Mientras sólo se hablaba de Ana Botella, Esperanza Aguirre aprobaba lo siguiente…

• Congelación de las Ofertas de Empleo Público.

• Congelación SALARIAL.

• Salvo accidente en el trabajo o enfermedad relacionada con el mismo, un trabajador que esté de baja más de 3 días y menos de 15, no recibirá el 100% del sueldo. Hasta ahora la Seguridad Social costeaba el 60% de su sueldo, y la Comunidad el otro 40%. A partir de ahora, la Comunidad de Madrid ya no pagará ese 40%.

• Ampliación de la jornada semanal de trabajo (para todos los empleados públicos tendrá un promedio semanal no inferior a 37,5 horas)

• Reducción a 6 días de libre disposición o asuntos particulares para todo el personal del Sector Público de la Comunidad de Madrid, independientemente de la relación laboral que tengan y de la denominación que tengan estos días en su normativa de aplicación.

• Eliminación de las mejoras de la prestación económica en situación de incapacidad Temporal (se mantendrían en situación de accidente de trabajo y/o enfermedad profesional).

Hay que rechazar estas medidas porque atentan y ponen en peligro los Servicios Públicos.

La noticia en la prensa capitalista:

Que los funcionarios trabajen más horas «es de justicia». Los interinos son empleados que entraron «a dedo» y que «no han preparado unas oposiciones». La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, volvió a arremeter ayer contra los trabajadores del sector público. Dice la presidenta que «la inmensa mayoría» de los madrileños comparte que se suba la jornada a los funcionarios regionales. Es una medida impulsada por la «ética» y la «justicia». Y considera que el pago íntegro de su sueldo durante una baja laboral, cerrado en acuerdos y convenios firmados por el propio Gobierno regional, son «privilegios». Lo que no aclaró es cuánta gente se quedará sin trabajo tras sus nuevas medidas.

El Gobierno regional aprobó el 27 de diciembre nuevas enmiendas a la Ley de Acompañamiento que extienden la jornada de 35 a 37,5 horas a todos los funcionarios y empleados públicos regionales. Son unos 170.000. La medida supone 82,7 millones de euros menos para las arcas regionales, según la estimación oficial, porque trabajarán 12 millones de horas más al año. Habrá más horas de trabajo y se requerirá menos personal, de ahí el ahorro de millones. Según estimaciones sindicales, serán entre 7.000 y 8.000 puestos de trabajo. Aguirre, que negó esas cifras, y evitó dar una estimación propia.

Las medidas del Gobierno regional, dijo, no suponen «recortes». Aguirre argumentó que no se puede hablar de despidos, puesto que no afecta a funcionarios. Los interinos que no se contraten a raíz de este incremento de horas, no son funcionarios de carrera sino «alguien que entró a dedo y que no preparo las oposiciones».

La presidenta hizo estas alusiones en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno. La medida supone que los funcionarios y trabajadores públicos solo recibirán el 60% de su sueldo por enfermedad de 4 a 20 días y el 75% a partir del día 21. Hasta ahora, la Comunidad de Madrid complementaba la prestación de la Seguridad Social.

Estos trabajadores tendrán «el mismo trato» que los poderes públicos «han decidido dispensar a todos los españoles», consideró Aguirre, que obvió un caso opuesto y cercano. El Ayuntamiento de Madrid acaba de prorrogar el convenio que garantiza a sus funcionarios 35 horas de jornada y la prestación íntegra durante la baja. Los trabajadores municipales «dependen de su alcaldesa», según Aguirre, que no quiso opinar sobre el asunto. 

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS