Miguel Ángel Moratinos pone a Uribe como ejemplo de compromiso con los derechos humanos.

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Angel Moratinos, afirmó ayer que la situación de los Derechos Humanos en Colombia «ha mejorado» durante el mandato del actual presidente, Álvaro Uribe, aunque reconoció que queda aún un «largo» camino por recorrer.

Así se pronunció en la sesión de control al Ejecutivo en respuesta a una pregunta del senador de IU Joan Josep Nuet, quien denunció que la política de seguridad de Uribe «parece más una política de violencia aparentemente democrática», con la aparición de grupos paramilitares «muy relacionados con las instituciones».

Nuet había formado parte del grupo de parlamentarios que viajó a Colombia recientemente para evaluar la situación de los Derechos Humanos

El senador pidió además a la UE que vincule la próxima firma de un tratado de libre comercio con Colombia al «respeto escrupuloso de los DDHH en ese país», al tiempo que urgió al Ejecutivo colombiano a respetar el trabajo de los defensores de los DDHH, sindicalistas, campesinos, indígenas, estudiantes, mujeres y periodistas.

Según Moratinos, las autoridades
colombianas reconocen que queda aún un «largo» camino que recorrer, pero consideró que el balance que en esta materia hace del mandato de Uribe es «extremadamente positivo». En concreto, citó la mejora en los espacios de libertad y la creación de «nuevos mecanismos de vigilancia» en el sector sindical.

Estas declaraciones contradicen todos los informes sobre la situación actual de los derechos humanos en Colombia. Hay que destacar que en los últimos 20 años han muerto más de 70.000 personas y más de tres millones se han convertido en desplazados internos.

Entre los grupos que más han sufrido los abusos se encuentran las comunidades de origen africano, indígenas, campesinas y desplazadas, así como los activistas de derechos humanos, comunitarios y sindicales.

Según Amnistía Internacional todas las partes en conflicto han cometido violaciones sistemáticas de los derechos humanos y del Derecho Internacional Humanitario, pero los paramilitares, en connivencia con el Ejército, son responsables de la mayoría de los homicidios de civiles, las desaparaciones y los casos de tortura en los últimos años.

En una entrevista realizada recientemente a Enrique Santiago, portavoz de la Plataforma Justicia por Colombia de España, afirmaba que la política de España respecto a Colombia siempre es la misma, y parte de una primera ficción, que es considerar que Colombia es un Estado de Derecho homologable y que, a partir de ahí, no puede haber ningún tipo de interferencia en las actuaciones del Gobierno colombiano.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS