Mi barbijo es mío, mío

Publicidad

“No hay enemigo pequeño ni fuerza desdeñable
Ernesto Che Guevara
&nbsp
Los hilos del albur&nbsp &nbsp han&nbsp querido que la&nbsp tan actual y&nbsp temible fiebre puerca trenzara&nbsp en su guarda, cual&nbsp &nbsp “código de barras”, la nominación de&nbsp los nuevos&nbsp tiempos hegemónicos, la nueva&nbsp trama :&nbsp “gripe a/uno.”

Coincidentalmente&nbsp a nuestra ignorancia,&nbsp las&nbsp cifras y letras que entretejen&nbsp la formula ,bordan, ( metamorfosis mediante), a este&nbsp virus mutante en una nueva&nbsp vuelta para la temporada .Un&nbsp diseño comunicacional, que, nos presenta como nueva,&nbsp aquella vieja lógica de inquisición&nbsp amenazante.

Dos veces el mismo cardinal&nbsp 1(uno)&nbsp en el código nos demanda en lo individual un primer tiempo, y en el segundo ,nos regresa&nbsp a&nbsp lo más primitivo de la roca, el miedo, la peste.&nbsp

Confesión de parte.

Con la debida prudencia y la sensibilidad irónica puesta en los fundamentos, muy lejos&nbsp de querer&nbsp pasar el “escáner al código n1”, intentamos&nbsp otra&nbsp aproximación para entendernos con el cuidado , pero desmontarnos&nbsp del producto comunicacional , que&nbsp se&nbsp nos impone viciado&nbsp ,a partir de esta supuesta “pandemia”.&nbsp

Y, sin la intención de despreciar cualquier avance científico para sanarla, ni&nbsp menospreciar&nbsp los avances médicos&nbsp para&nbsp la salud, y sin la voluntad a&nbsp desatender&nbsp adelantos, en tanto útiles&nbsp a mejorar&nbsp la calidad de vida de los humanos.

Solo señalamos fervientemente&nbsp que,&nbsp la equitativa distribución de la riqueza será&nbsp el único modo para luego, implementarlos.&nbsp

Junto a ello ,confesamos el&nbsp simple propósito de este trabajo: interrogarnos, revisarnos, dejar hablar a la pregunta, echando mano al recurso de variopintas y legitimas&nbsp herramientas , subrogadas del pensamiento critico,&nbsp la observación y la memoria. Porque el síntoma de la incertidumbre nuevamente&nbsp nos rehentiza como sociedad, pero en fragmentos de a uno,&nbsp aislándonos en celdas individuales, tabicando nuestra gestualidad tras la mascarilla o el barbijo. Estamos a&nbsp puro golpe de pantalla&nbsp nuevamente solos y nosotros.&nbsp Veamos,

Hoy verbigracia el virus de la influenza porcina, un&nbsp diseño informativo nos toma&nbsp nuevamente&nbsp como sociedad, pero, a tal ritmo globalizado que instala&nbsp como novedoso lo&nbsp recurrente,&nbsp habida cuenta la&nbsp memoria de lo último en el protocolo del “ capitalismo y su libre mercado” .Nos convierte otra vez en&nbsp rehenes pasivos, de la observación manipulada de sus invasiones,&nbsp sus&nbsp crisis&nbsp &nbsp y su IV Flota navegando por&nbsp la guerra preventiva.

Uno es uno.&nbsp Ni mi par, ni mi otro .

Ni la&nbsp cabalística pura con números y datos nos&nbsp alcanzaría&nbsp para descifrar en N1&nbsp un&nbsp mensaje único, será por eso que su código&nbsp se nos brinda en clave, tan fácilmente memorizable haciendo eje ,en lo que surge en principio, la repetición del 1 (uno). Se nos machaca sobre este cardinal&nbsp 1(uno), dos veces.

El uno como numero de unidad individual, uno de individuo solo, Uno que no es par, aun lo repita dos veces. Uno que no alcanza a la informática de lo binario. Uno es uno y no es mí par, ni mi otro. Uno un barbijo, Uno para mi solo, Uno que no habla claro por el lienzo en la boca conteniendo fluidos y carcajadas. Uno que&nbsp además por el miedo, se escucha poco.

