Mi día con Mumia

El 14 de septiembre, 2007 fue un día que siempre recordaré. Fue el día que había anhelado durante mucho tiempo, el día que estaría cara a cara con este gran hombre de espíritu indomable, ingenio agudo, visión penetrante y crítica sin concesiones sobre nuestro mundo y sociedad.

Después de viajar en coche durante 7 horas con Pam África, Kevin y Maiga del Comité Internacional de Familia y Amig@s de Mumia Abu-Jamal (ICFFMAJ), y acompañados por una hermana llamada Quita que iba a visitar a otro preso, llegamos a la prisión SCI Greene en Waynesburg, Pensilvania. Claro, yo sabía que veríamos los muros de ladrillo, el alambre de púas y los guardias omnipresentes, pero me sorprendió encontrar un interior absolutamente limpio. Dice Kevin que los presos pintan la prisión casi cada mes y que no hay un sólo rincón que no esté limpio.

Después de dejar nuestras cosas y pasar por dos escáneres, nos dijeron que deberíamos esperar en el cuarto de visitantes. Llegó una mujer para revisar mis dredlocs y los de Pam y luego tuvimos que esperar más.

Por fin nos permitieron entrar y pasamos por un corredor que parecía no tener fin. Había una serie de puertas cerradas con llave, y tuvimos que esperar hasta que sonara cada timbre para dejarnos pasar. Todo estaba silencioso y las únicas personas que vimos eran los guardias.

Queda corto decir que estaba nerviosa; ¡apenas pude creer que estaba ahí!

Dijo Pam: «Ahí está», y sin duda alguna, ahí estaba Mumia Abu-Jamal, viéndose exactamente como lo ves en las fotos; aunque éstas se sacaron hace varios años, retratan al mismo hombre. Ahí estaba Mumia con sus dredlos hasta los tobillos, el requerido trajecito anaranjado y grilletes en las manos. Aunque habló con nosotros desde el otro lado del vidrio y no hubo contacto físico alguno, le pusieron grilletes. Goza de buena salud con la moral en alto. Muchas veces durante la visita nos mostró esa sonrisa, y cuando alguien (con frecuencia el mismo Mumia) dijera algo chistoso,sus risas retumbaron en el cuarto.

Pudimos estar con él durante seis horas, y en el transcurso de la visita Mumia habló de muchos asuntos: la guerra en Irak, por supuesto, y los comerciales recientes en la tele que muestran a gente que se supone haya perdido a alguien en la guerra, diciendo que Estados Unidos no debe de retirarse ahora porque esto significaría que miles de personas murieron en vano. Dijo Mumia que esto es lo mismo que decir que 10,000 personas han muerto y por eso tenemos que enviar 20,000 más para justificar eso, luego 30,000 más para justificar eso.

También habló de la escuela Khalil Gibrán (muchos de ustedes seguramente han leído su artículo conmovedor sobre el tema, titulado “El miedo y odio en la gran manzana” 9/8/07) Dijo que igual que muchos de nosotros, él había leído El Profeta en su momento, pero que también había disfrutado de una obra anterior del autor, El Precursor, citada en la columna. [n. de la t.–El ensayo habla de una campaña derechista en la ciudad de Nueva York para demonizar la escuela que lleva el nombre de Gibrán «en una nación donde la palabra 'Árabe' es sinónimo de 'terrorista' y se supone que todos los Árabes son Musulmanes».)

Mumia está al tanto de todos los eventos recientes, como se nota en sus columnas. Yo le pregunté si su cuarto está lleno de libros. Dijo que no, que nada más se permite que él tenga unos pocos libros a la vez, por eso, él apunta todas las referencias y citas para sus artículos. Dice que tiene numerosos montones de hojas llenas de sus apuntes y que se refiere a ellas para escribir sus ensayos. ¿Se han fijado como en sus columnas él puede citar una obra palabra por palabra y luego dar la fecha de publicación, número de página, etc.? Hizo lo mismo con nosotros, pero no traía hojas; todo fue guardado en su mente.

Mumia mostró sorpresa y alegría cuando Kevin le dijo que sus ensayos ahora se pueden bajar en el Ipod. Es posible configurarlo para que tan pronto que salga un ensayo en Prison Radio (www.prisonradio.org), ¡se baje automáticamente en el Ipod!

Lo que a mí me sorprendió fue su sentido de humor. Puede hacer perfectas imitaciones de todo el mundo desde Dubya hasta los ex-patriotas cubanos. Y créanme ¡son divertidísimas! Fue él quien nos entretuvo, y no al revés.

Nos pareció demasiado pronto cuando los guardias anunciaron que nuestras seis horas ya se habían terminado, pero tristemente, ya era hora de salir. Mumia levantó el puño en alto y en lo que parece ser costumbre con los visitantes, desde cada lado del vidrio, tocamos las manos. Claro que él sabe que hay tantas personas peleando por su libertad y envía su amor y agradecimiento a tod@s.

El día fue una inspiración para mí; aunque parezca extraño decirlo después de ver a alguien en el corredor de la muerte, realmente fue así. Mumia es nuestro símbolo para todos los presos y presas políticas. Su lucha es la lucha de ell@s. Hay que seguir con la lucha; ¡no podemos perder esta luz brillante!

Para nosotr@s, fue un buen día. Sólo espero que fuera así para él también.

20 septiembre 2007.

—Desde Filadelfia, Fatirah apoya a Mumia desde hace muchos años.–

Página: http://freemumia.com

Fuente: ICFFMAJ

Traducción: Amig@s de Mumia, México

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS