plantean mantenerlo al menos dos semanas más. El Gobierno repartirá mascarillas en metro, cercanías y buses para reducir el riesgo a posibles contagios.

El Consejo de Ministros está dividido en la decisión de retomar la mayor parte de la actividad laboral a partir del próximo lunes. Varios ministros -entre los que están Pablo Iglesias y todos los ministros de Unidas Podemos– rechazan los planes de retomar ya las actividades no esenciales y apostarían por ampliar al menos dos semanas más el decreto de suspensión por el coronavirus. Las reticencias no han surgido en las últimas horas, sino que hace ya varios días -incluido antes del último Consejo de Ministros- que una parte del Consejo de Ministros ha trasladado dudas respecto a la intención del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y de sus ministros económicos, especialmente Nadia Calviño, de volver parcialmente a la actividad desde el lunes 13 de abril.

Entre los motivos que esgrimen para no tomar aún esta medida está el desacuerdo entre expertos, también algunos de los que asesoran al Ejecutivo, y las propias recomendaciones de la OMS. En este sentido, el comité de expertos que asesora al Gobierno central se ha reunido este sábado por la mañana, sin que hayan concluido la idoneidad de levantar ya la suspensión de la actividad laboral en la mayoría de los sectores.

Además, la OMS ha advertido que levantar el confinamiento “demasiado deprisa” puede elevar el número de fallecidos de forma considerable.

En un principio, la decisión que prevé materializar el Gobierno es que el lunes vuelvan a trabajar todas las personas para las que hace 15 días se decretó un permiso retribuido y que han estado todo este tiempo confinados en sus casas. Afecta desde el personal de obras, al de oficinas y numerosas pymes. Ante el riesgo evidente de la medida y para intentar evitar que esta vuelta a las calles conlleve un repunte de contagios, el Gobierno central ha previsto una distribución masiva de mascarillas en autobuses, metro y cercanías desde este mismo lunes por la mañana. Sin embargo, este levantamiento de las restricciones no es considerado como una buena idea por una parte del Consejo de Ministros, encabezada por su vicepresidente Pablo Iglesias, que están mostrando su rechazo ante el “riesgo que supone para miles de trabajadores y para la lucha contra el coronavirus”.

Este desacuerdo se suma a otro que hay dentro del Consejo de Ministros respecto a si es momento de aprobar o no una renta mínima para los ciudadanos más desamparados. Desde la Vicepresidencia de Asuntos Sociales se ha propuesto un ingreso mínimo vital que garantice que todos los ciudadanos cuenten con al menos 500 euros al mes y que incremente la aportación según las cargas familiares. El planteamiento defendido por Iglesias es que se aprobase de forma inmediata una ayuda de transición que pudiese recibir con rapidez la población vulnerable. Funcionaría hasta que se dé encaje técnico la propuesta que iba en el acuerdo de coalición firmado entre PSOE y Unidas Podemos.

Sin embargo, en este punto Unidas Podemos ha chocado, entre  otros, con el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, que prefiere esperar aún para su aprobación. Tampoco lo apoya la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que ha argumentado que «a día de hoy, solo hay documentos de trabajo» respecto al ingreso mínimo vital. Fuentes socialistas rechazan que se vaya a aprobar en el próximo Consejo de Ministros y retrasan a después del verano una decisión definitiva.

 

Fuente

 

 

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More