Miami y «El Sueño Americano» (9)

1-. La guerra contra la humanidad.

Este lunes, 5 de octubre, mi hermano Jorge hubiera cumplido 53 años de edad. No me he cansado ni me cansaré de decir que fue asesinado, el 6 de enero del 2,006, a los 49 años de edad, en el hospital Coral Gables, de Miami, por unos matarifes con títulos de médicos. Llegó al hospital con una embolia y a los pocos días estaba mejor; pero, como tenía seguro, le hicieron operaciones innecesarias para cobrar más dinero, y murió unos días después.

Jorge llegó a Miami con dos años de edad, nunca abandonó su ciudadanía cubana y siempre fue antimperialista.

El caso de mi hermano es uno más de entre millones. Hace un mes dejaron morir a la pobre Judy Medina en el Jackson Memorial porque no tenía seguro, la razón opuesta a la de mi hermano.

45,000 personas mueren en Estados Unidos todos los años por no tener seguro médico, 127 cada día, cinco cada hora, una cada doce minutos. ¿Cuántos mueren por tener seguros? Es probable que sean más que los que no lo tienen.

27,000 niños mueren todos los días en el mundo por falta de asistencia médica adecuada … 1,130 cada hora, 19 cada minuto, uno cada tres segundos … nueve millones y medio cada año.

Jorge, Judy y esos millones de niños nunca pelearon en una guerra, pero murieron en la peor de todas las guerras, la del capitalismo contra la humanidad.

2-. La antidemocracia de Estados Unidos

Debemos ver algo antes de entrar en el fraude que se cometió en las elecciones del 2,000, en las que‘triunfó’ George W. Bush, el hombre … ¿del 11 de Septiembre?

Estados Unidos tiene el sistema electoral más antidemocrático del mundo porque un candidato presidencial puede ser electo aunque tenga millones de votos menos que el ‘perdedor’.

Es el Colegio Electoral, no el pueblo directamente, el que elige al presidente y el vice. Está integrado por 538 miembros, que equivale a 100 senadores y 438 representantes. El candidato que obtenga la mitad más uno del Colegio Electoral, o sea 270 votos electorales, gana la presidencia. Voto popular es el que el emite el ciudadano directamente; voto electoral es el que emite el Colegio Electoral.

Cada Estado tiene un número determinado de votos electorales de acuerdo a su población. Por ejemplo, California tiene un voto electoral por cada 664,000 habitantes, y Florida, uno por cada 676,000 habitantes. En las elecciones del 2,008, California tenía 55 votos electorales y Florida 27, un poco más que en las elecciones del 2,000 porque la población creció en ocho años, en ambos Estados. El conjunto de votos electorales equivale al número de senadores y representantes, de manera que California tiene hoy dos senadores y 53 representantes, y Florida, dos senadores y 25 representantes.

El conflicto radica en que quien gana la votación popular de un Estado, aunque sólo sea por un solo voto, se lleva TODOS los votos electorales de ese Estado, y el que pierde no se lleva ninguno.

Se puede dar el caso de que, por ejemplo, en California el candidato #1 gana por 500,000 votos populares, y en Florida el candidato #2 gana por 1.000,000 000 de votos populares, de manera que aunque el candidato #2 tiene 500,000 votos populares más que el #1, éste obtiene los 55 votos electorales de California y el #2 sólo los 27 de Florida. Si esa proporción se mantiene en varios Estados del país, o en todos, el #1 sería electo Presidente aunque tenga varios millones de votos populares menos que el #2. Sería un sistema en que el presidente es electo por la minoría del pueblo, una antidemocracia.

John Quincy Adams obtuvo 44,804 votos menos que Andrew Jackson en 1824, pero ‘ganó’ Adams. Rutherford B. Hayes sacó 264,292 votos menos que Samuel J. Tilden en 1876, pero ‘ganó’ Hayes. Benjamin Harrison recibió 95,713 votos menos que Grover Cleveland en 1888, pero ‘ganó’ Harrison. George W. Bush tuvo543,816 votos menos que Al Gore en el 2,000, pero ‘ganó’ Bush.

