Migrantes hondureños avanzan por Guatemala y la policía intenta detenerlos

Publicidad

La primera caravana de migrantes hondureños pasó la noche en cielo guatemalteco, informes de la prensa localizan que avanzaron este jueves por todo el departamento de Izabal a pesar que algunos fueron interceptados por la policía y agentes estadounidenses, quienes los han regresado a la frontera de Corinto.

Infestados por los gases tóxicos que roció la policía en el lado hondureño de Corinto, zona fronteriza con Guatemala, impregnados con el sudor ganado desde el viaje entre San Pedro Sula y el occidente del país y con los primeros síntomas de fatiga por el viaje, y bajo un cielo extraño, la primera caravana de migrantes de 2020 descansó, esperando el alba para seguir el camino a lo que consideran su única alternativa.

Anoche, cientos lograron cruzar a Guatemala, país donde enfrentan las mismas complicaciones que en Honduras, tras la obligación del tratado “país seguro” cuyo objetivo es frenar las caravanas de exiliados por el sistema que amplía la miseria, corrupción, impunidad y violencia.

El periódico Prensa Libre de Guatemala destacó una foto de los hondureños en su portada, gráfica que ha quitado protagonismo al artículo que anuncia el primer día del Gobierno de Alejandro Giamattel.

En tanto, México ya giró advertencias: “Migrantes no pasarán”. Así se lo ha hecho saber al nuevo presidente el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, quien aseguró que su país “va a utilizar lo que esté a las manos para impedir que pasen”.

Sin embargo, el mandatario guatemalteco, había informado que de igual manera permitiría el libre tránsito a los migrantes, que ya suman 5,000 hondureños porque se unió otro grupo por el sector de Agua Caliente, aunque dejó en claro que serían más estrictos en el control.

Para este jueves la situación cambió. La prensa de ese país ha reportado que la Policía Nacional Civil y varios funcionarios estadounidenses –vestidos de civil, con camisas a botones, lentes oscuros y pantalones tipo “comando”–, hicieron pesquisa a decenas de hondureños.

Los agentes migratorios observaron que la mayoría entró sin registro a Guatemala, por lo que procedieron a ser regresados a Corinto para “regular” su condición legal. El grupo fue interceptado cuando transitaba a la altura de Entre Ríos, departamento de Izabal, a 24 kilómetros de Corinto.

La agencia de información EFE, replicado por Prensa Libre, destacaron la desesperación en los hondureños, destacando el caso de una familia de tres niños –un adolescente y dos jovencitas–, quienes lloraban por tener que regresar a la frontera, pues mencionaron que habían sido amenazados por pandilleros.

Giammattei cumplió su palabra, porque a pesar que dijo permitir el paso libre a migrantes, también mencionó que serían más estrictos con aquellos grupos que estuvieran formados por familias, sobre todo si estos viajaban con menores de edad.

En medio de la desesperación y la resignación, los migrantes fueron atendidos por socorristas de la Cruz Roja, quienes informaron que algunos ya presentaban problemas de salud: heridas en los pies, deshidratación. No obstante, es sabido que los hondureños no desisten de seguir el viaje.

.

web.ellibertador.hn/index.php/noticias/nacionales/3698-exodo-migrantes-avanzan-por-guatemala-policia-intenta-detenerlos

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More