Miles de manifestantes desafiaron en Berlín la prohibición de manifestarse el Primero de Mayo

Publicidad

Miles de manifestantes desafiaron en Berlín la prohibición de las marchas del Primero de Mayo, pese al poderoso contingente policial establecido por las autoridades de la capital en medio de las restricciones impuestas para frenar la Covid-19.

El llamado Primero de Mayo Revolucionario del multiétnico barrio de Kreuzberg, no autorizado este año, puso en jaque al operativo antidisturbios, que bloqueó varias calles del distrito mientras grupos de manifestantes llevaban a cabo sus protestas aunque en formato reducido y diversificado.

En toda Alemania rige la prohibición de grandes actos y sólo se autorizaron pequeñas concentraciones de entre 20 o 50 asistentes. Una de ellas, en forma de caravana de coches con pancartas, cruzó la capital alemana reclamando el derecho a la manifestación.

Ya la víspera del Primero de Mayo, la llamada Noche de Walpurgis, se produjeron algunos altercados en torno a una casa ocupada del distrito de Friedrichhain, en Berlín, donde la policía impidió una concentración de la izquierda radical.

Las autoridades berlinesas habían dispuesto un operativo de 5.000 agentes para impedir las concentraciones de diverso signo. El punto más conflictivo era el Primero de Mayo Revolucionario de Kreuzberg, una marcha que, en los años 80 y 90, solía acabar en batallas campales entre la policía y grupos izquierdistas.

 

Fuente: Agencias

 

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More