El Senado es, también, antidemocrático porque, por ejemplo, California, que tiene unos 36.7 millones de habitantes –estimado del 2,008—, tiene dos senadores, los mismos que tiene Florida, con una población de 18.3 millones. Esto es aun mucho más absurdo si tenemos en cuenta que, por ejemplo, Wyoming, con una población de 532,000 habitantes, tiene también dos senadores. Si los habitantes de Wyoming están bien representados en el Senado, entonces hay más de 36 millones de californianos que no tienen debida representación en el más alto cuerpo legislativo del país. Siguiendo esta lógica proporcional hay más de 200.000,000 de estadounidenses que no están debidamente representados en el Senado, las dos terceras partes de la población. Eso no sucede en ningún otro país del mundo.

3-. El pucherazo

Al llegar la madrugada del 7 de noviembre del 2,000, el resultado de las urnasle daba a Al Gore una ventaja de más de medio millón de votos populares en todo el país, pero en el Colegio Electoral sólo tenía una pequeña ventaja inferior a la que necesitaba para llegar a los 270 votos electorales requeridos para ganar. La elección en la Florida estaba muy reñida y quien la ganase sería declarado presidente porque los 25 votos electorales –entonces– de este Estado lo colocaba por encima del margen de los 270 votos electorales.

A la una de la madrugada, los canales más importantes de la televisión le dieron a Gore la victoria, pero unas horas después se retractaron y dijeron que la elección no estaba decidida, que era “too close to call”. ¿Qué sucedió en esas horas? Un misterio quizás no tan oculto si analizamos otras cosas que también sucedieron.

Al llegar la mañana, el supuesto resultado final de las elecciones en la Florida le daban a Bush una ventaja de 525 votos populares, y la Secretaria de Estado, Katherine Harris, muy allegada a su hermano, el gobernador Jeb Bush, trato de declararlo vencedor, pero hubo una gran protesta de los demócratas y tuvo que permitir que se hicieran recuentos de votos en tres condados del sur de la Florida –Miami-Dade, Broward y Palm Beach–, a pesar de que la ley electoral del Estado determina que si la diferencia de votos populares entre un candidato y otro es menor al 0.5% del total de votos emitidos, hay que ir a un recuento total de votos populares en todo el Estado o, en su defecto, a una nueva elección. Los 525 votos de Bush le daban una ventaja del 0.02% sobre Gore.

Y es a partir de ahí que el “triunfo” de Bush se convierte en el mayor fraude electoral en la historia de Estados Unidos y en una flagrante violación de la Constitución.

Si analizamos la historia de Estados Unidos vemos que laConstitución es un documento inservible porque la han violado mil veces.

Los actores principales de ese fraude fueron numerosos funcionarios de origen cubano en los centros de votación del sur de la Florida, varios grupos fanáticos de ‘exilados’ cubanos dirigidos por la extrema derecha, los representantes Ileana Ross-Lehtinen y Lincoln Diaz Caballero –Díaz-Balart–, Jeb Bush y Katherine Harris.

Una causa indirecta de ese crimen fue la cobardía personal de Al Gore que se dejó robar una elección presidencial como si le estuviesen hurtando un par de calcetines viejos. Ni siquiera protestó cuando el Congreso permitió que fuera la Corte Suprema de Justicia la que decidiera la elección, cuando ésa es una prerrogativa única del Poder Legislativo, como lo es en cualquier sistema político del mundo, sea capitalista, comunista, socialista, monárquico constitucional y demás. La mayor fuente de poder en todo país civilizado es el Congreso, no el Presidente ni la Corte Suprema.

Las muy disputadas elecciones de John Quincy Adams, en 1824, y de Rutherford B. Hayes, en 1876, fueron decididas por el Congreso. Nunca la Corte había resuelto una elección.

