México: Pueblo maya de Chablekal denuncia despojo de tierras en beneficio de empresarios

Publicidad

Este 31 de agosto, en punto del medio día, la Unión de Pobladoras y Pobladores de Chablekal en Defensa de la Tierra y el Territorio, llevó a cabo una rueda de prensa en la puerta del Tribunal Agrario de la Ciudad de Mérida, Yucatán, para denunciar, una vez más, el injusto despojo de tierras que está sufriendo el pueblo maya de Chablekal, dicho despojo ha sido posible gracias a la complicidad que existe entre el ejido, los empresarios acaparadores de tierras y las autoridades agrarias.

El señor José Euan recordó que desde hace dos años se está exigiendo el derecho a la tenencia de la tierra, derecho que les corresponde por ser naturales de Chablekal y por ser mayas. Hasta el momento, tanto el Ejido, el Tribunal Agrario y la Procuraduría Agraria se han negado a reconocer el derecho que les corresponde, pero por el contrario sí han reconocido como ejidatarios de Chablekal a un grupo de poco más de 60 empresarios yucatecos, entre los que se encuentran Antonino Almazán Arteaga o Carlos Abraham Mafud. De acuerdo a las palabras del señor José Euán, uno de los argumentos que han usado las autoridades agrarias para negarles el derecho a la tierra es que quienes integran la Unión de Pobladoras y Pobladores no pertenecen al pueblo maya.

El abogado Jorge Fernández Mendiburu recordó que este jucio se inició hace dos años debido a que el Ejido ha estado vendiendo sistemáticamente tierras que pertenecen al pueblo de Chablekal y que no debían tocarse, y por lo tanto la lucha que están llevando a cabo es por la defensa del territorio maya de Chablekal, es importante que las autoridades agrarias tomen en cuenta el derecho internacional en materia de pueblos originarios. También mencionó que la Procuraduría Agraria ha avalado procesos viciados que el ejido ha llevado a cabo, como por ejemplo, cuando con solo 11 ejidatarios dotaron de tierras a un grupo de empresarios yucatecos. El abogado recordó que se solicitó que se suspenda las ventas de tierras en lo que se lleva a cabo el juicio, sin embargo, la venta de tierras ha continuado; entre lo que se ha vendido está el Uayim (tierras destinadas a las mujeres) y la parcela escolar, que se supone que por ley no debían tocarse.

Cristina Muñoz Menéndez señaló que Equipo Indignación ha acompañado a la Unión de Pobladoras y Pobladores de Chablekal, así como lo ha hecho en otros casos de despojo de tierras. Puntualizó que las tierras yucatecas son un botín para empresarios voraces y el despojo de tierras es una política de Estado. La lucha de Chablekal ha visibilizado a las mujeres y a jóvenes mayas que se encuentran en la incertidumbre jurídica al negárseles el derecho a la tierra.


Ejido de Chablekal excluye a su pueblo y adopta a empresarios: Unión de Pobladores

Comunicado de la Unión de Pobladoras y Pobladores de Chablekal por el Derecho a la Tierra, al Territorio y a los Recursos Naturales y Equipo Indignación A.C.

El Ejido de Chablekal, en complicidad con autoridades agrarias, niega y excluye a su propio pueblo pero adopta y reconoce a empresarios especuladores como ejidatarios, denuncian conjuntamente la Unión de Pobladores de Chablekal y el Equipo Indignación.

Carlos Abraham Mafud, Manuel Adonay Vargas Cuevas o Helio Alejandro Monforte Jaimes son sólo tres nombres, ejemplos de personas a quienes el ejido ha reconocido, dotado de tierras y derechos que nos niega a personas originarias de Chablekal, hijas y nietas de ejidatarios.

El pueblo de Chablekal tomó hace dos años la decisión de defender tierra, territorio y recursos naturales del despojo, para lo cual ha tenido que enfrentar al ejido, a las autoridades agrarias y a empresarios vinculados a la especulación. Una de las primeras acciones, ante la negativa a considerarles parte del ejido, fue tomar posesión de tierras en el polígono concido como Misné Balam.

El 28 de agosto se cumplieron dos años de que cerca de 300 pobladores y pobladoras, padres, hijos, nietos y bisnietos de los dueños originarios de estas tierras, iniciamos una lucha en contra de la asamblea general de ejidatarios y el comisariado ejidal de Chablekal, así como en contra de la Procuraduría Agraria y del Tribunal Unitario Agrario, autoridades que a lo largo de estos dos años han intentado menoscabar la dignidad de todo un pueblo que hoy se atreve a demandar el derecho negado: Tomar parte en las decisiones que afectan nuestra vida comunitaria.

El Tribunal Unitario Agrario precisamente acaba de negar, por segunda ocasión, la medida cautelar solicitada por la Unión de Pobladores consistente en ordenar que se detenga cualquier proceso de compra venta o enajenación de tierras hasta que se resuelva la demanda original. Esto a pesar de, después de la primera negativa, la unión de pobladores obtuvo el amparo y protección de la justicia federal que hizo notar al Tribunal su errónea argumentación para negar la medida (sostenía que los demandantes no acreditaron calidad agraria, cuando es precisamente lo que demandan) y le ordenó dictar una nueva resolución en congruencia con lo solicitado.

