México: Yucatán y la inconformidad magisterial

Publicidad

El malestar social crece en Yucatán, la forma en que sistemáticamente son maltratados y despreciados los trabajadores y trabajadoras de la educación, alcanza ahora, grados impensados años atrás. El gobierno de Mauricio Vila y la gestión de Loreto Villanueva al frente a la SEGEY, dejan mucho que desear a decir de cientos de maestros y maestras que mediante diversas formas manifiestan su pesar. En las redes sociales circulan videos con testimonios de docentes de diferentes niveles y localidades quienes hablan de su situación, despidos injustificados incluso de empleados con base y años de antigüedad, otros y otras docentes con más veinte o diez años de contrato que cada año viven el calvario de tener que firmar una nueva disposición dejando su suerte en manos de quienes tienen el deber de velar por el buen andar de la educación y que ahora demuestran incapacidad y desinterés, las quejas van en aumento, las voces se unen para reclamar lo que es suyo, en la explanada de la secretaría de educación estatal es ya costumbre ver a maestros y maestras reunidos para pelear contra la continua injusticia.

El dirigente de la organización Docentes Unidos Luchando en Yucatán (DULY), Jesús González Cupul, expresó en entrevista que: “Hay maestros de educación física a los que hasta el día de hoy no se les ha dicho como se van a manejar la asignación de bases ni tampoco de horas, ellos están preocupados porque pues dicen que a sólo una persona se les ha entregado base, y pues son necesarios los maestros de educación física en todas las escuelas, y las horas existen, entonces lo que el gobierno y la Secretaria les informa es que no hay el presupuesto para poder enviarlos a las escuelas. El caso de educación artística es similar, a algunos se les ha asignado más el número de prelación se estancó y no ha continuado, muchos de ellos están despedidos por lo mismo de que no hay presupuesto según la Secretaria de educación y se quedan las escuelas sin esos maestros. En el caso de inglés son 29 los que obtuvieron lugar en el grupo A por lo cual deben ser basificados, pero según la Secretaria no hay la forma para enviarlos a las escuelas, sin embargo, en las escuelas donde ellos están laborando en las boletas aparece la materia de inglés. En el caso de muchos tutores llevan un ciclo escolar sin que les paguen su trabajo realizado. La problemática es la falta de transparencia, esperamos que el comité de transparencia que creo la propia Secretaria de educación (que no fue tan transparente como se desea al crearlo porque nunca salió una convocatorio para elegir las personas que lo iban a integrar) saque cuantas son las horas en prejubilatorias, cuantas son las horas que ahora están requiriendo las nuevas creaciones en la escuelas y todo eso, eso es lo que estamos buscando”.

“El problema más grande es la ausencia de pagos que en los diferentes niveles está pasando, desde preescolar, primaria, secundaria, y vemos que hasta el día de hoy sigue sucediendo, según ellos (la Secretaria) es que la federación no lo ha liberado pero pues la federación nos ha contestado y dicho que tienen 45 días para responderles y liberar los pagos, si la Secretaria de educación del estado manda incorrectamente los datos, eso hace que se atrasen los pagos, entonces en sí, la SEGEY está de cabeza”. Otra de las anomalías que se ha presentado en la administración actual, es la reubicación sin fundamento de docentes, perjudicando a los alumnos; “Esta vez con tristeza vemos que con la serie de cambios que ha realizado la Secretaria se encuentra en total desorganización, ahí está la gran problemática que tiene la Secretaria de educación”, afirmó el dirigente del DULY.

La salida del gobierno de Yucatán ha sido culpar a la federación, lavándose las manos se excusa en una supuesta “reducción” del presupuesto para el Estado, y contrario a la llamada política de austeridad, el gobernador, la Secretaria de educación y los directivos de las dependencias estatales no se han reducido el sueldo, en un acto contrario a su discurso, sin importarles violar la ley que promulgó el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, que regula los sueldos de los funcionarios públicos. Además, es evidente el despilfarro de recursos en desayunos, prebendas a personas allegadas al gobierno, mientras una de las medidas de lo que llaman “austeridad” es despedir a maestros (para emplear a sus amigos y partidarios), no contratar a otros que ya tienen mucha antigüedad trabajando, despedir administrativos en la SEGEY como en otras dependencias del Estado; “Sí, nosotros lo hemos constatado de que los altos funcionarios tienen altos sueldos también, creo que hay que apretarnos los cinturones y el gobierno del Estado lo tiene que entender, ahora en las redes está circulando lo de la mega marcha y es por la misma razón, van a ir maestros, ciudadanos, vamos a ir todos, porque vemos que los funcionarios no ponen de su parte para dar prioridad a los ciudadanos, a los niños ya todos que en verdad lo necesitan en Yucatán, entonces vamos a pedirle al gobernador que se ponga las pilas y también a los diputados por ellos están haciendo leyes que van en contra de la ciudadanía de Yucatán”, remarcó Gonzáles Cupul.

Estos problemas se presentan en todos los niveles educativos, se ha constatado en Telebachillerato, Tele secundaria, en el COBAY, en los niveles medio superior y superior, el dirigente magisterial acompañado por docentes de varios niveles en resistencia finalizó diciendo; “Yo creo que el sistema educativo esta lastimado, está lesionado, cosa que nunca había pasado a este grado, y ahora vemos que esta tristemente mal, otra vez los que vamos a pagar los platos rotos somos los maestros”.

La situación que se vive en Yucatán comienza a agudizarse sin que por parte del gobierno se muestre sensibilidad ante las necesidades sociales, el desprecio que el magisterio padece es un atentado contra el bienestar de toda la sociedad, el lugar del magisterio en la historia y la actualidad social es fundamental, no basta con hablar de “mejoras” educativos mientras los trabajadores y trabajadoras son despreciados abiertamente. Ante esta situación es justo reconocer la labor que desempeña Docentes Unidos Luchando en Yucatán, acompañando y asesorando a los maestros y maestras en su andar por la dignificación de sus derechos laborales y humanos. La lucha magisterial ha de profundizarse para responder a la agresión que sufren quienes con su trabajo contribuyen a la cultura, educación y dignidad de Yucatán.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More