Se ha dicho que algunos miembros de los grupos secretos de poder que dominan a este país amenazaron de muerte a Gore para que aceptara su ‘derrota’. Conociendo un poco la brutal historia del imperio, sospecho que pueda haber sido así. Bush facilitaba el 11 de Septiembre, Afganistán, Irak, Pakistán y Gaza. Gore, quizás, no.

Veamos otros aspectos de aquel fraude:

A) Más de 174,000 votos de ciudadanos negros, hispanos y personas modestas de otras ascendencias raciales y nacionales fueron declarados nulos en numerosos centros de votación de los cuatro condados del sureste de la Florida, Miami-Dade, Broward, Monroe y Palm Beach, con una población conjunta de unos 4.5 millones de habitantes, la cuarta parte de los habitantes del Estado. Muchos de los funcionarios que dirigían esos centros de votación eran ‘exilados’ cubanos de la extrema derecha, fanáticos del Partido Republicano. Más del 80% de los votos anulados eran de Al Gore.

B) La decisión del Miami-Dade Canvassing Board de suspender el recuento de votos fue motivada por una turba mercenaria que irrumpió, violentamente, en la sede de ese organismo, como lo hizo también en las oficinas que dirigían el recuento en Fort Lauderdale, sede del condado Broward. El Board de Miami tenía la obligación de llamar a la policía y denunciar ese ataque terrorista. No lo hizo porque se dio cuenta que la policía de esta ciudad estaba de acuerdo también con la turba, que era dirigida por los congresistas Ross-Lehtinen y Díaz Caballero –Díaz-Balart–, varios funcionarios de la ciudad, algunos directores de periódicos y emisoras de radio, y varios dirigentes industriales y comerciales. Todos ellos alentaron a la insolente chusma a que protestara con violencia en los centros en que se hacia el recuento de la votación. Eso motivó que se suspendiera el recuento y, unos días después, Katherine Harris declaró a Bush vencedor en la Florida y, por ello, presidente-electo. Jamás una elección de EU había sido decidida por la escoria. Miami es un caso único en la historia de este país.

C) Al no aceptar los demócratas la decisión de la republicana Harris, tanto Bush como Gore estuvieron de acuerdo en que fuera la Corte Suprema de Justicia la que decidiera el resultado final de la elección. O sea que un cuerpo cuyos miembros son nombrados por los presidentes, no electos por el pueblo, decidió una cuestión que era, más que nada, popular, o sea electoral. De los nueve miembros de la Corte Suprema cinco eran republicanos y cuatro demócratas. Al aceptar que fuera la Corte Suprema la que decidiera la elección, Bush y Gore estaban violando la Constitución del país y en el caso del último, poniéndose él mismo la soga al cuello.

D) En los primeros días de enero del 2,001, la Corte Suprema declaró ganador a Bush. Este tomó posesión el día 20 y ocho meses después, diecinueve hombres de aspecto árabe que portaban caretas antigases, armas de fuego y cuchillos pudieron abordar, sin la menor sospecha, cuatro aviones en tres aeropuertos distintos, y las torres de Nueva York se desplomaron hacia dentro como hacen los edificios cuando son demolidos por cargas explosivas en sus partes estructurales, y el Pentágono fue impactado por un cohete convertido, de súbito, en un avión de pasajeros cuya caja negra nunca apareció entre las ruinas, y los pasajeros se volatizaron como si ninguno de ellos hubiera tenido un solo hueso, y al mes siguiente comenzó la brutal agresión al pueblo de Afganistán, y dos años y medio después al de Irak, y unos años después al de Pakistán, todo como efecto de una monstruosa campaña genocida y ultraterrorista para combatir al terrorismo. Y todo eso fue posible por el fraude electoral, o pucherazo, que perpetró un grupo antibolchevique de Miami, de origen ‘cubano’, aquel 7 de noviembre, a los 84 años exactos de la Revolución Bolchevique.

