México. Pandemias antes del Coronavirus

Diabetes y obesidad

Publicidad

NUESTRO PAÍS está atravesando por el momento más crítico de la pandemia de Covid-19, en la que lamentablemente al cierre de esta edición, 30 de mayo, hay alrededor de 10 mil defunciones; esto nos ha posicionado como el octavo país con fallecimientos en el mundo y el segundo a nivel Latinoamérica, solo después de Brasil.

La diferencia de nuestro país con los demás es que las personas que han tenido complicaciones con el virus son adultos de entre 35 y 55 años, los cuales tenían alguna enfermedad crónica; diabetes, hipertensión u obesidad (7 de cada 10 fallecidos sufrían alguno de estos padecimientos). Dichas enfermedades son provocadas por el consumo de alimentos industrializados con poco valor nutricional, de acuerdo con el subsecretario de salud Hugo López-Gatell. Es decir, este virus solo llegó a agravar las pandemias alimenticias que antes ya existían en nuestro país.

Además, López-Gatell en la conferencia vespertina del 4 de abril mencionó que el problema no depende de “lo que queramos comer”, sino de la oferta, y que en México la sal, el azúcar y las grasas son los ingredientes principales de los productos industrializados. Esto no es ajeno a nosotros, tan sólo debemos recordar el día a día en nuestro centro de trabajo, en el cual, es ya costumbre como aperitivo una Coca-cola y el pan dulce Bimbo que es muy sencillo ir a comprar a la tienda de la esquina, lo cual es una bomba de azúcares, que inconscientemente ingerimos para poder estar activos, aguantar de mejor manera la jornada, y que muchas veces resulta más práctico y económico que comprarnos una ensalada o una comida completa.

Estas enfermedades cardiovasculares son consideradas un problema de salud pública, y a raíz de la presión de muchas organizaciones sociales, se realizó una modificación a la Norma Oficial Mexicana NOM-051-SCFI/SSA1-2010, que se refiere a los etiquetados de alimentos y bebidas no alcohólicas, esto con el objetivo de disminuir el consumo de lo que conocemos como “comida chatarra”.

Dichas modificaciones pretenden informar al consumidor de los altos contenidos de azúcar, sal y conservadores presentes en los alimentos, con unos octágonos visibles en la etiqueta; también se pretende eliminar a personajes infantiles, así como advertir cuales alimentos no son recomendables para niños, ya sea por cafeína, conservadores u otras sustancias. Es importante recordar que México es el primer país con obesidad infantil en todo el mundo con el 35.6% de niños entre 5 y 11 años, de acuerdo con datos de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición.

Esta norma se llevará a cabo en tres etapas. Inicia en este 2020 con el nuevo etiquetado y la última etapa se aplicará en el 2025. Pero bajar el consumo de estos productos, sería “afectar” a los empresarios de la industria de alimentos, y como es de esperarse, estos no tardaron en sacar las uñas.

El 10 de febrero la Confederación Nacional de Cámaras Industriales (Concamin) y el Consejo Coordinador Empresarial (CEE) metieron un amparo para detener la publicación de la NOM-051, el argumento es que no se les consideró en la elaboración de la norma, a pesar de que en las reuniones participaron más de 40 organizaciones representantes de la industria; claro, estaban ahí sólo para defender sus ganancias económicas, no para elaborar una norma que vele por la salud de los mexicanos.

Estos burgueses, así como el Consejo Mexicano de la Industria de Productos de Consumo (ConMéxico), representados por Jaime Zabludovsky, aprovechándose de la pandemia, le pidieron al gobierno federal aplazar la NOM-051 por las afectaciones (menores ganancias) que traería a la industria el Covid-19. Además de que sean consideradas todas las empresas a las que representa (Arca Continental, Alpura, Bimbo, entre otras), como esenciales, para que así sus empleados sigan laborando, y no detener la producción de esos alimentos que hoy son los responsables de la mayoría de muertes. Con esto, algo nos queda claro: a los empresarios no les interesa la vida de los consumidores, mucho menos de sus trabajadores. A pesar de estas trabas, la NOM-051 va a iniciar en octubre de este año. Empezaremos a ver este nuevo etiquetado, acompañado de campañas sobre una alimentación sana. Pero no será lo único, también veremos las estrategias de otras empresas, como Coca Cola-Femsa (la principal embotelladora en México y Latinoamérica), ya que anunció estar preparada para el nuevo etiquetado, donde le apuestan a la reformulación y el desarrollo de nuevos productos, es decir, ahora le apostaran a envases más pequeños y productos “light”, los cuales, les van a seguir generando las mismas o incluso más ganancias de las que tienen actualmente, pues ahora vamos a enriquecerlos sintiéndonos sanos.

Como vemos, la burguesía es hábil y busca siempre formas de adaptarse, desde ser reaccionaria con amparos hasta adecuar su producción, todo para seguir conservando sus intereses de clase, por eso, las modificaciones a la NOM-051 es una muestra de la lucha del pueblo en el camino por una vida más digna, pero no es suficiente.

Esta pandemia nos ha enseñado que además de una alimentación balanceada, ejercicio cotidiano y medidas de higiene, lo único que garantiza una mejor calidad de vida es una economía planificada, con un Estado que considere la alimentación y la salud cuestiones prioritarias.

Si bien, el actual gobierno y fracciones de la sociedad buscan instaurar un Estado de bienestar, aunque este ha demostrado ser efímero (con el gobierno de Lázaro Cárdenas), por ello es importante que los proletarios tomemos conciencia histórica de que necesitamos tomar los medios de producción y decidir qué, cómo y cuánto producir, sólo así, se acabarán las pandemias de desigualdad.

 

 

NOTA: Este artículo fue publicado como parte de la sección Análisis del No. 54 de FRAGUA, órgano de prensa de la Organización de Lucha por la Emancipación Popular (OLEP), junio, 2020.

Contacto:

olep.contacto@gmail.com

fragua.olep@gmail.com

Facebook: olep.fragua

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More