Excepto, en calidad de&nbsp pandemia casi sin retorno, instalado en lo comunicacional solo se nos incluye como nosotros. “El virus a uno lo ha tomado todo “ toda vez que lo mediático nacional, es repetidor de lo hegemónico, sin espacio ni distancia, para la pregunta&nbsp acerca del origen en un intento de ubicar su foco, ya no desde lo geográfico y territorial sino, desde la cosmovisión de un diseño comunicacional atado a la necesidad de permanencia en lo hegemónico.&nbsp

Y aun&nbsp si con mapa intentáramos explicarnos lo que percibimos insuficiente, el diario La Jornada de México&nbsp informa que “ Organizaciones latinas y de defensa de inmigrantes, como el Consejo Nacional de la Raza, han denunciado declaraciones y comentarios que han vinculado el brote de la influenza porcina en Estados Unidos a los inmigrantes, sobre todo a los indocumentados”…” En respuesta al diario&nbsp La Jornada,&nbsp Laurie&nbsp Garrett (experta de políticas internacionales de salud del Council o­n Foreign Relations) afirmó que, en los hechos, por ahora, “la primera evidencia de una trasmisión de la influenza porcina fue en Estados Unidos, en septiembre, en Texas; …la experta&nbsp dijo que los siguientes casos confirmados fueron dos en California y uno en Texas a mediados de marzo, y los primeros en México que se confirman aparecen hasta abril”…”Si yo soy México, y me cuestionan así, yo igualmente podría apuntar hacia Estados Unidos y preguntar por qué no nos estaban avisando a nosotros”…” Esto no es para culpar a nadie…”concluyo la experta según reseña el diario mexicano.

Memoria inmunitaria

A resguardo de lo humanitario, cuanto más de lo civilizatorio,&nbsp es esperable considerar que exista la posibilidad de un cierta memoria inmunitaria contra este Virus A/N1H1, que,&nbsp &nbsp &nbsp se presenta como&nbsp nuevo para el organismo según trasciende en todo soporte comunicacional. Aun así,&nbsp la memoria,&nbsp saludablemente debiera&nbsp arroparnos&nbsp de inmunidad. Veamos,

Nuevo producto comunicacional, ¿Será? .

Luego de la reciente crisis de Wall Street (en pleno desarrollo), Presentada desde los mismos soportes comunicacionales que presentan la influenza porcina de hoy.

Del mismo modo, fuertemente impactan&nbsp con schok mediático, tanto como un Estados Unidos,&nbsp mas que sin Busch,&nbsp con un presidente, nuevo y negro.&nbsp

Lo que verdaderamente constituiría lo&nbsp novedoso, es que ese presidente negro, como valor puesto en&nbsp su negritud (de nuevo tipo) nos remitiera a un ciudadano&nbsp negro, pero negro&nbsp del Bronx ( tal como nos muestra la propia Hollywood, un Negro&nbsp de los guiones cinematográficos&nbsp que retratan lo negro emergente&nbsp de esclavitud, Harlem o el Bronx&nbsp en sus&nbsp calles de droga y de crimen, de casas quemadas y abandonadas. Sumidas en prostitucion. Tal como lo presentan casi sin Dios.

Pero&nbsp lo nuevo, es&nbsp &nbsp que el ciudadano negro instala un nuevo negro, de otra negritud, originario&nbsp de un&nbsp destino de ensoñación simbólica,&nbsp la Honolulu del Beach Boys, en el Hawai exótico, la cuna del surf,&nbsp afrodisíaca, cálida y extravagante. Inmejorable escenario vacacional&nbsp para las elites globales.

La negritud es presentada como foto&nbsp inobjetablemente nueva, para el consorcio&nbsp comunicacional global. Por primera vez en la historia del&nbsp imaginario colectivo global ,una foto es diversa ,presentada en negro y sepia,&nbsp ya no a color blanco rubio y de ojos celestes, pero&nbsp de tal grandeza que el “sueño americano” le contiene como variable aun no desarrollada . Sin alterar el paradigma,&nbsp cambiando solo el tinte&nbsp del arquetipo, siendo solo una necesidad satisfecha ,para confirmar&nbsp la permanencia&nbsp superior de aquellos&nbsp valores y aquel&nbsp sistema.&nbsp Es mas,&nbsp su asesor, su mano derecha, aparentemente&nbsp contrae la influenza, pero saludable&nbsp en sus defensas, no se contagia este ciudadano negro ,gracias a su fortaleza.

La reorganización&nbsp del capitalismo comunicacional&nbsp tras el 11 de septiembre y cuando&nbsp el mercado&nbsp abreva en las&nbsp catástrofes ambientales sus nuevos laboratorios de medicamentos ( transnacionales) Las normas aplicables a la protección- mediante patente de los productos farmacéuticos-, pide operaciones y monopolio. Todo bien lejos de la ética y muy cerquita de la Guerra de Cuarta Generación (4WG Fourth generation warfare)

Los comunicacional&nbsp de la crisis Vs. la pandemia viral

La&nbsp actual crisis financiera nacida en Estados Unidos, irradia&nbsp consecuencias en calidad de pandemia mundial,&nbsp porque además fundamentalmente ,&nbsp quienes la generaron no fueron aislados. No hace falta ubicar a ese&nbsp virus , ni laboratorio que los detecte. Se los conoce , se sabe quienes son donde están sus empresas y sus guerras y por si nada de esto da con su paradero, arrastran depresión, desocupación, mas exclusión y mas pobreza .La impunidad estructural entonces,&nbsp protege al sistema .&nbsp

Así como tampoco&nbsp los países que fueran pasibles de tales intercambios , ya sea por ” falta de&nbsp fluidez” o “por&nbsp fluidos tóxicos”,&nbsp Ninguno fue puesto en observación&nbsp para aislar a todos los mutantes que&nbsp de allí provienen. Sin cuarentena civilizatoria. Es decir su crisis financiera&nbsp la pagamos todos. Allí, entonces,&nbsp uno se convierte en nosotros. Y nos afecta cual pandemia porque la cultura capitalista&nbsp es constitutiva del orden mundial..

La llamada crisis de Wall Street puso de manifiesto la pura ganancia como objeto&nbsp La promoción del egoísmo&nbsp dada la irresponsabilidad social evidente , abrió paso a la&nbsp usura y la&nbsp obscenidad.

Un gran colapso de anti-valores&nbsp pide principios éticos&nbsp adonde la solidaridad que plantea nuevos posicionamientos, ante todo,&nbsp en&nbsp los modos de comercio y&nbsp de relación, también se manifiesten, para que&nbsp cesen sus tratados de libre comercio y forjen&nbsp tratados justos&nbsp de comercio justos&nbsp de solidaridad entre&nbsp los pueblos .

Deshumanizada la responsabilidad de sus consecuencias. El sueño americano se sostiene&nbsp en sus constructos ideáticos como sistema&nbsp de lo individual. Y el salvarse solo .Compulsivamente el barbijo para uno, para la gripe 1, para la influenza puerca, urgente mediático, individual y caótico. Sin amor&nbsp y tan urgente&nbsp como el ciber-porno.&nbsp

Los anti valores de la cultura capitalista se reproducen&nbsp &nbsp en sus respuestas .

Gráficamente aparece el barbillo –como icono-&nbsp para esta contingencia,&nbsp &nbsp tanto como su foto borrando fronteras, cuidando lo que salga por la boca aun cuando en la boca de los pobres poco y nada entra ni alimenta. Verdadera pandemia es la pobreza.

Ultima Noticia&nbsp desde Yakarta , posible vacuna&nbsp en Indonesia .

Pues vea , que Yakarta, asegure que&nbsp puede desarrollar una vacuna contra la gripe A H1N1, No se globaliza como mediaticamente se&nbsp debiera.

A tal punto es noticia la probabilidad de vacuna&nbsp en Yakarta,&nbsp que&nbsp sólo&nbsp se espera una orden del gobierno para avanzar en la tarea.&nbsp Entretanto el ministro encargado de las empresas públicas, declara que si el gobierno instruye la ejecución del procedimiento se procederá de inmediato, pues las decisiones para la elaboración de vacunas están bajo el control del Ministerio de Salud.(PL)

En tiempos de globalización .Que esto acontezca, queda solo circunscrito&nbsp a una noticia de Prensa Latina , como&nbsp algo que sucede allá&nbsp bien lejos ,en Indonesia, ¿no seria acaso esta la noticia? Al momento,&nbsp Pregunta sin respuesta.

El barbijo, el preservativo, el forro, el turbante, el ántrax , la paranoia&nbsp en el contacto con el otro. Abonan al mundo ciber, bajo la mirada&nbsp del gran ojo.&nbsp Mientras que&nbsp desde el&nbsp mercado de la Internet&nbsp se nos&nbsp instala&nbsp en lo comunicacional , también la lógica urgente del&nbsp ciber-porno, en tanto&nbsp hace explicita la&nbsp garantía de descarga protegida ,&nbsp autosatisfaciéndose solo. Sin amor ni contacto. Cada vez más direccional el marketing comunicacional conduce a un mundo de sujetos solos, unos solos. Con mi barbijo no te metas, que es mío, y mío&nbsp solo!

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More