E) El aporte más famoso de Miami a la historia de Estados Unidos fue que decidió, por la fuerza, la elección del peor presidente de este país que, asimismo, es uno de los mayores asesinos de la era contemporánea, superado sólo por Hitler, aunque éste, al menos públicamente, nunca dijo que apoyaba la tortura. De no haber sido por ese fraude de Miami, más de un millón de seres humanos estarían hoy con vida en el Medio Oriente y Gaza, y más de diez mil en Estados Unidos: los siete mil que cayeron en las guerras o que se suicidaron como efecto directo de las mismas, y los tres mil que fueron asesinados aquel 11 de septiembre.

4-. Cinco héroes de la guerra real contra el terrorismo

En los trabajos de Inteligencia que realizan los gobiernos de Cuba y Estados Unidos hay una diferencia esencial: Cuba envía a sus agentes a otros países para defenderse; EU lo hace para atacar.

El imperio usa a sus agentes, operativos y mercenarios para agredir a muchos otros países y esto incluye guerras abiertas, macroatentados terroristas, magnicidios, bloqueos, bioterrorismo, sabotajes económicos, sobornos y demás. Cuba nunca ha hecho eso.

Cuba jamás ha planeado ni perpetrado el asesinato de ningún dirigente político en ningún país del mundo. El imperio ha asesinado o planeado asesinar a 66 jefes de Estado o gobierno. Varios de esos planes fueron hechos contra Fidel Castro y algunos de ellos estuvieron a punto de ejecutarse.

Veamos los hechos más importantes del proceso contra los que el pueblo de Cuba llama Los Cinco Héroes Prisioneros del Imperio:

A-. El 12 de septiembre de 1998 son apresados en Miami diez cubanos a los que se acusa de espiar para el gobierno de su país, entre ellos Gerardo Hernández Nordelo, Antonio Guerrero Rodríguez, Ramón Labañino Salazar, Fernando González Llort y Rene González Sehwerert. De inmediato, el FBI comunica esta detención a los congresistas Lincoln Diaz Caballero e Ileana Ross-Lehtinen. De ese mismo momento, la suerte de esos cinco cubanos estuvo ligada a los dos miembros mas fanáticos del Congreso de Estados Unidos.

B-. Son internados en el Centro de Detención Federal, en el downtown de Miami, y unos días despues, sin que se les hubiese instruido de cargos, son colocados en celdas de castigo.

C-. 2 de octubre: los acusan de cometer actos de espionaje; se les excluye de fianza, pendiente a juicio.

D-. Diciembre de 1998: empieza el grupo “Hermanos al Rescate» a vincular a los cinco acusados con el derribo de las avionetas, ante un tribunal de la Florida, con el objetivo esencial de cobrar millones de dólares de los fondos que el imperio le ha congelado, ilegalmente, al pueblo de Cuba en los bancos de este país.

E-. 7 de mayo de 1999: la Fiscalía Federal de Miami, algunos de cuyos miembros se mantienen en contacto estrecho y permanente con ‘exilados’ cubanos de la extrema derecha, presenta un cargo de “conspiración para cometer asesinato” contra Gerardo, en relación a las avionetas mencionadas.

F-. 20 de marzo del 2,000: los cinco cubanos presentan una moción conjunta –moción de cambio de sede– para que el juicio no sea celebrado en Miami debido al ambiente hostil de grupos fanáticos del ‘exilio”. Esto es algo que en la historia jurídica de este pais se le ha concedido a miles de acusados para que la influencia del lugar en que son juzgados no afecte la decisión de los jueces. En algunos de esos casos, se trataba de asesinos en serie y violadores sexuales-asesinos de niños pequenos. Los cinco héroes piden que el juicio se traslade a Fort Lauderdale, una ciudad que está a tan sólo 45 kilómetros al norte de Miami, con lo que se prueba que el ambiente fascistoide y ultrafanático existe sólo en Miami y que no llega ni a la ciudad vecina, o sea que el llamado “exilio cubano” está formado por ermitaños.

G-. 27 de julio: una jueza de Miami le niega a los cinco cubanos el derecho al cambio de sede, o sea que los acusados no van a ser juzgados por jueces imparciales, sino por el ‘exilio’ de Miami. Para ellos, desde ese momento, la suerte está echada, pero es todo lo contrario al alea jacta est de Julio César.

H-. 4 de diciembre: Se produce lo que se conoce como el «desfile del odio», o sea la selección del jurado. Ocho de ellos eran cubanos de la ultraderecha, otro era venezolano antichavista. La insolente burla a la ley se hace aun más evidente.

I-. Diciembre del 2001: después de un largo y tedioso proceso en que se presentaron “evidencias” en contra de los cinco cubanos, y razonamientos de quienes los defendían, y que no puedo detallar por un problema básico de tiempo y espacio, los cinco cubanos son condenados. Gerardo, a quien se le ha vinculado directamente con el derribo de las avionetas de “Hermanos al Rescate” es condenado a dos cadenas perpetuas más 15 años; Ramón es condenado a una cadena perpetua más 18 años; René a 15 años, Fernando a 19 anos, y, finalmente, el día 27, Antonio recibe una cadena perpetua.

¿Fue justo el juicio de los cinco héroes? Todo lo contrario. Fue un circo infame en que se sacrificó a cinco seres humanos para complacer a la insolente extrema derecha de Miami. La misma que ha defendido y sigue defendiendo todos los crímenes del imperio, incluyendo las torturas de Abú Ghraib y Guantánamo y las masacres de niños pequeños en Irak, Afganistán, Pakistán y Gaza. La misma que justifica que en este país haya casi 50millones de seres humanos sin seguro médico. La misma que adoró y sigue adorando a&nbsp Reagan y a los&nbsp &nbsp Bush.

¿Fue justo que se vinculara a Gerardo con el derribo de las avionetas de Hermanos al Rescate, el 24 de febrero de 1996? Por supuesto que no. Esas avionetas habían violado varias veces el espacio aéreo cubano, habían llegado inclusive, de noche, al sur de la ciudad de La Habana, a las cercanías de Rancho Boyeros. Habían lanzado proclamas políticas contra el gobierno de Cuba. Era la época en que se planeaba, aquí en Miami, un atentado contra Fidel Castro y en que explotaban bombas en varios lugares de La Habana.

¿Cómo podían las autoridades cubanas asegurarse de que esos aviones, en vez de lanzar simples papeles, no podían lanzar bombas de 500 libras?

Los satélites del imperio tienen un desarrollo técnico tal que pueden leer las letras más pequeñas de un periódico que una persona esté leyendo, de día y a la intemperie, en cualquier lugar del mundo. Se supone, por supuesto, que deban haber localizado desde hace muchos años el hogar de Fidel Castro y de otros altos dirigentes de la Revolución. Los aviones de guerra del imperio disponen de equipos de rayos infrarrojos que les permite a los pilotos ver de noche a cientos de pies de altura. Esos equipos podían haber llegado a los pilotos de “Hermanos al Rescate”. ¿No es lógico pensar que una de esas avionetas podía lanzar, de noche, una bomba de 500 libras, oaun hasta de 50, sobre el hogar del Jefe de la Revolución?

Aunque Gerardo y los otros cubanos no hubiesen venido jamás a Miami, las avionetas de Hermanos al Rescate, dadas las condiciones mencionadas, hubieran sido derribadas para evitar un gran acto de terrorismo que podía convertirse en un magnicidio.
Cualquier gobierno del mundo hubiera actuado así. Fue un acto de legítima defensa. Sólo un fanático enceguecido por el odio y la ignorancia puede no verlo así

Sobre el próximo artículo: veremos algunos de los escándalos de los políticos y funcionarios locales que han convertido a esta ciudad en la más corrupta de Estados Unidos. El #10 iba a ser el resumen, pero ahora lo va a ser el #11 … a no ser que nos ensombrezcan nuevas sombras. Miami, “capital del sol”, es una nube negra, laaaaarga, interminable.

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS