México. Policía impide a mujeres entrar a la CEAV; regresan a la CNDH tras confrontación

Tras una confrontación entre un grupo de mujeres y policías capitalinas que impidieron su paso al edificio de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), las manifestantes decidieron retirarse y volver a la CNDH.

Las mujeres llegaron a las instalaciones de la CEAV, ubicado en la colonia Del Valle, en la alcaldía Benito Juárez, para exigir que se atiendan sus demandas, y para apoyar y llevar víveres  a quienes están dentro de las instalaciones y mantienen un plantón desde hace varios meses.

Al llegar al edificio se registraron gritos, insultos y empujones entre las mujeres y los elementos de seguridad.

Una mujer intentó retirarle un escudo a una policía que resguarda el inmueble, ante ello, una oficial le respondió; “¡Dejen de estar jodiendo!”.

Una de las activistas contestó: “Ustedes son las que están jodiendo. Como si no supieran que aquí están las víctimas de los asesinatos”.

Un grupo de mujeres les dijo que si no se retiraban las policías, incendiarían el edificio.

Las manifestantes salieron de las oficinas de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), hacia al antimonumento, ubicado en Avenida Juárez, pero decidieron tomar un camión para que las trasladara a la colonia Del Valle.

 

Entre las mujeres presentes se encuentra Yessenia Zamudio, madre de Marichuy Jaimes, asesinada en 2016—, que encabeza el Frente Ni Una Menos, una organización feminista enfocada en los feminicidios y otras violencias de género, quien forma parte del colectivo que tomó las oficinas de la Comisión de Derechos Humanos.

La Secretaría de Seguridad Ciudadana desplegó más de 50 policías mujeres con equipo antimotin -cascos, escudos- para resguardar la entrada principal y periferias de la CEAV.

El periodismo libre necesita de sus lectores.

Sigamos contando las historias que importan.

Algunas mujeres denunciaron que los elementos de seguridad las han agredido y comenzaron a replegarlas.

“Ve cuántas somos y ve todas las policías que nos mandan ¿cómo creen que no vamos a estar enojadas”, dijo Zamudio.

Los agentes impidieron que las colectivas y familiares ingresaran al lobby del edificio.

“Nosotras nada más veníamos a apoyar a otros compañeros que están dentro de la CEAV, traemos alimentos”, dijo una de las manifestantes.

 

“No soy ninguna encapuchada ni vengo pagada por nadie, soy una madre que estoy sufriendo de coraje y de angustia por no saber dónde está mi hijo, porque sus niños los están esperando. Y no nos vamos a mover hasta que López Obrador y la secretaria de Gobernación nos reciba y nos dé respuesta”, dijo una de las madres que protestaba.

En un comunicado, la Subsecretaría de Derechos Humanos informó que quien está dentro de las oficinas del CEAV es un señor originario de Chihuahua, víctima indirecta de secuestro en la entidad, quien permanece junto a tres integrantes de su familia (dos menores), desde el 17 de febrero de 2020, en el lobby del organismo.

Protesta en la CEAV que lleva meses

María Isela Valdez se volvió noticia nacional cuando se arrodilló ante el presidente Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional para pedirle justicia en el caso de su hijo Roberto Quiroa, desaparecido en Tamaulipas en 2014, y tras lo cual le prometió “te lo voy a entregar”, según cuenta. Ha pasado más de un año desde esa única vez en que familiares de desaparecidos pudieron reunirse directamente con el presidente, que estuvo llena de reclamos y en la que les prometió que cada tres meses revisarían sus casos, pero nada de eso ha pasado.

Así que María Isela y otras víctimas del Colectivo 10 de Marzo instalaron hace unos meses un plantón en la puerta de la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV) para exigir un trato digno, entre otras demandas.

.

Policía impide a mujeres entrar a la CEAV; regresan a la CNDH tras confrontación

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS