México. Sinarkia y Bonapartismo en el poder

Por ser Semana Mayor, solo estaremos enviando temas relativos al poder del Sinarquismo que hoy controla la Presidencia de México

Bonapartismo, origen del sinarquismo moderno

Reuniendo material para otros temas, nos hemos encontrado con el libro de Henri Coston «Con dinero rueda el mundo», publicado en 1957 por Samarán Ediciones, cuyo capítulo XI (págs. 115-130) estamos resumiendo para nuestros amigos y lectores. En otras ocasiones hemos hablado de «sinarquía» en estas mismas columnas y siempre hemos procurado remontarnos a las fuentes originarias. Incluso en la obra Gaudí y la Masonería aludimos ampliamente a la sinarquía. Todo lo que se suele repetir sobre la sinarquía en los últimos años deriva de este capítulo de Henri Coston que ha sido manejado, adulterado, retorcido por escritores posteriores en busca de la «conspiración perdida». El propio Coston percibe, durante su estudio que la sinarquía es algo «extraño». Inicialmente creía que se trataba de un proyecto masónico, pero cuando examina el programa del M.S.E. percibe que es más bien el de una formación casi tradicionalista. Todavía no se ha escrito la última página sobre la sinarquía. Cuando se escriba, sin duda, será la continuación de estas líneas de Costón. Y en el Mexico actual hay mucho todavía por dilucidar.

«Durante el día me entero de fuentes muy distintas que la Sinarquía ha sido descubierta y conocida. Esta revelación causaría grandes dificultades a sus miembros. Según la investigación llevada a cabo por los adictos al mariscal, se afirma que ciento cuarenta personas serán detenidas».

¿Qué es esta famosa Sinarquía y cómo ha sido revelada su existencia?

Es durante la guerra y en plena ocupación que un ex venerable de una logia masónica, M. Jean Mainy, llamado Paul Riche, publicó un día por la mañana en“L’Appel” el archivo de cierta organización secreta de teócratas y de financieros. Los hechos que revelaba y que habían permanecido casi secretos hasta entonces parecían demostrar que el Estado francés estaba no sólo investido, sino literalmente invadido por los adherentes al Movimiento Sinarquista del Imperio(M. S. E.).

El autor, que relacionaba la agrupación con la franc-masonería, exageraba tal vez la influencia de los afiliados al M. S. E., pero no por esto parecía menos informado sobre sus intenciones y sobre su identidad. Las autoridades alemanas -no olvidemos que la censura de la Propagandaslaffel alteraba considerablemente los textos que le eran sometidos – había suprimido buena parte del texto inicial, después de haber dudado sobre la oportunidad de tal publicación. En cuanto el ministro del Interior tuvo conocimiento de tal divulgación lanzó una orden de arresto contra el autor del artículo y contra el director de la publicación .

En resumen, añadía, el sistema propuesto consiste en dar a cada país una constitución política y una economía nacional de estructura peculiar, organizada conjuntamente con el propósito de:

1º. Colocar el Poder político directamente entre las manos de mandatarios de los grupos interesados;

2º. Realizar una concentración máxima dentro de cada rama de la industria, con el objeto de suprimir toda competencia;

3º. Ser dueños absolutos de los precios de todas las mercancías;

4º. Encerrar al obrero dentro de un cuadro jurídico y social que no le permita más ejercer acción reivindicadora alguna.

5º. Manipular, mentir, controlar y encerrar a los libertarios, los libre pensadores, los marxistas, los anarquistas y los periodistas incómodos, el poder debe de ser omnímodo, centralista, policiaco y anti-democrático, el pópulos no debe de ser educado, ni darle poder de mercado. El poder debe de ser monopólico, absolutista y rentista.

Napoleón III

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Napoleón III
Presidente de la República FrancesaEmperador de los franceses

Retrato de Napoleón III, Emperador de los Franceses, por Franz Xaver Winterhalter, 1852.
NOTICIAS ANTICAPITALISTAS