Luchamos sin ninguna garantía para proteger estas tierras, pues mientras el procedimiento judicial avanza sin que se nos otorgue una medida precautoria que evite que se vendan nuestros terrenos, que hayan cambios de uso de suelo y que ricos empresarios terminen de apropiarse de lo que es del pueblo, nosotros mantenemos la posesión y resistencia sobre la tierra que, lo seguimos diciendo con orgullo, es nuestra madre. Alzamos hoy la voz puesto que de continuar negándonos una medida que proteja el estado en el que se encuentran estos terrenos, no habrá tenido ningún sentido la lucha jurídica pues ya no tendremos nada qué defender.

Esta Unión denuncia públicamente todas estas prácticas dilatorias con las que estas instancias gubernamentales reiteradamente niegan y violan nuestros derechos humanos, nuestras garantías colectivas e individuales, así como también nuestros derechos como pueblo maya.

A esto hay que sumar la discriminación de la Procuraduría Agraria y del propio comisariado ejidal que niega que nuestro pueblo de Chablekal es MAYA: “NO existen mayas”, “los mayas fueron en tiempos pasados” “En estos tiempos los mayas ya se extinguieron” son expresiones que constan en el acta en la que el comisario Leoncio Coot  Kantun, rindió su informe justificado ante el juez segundo de distrito.

Cabe señalar que quienes integramos la Unión de Pobladoras y pobladores de Chablekal somos vecinos y naturales de este pueblo, además de ser hijos e hijas así como nietos de ejidatarios que durante varios años hemos solicitado el reconocimiento de los derechos reclamados, pero el ejido nos lo ha negado sistemáticamente y, en cambio, ha reconocido los derechos de avecindados, posesionarios y ejidatarios a personas que no son del pueblo y que son de las familias más adineradas de la ciudad de Mérida.

Dichos reconocimientos constan en actas  certificadas que obran en los archivos de la Unión de Pobladoras y Pobladores mismas que se solicitaron al Registro Agrario Nacional y que ahora damos a conocer, junto con otras irregularidades del ejido. En fecha 18 de febrero del año 2007 los empresarios le pagaron al ejido la cantidad de siete millones 452mil, 658 pesos como contraprestación por sus aportes para ser reconocidos con la calidad agraria de ejidatarios.

De igual manera denunciamos públicamente el reconocimiento de avecindado al señor Manuel Adonay Vargas Cuevas, tal y como consta en el acta certificada de asamblea de fechas 28 de marzo del año 2007, en la que dicho reconocimiento se realizo con el voto de solamente once ejidatarios.

El comisariado ejidal, en complicidad con autoridades agrarias, incluso han tomado la parcela escolar y la Unidad Agrícola de la Mujer para beneficiar a especuladores, pues en fecha de 28 de abril del año 2011, la asamblea general de ejidatarios reconoce el derecho de posesionario  al C. Helio Alejandro Monforte Jaimes y en este acto se expone que las parcelas denominadas 1 y 2, correspondientes a la unidad agrícola de la mujer y a la parcela escolar respectivamente se encuentran ocupadas por dicho señor Monforte Jaimes, quien según la asamblea “lo ha estado trabajando y fomentando desde hace varios años”.

En una de las negativas más recientes a nuestra demanda de tierra el Comisario, en representación del ejido, argumentó que ya no existen excedentes de tierras de uso común en el ejido de Chablekal. Sin  embargo en el oficio No. 1873/2015 de fecha 01 de abril del año 2015, expedido a solicitud de las y los pobladores por el Registro Agrario Nacional con sede en la ciudad de Mérida, se certifica que existe en la actualidad una superficie de 1223-30-60. 148 hectáreas de tierras de uso común en el ejido de Chablekal.

Hay que resaltar que todas estas acciones que hemos denunciados son aprobadas por la Asamblea de Ejidatarios de Chablekal y tienen el visto bueno de la Procuraduría Agraria, quien levanta las actas y envía Visitadores que participan en las asambleas.

Por lo anterior esta Unión de Pobladoras y Pobladores demanda y hace público todo el sistema de corrupción con el cual operan las autoridades agrarias. Hoy los ricos, con la complicidad de los gobiernos en todos sus niveles e incluso las autoridades ejidales a quienes se les ofrecen millonarios negocios a cambio de vender lo que no es suyo, pretenden privatizar y destruir espacios de montes que son además uno de los pocos pulmones naturales que quedan ante la ola de destrucción que genera la voracidad empresarial.

Decidimos decir YA BASTA al desmantelamiento de nuestro único patrimonio y nuestra única posibilidad de seguir siendo lo que somos de manera colectiva que es la tierra de todos y todas a la que nos debemos como pueblos originarios.

Chablekal, Yucatán, 31 de agosto de 2016

 

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More