Miles de reclusos de Nueva York son enfermos mentales

El alcalde neoyorquino Bill de Blasio y su nuevo comisionado de corrección, Joseph Ponte, han heredado un sistema carcelario con un problema vergonzoso, señaló un reporte publicado en la página digital del diario The New York Times.

Según el artículo, este sistema no fue diseñado para satisfacer las complejas necesidades de los reclusos con enfermedades mentales, por lo que se sugiere mejorar la atención de los reos con tales padecimientos, garantizarles seguros sanitarios antes que abandonen las cárceles y fomentar programas de rehabilitación.

Recordó el Times que hace algunos años un estudio determinó que los internos con discapacidades mentales cuestan tres veces más que el resto de la población penal y que estos permanecen en las penitenciarías casi el doble de tiempo que otros presos.

La razón que fundamenta los arrestos más prolongados es porque en su mayoría los enfermos psiquiátricos cuentan con menos recursos económicos para costearse, entre otros, el pago de una fianza.

También el periódico mencionó que estos enfermos enfrentan distintos peligros, en particular se hizo referencia al caso Jason Echevarria, de 25 años, quien murió en el centro de la isla de Rikers, una de las prisiones más grandes del país, porque un oficial de la instalación le negó ayuda cuando pidió atención médica.

El otro caso al que hizo referencia el rotativo fue el de Jerome Murdough, de 56 años, arrestado por cargos de invasión de propiedad en febrero y fallecido poco después en la unidad donde estaba recluido por un aparente suicidio.

Fuente: Prensa Latina

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS