México. “No hay maestros de primera, de segunda o de tercera, sólo maestros con mucha dignidad”

1. Si alguna característica poseen los maestros de primaria en México es su identidad con la profesión a la que han dedicado muchos años de estudio y de trabajo y, dentro de ésta, el cariño por sus alumnos. Los que presentaron examen no son de la CNTE; no han ingresado a la CNTE por amenazas y presiones de las autoridades de la SEP y líderes venales del SNTE; pero obviamente han estado con la lucha social. Por ello cuando Aurelio Nuño de la SEP dijo en su discurso que “hay profesores de primera, segunda y tercera” –y que él en ese momento estaba reunido con “profesores de primera”, más de cuatro maestros levantaron la mano para responderle que en México ‘‘no hay maestros ni de primera ni de segunda ni de tercera, sólo maestros’’.  ¡Haay!, sintió Nuño que le habían clavado banderías tras sus orejas.

2. Los profesores más destacados del país aclararon paradas ante el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, luego de que el funcionario –buscando engañar y llevar agua a su molino- aseguró que los poco más de 10 mil 500 docentes con los mejores resultados en la evaluación del desempeño son ‘‘una luz para un nuevo México’’ y el rostro de la ‘‘redignificación’’ del magisterio. Convocados a un diálogo con Nuño, los educadores narraron una a una las irregularidades que experimentaron para presentar la evaluación, como notificaciones emitidas a destiempo, aplicación de la prueba que se prolongó más de ocho horas por los reiterados cortes de energía eléctrica, caída del sistema y fallas en las computadoras, preguntas sin pertinencia con su desarrollo profesional ni su contexto laboral, falta de información y nulo apoyo para su preparación.

3. Una maestra de secundaria  afirmó que “en su caso la aplicación de su examen se inició a las 10:30 horas y concluyó más de 12 horas después, debido a que en cuatro ocasiones se presentó un corte de energía eléctrica y el sistema se cayó. No quisiera vivirlo cinco veces, por las cinco materias que imparto”. Otra  maestra de primaria afirmó que los resultados de la evaluación ‘‘a unos nos favorecieron y a otros no, pero hay muchos que no obtuvieron el resultado que merecían, porque el trabajo que realizan en su escuela es muy diferente a lo que viene en un examen, al miedo o a las circunstancias’’. No le salió a Nuño y a sus asesores del INEE el acto como querían: pensaron que los profesores, al no ser de la CNTE, se comportarían como gusanos, pero lo hicieron como águilas, como debe ser siempre.

4. Los dirigentes espurios del Sindicato (el SNTE) han ofrecido ayudar a la más de tres mil maestros que desde el uno de marzo han sido cesados de su trabajo y que mensualmente le cobran una cuota sindical. Saben ellos que entre priístas (SNTE y SEP) se pueden arreglar las cosas siempre y cuando: a) renuncien a la CNTE, b) se comprometan a no salir más a una protesta, c) que tomen todos los cursos de la SEP/SNTE programados y d) que presenten a otros exámenes. ¿Qué ofrece a los maestros despedidos la CNTE?: a) poner a todos sus abogados a su disposición, b) seguir luchando en las calles por su reincorporación, c) luchar por sus salarios caídos, d) hacer un llamado a los profesores nuevos a que no hagan el papel vergonzoso de “carneros” o esquiroles, e) Seguir luchando sin claudicar ante la funesta SEP y el SNTE.

5. Los maestros más conscientes saben que batallar contra la burguesía y su Estado no es nada fácil. Hay maestros que llevamos 55 años –desde el MRM othonista en 1960- y nunca se acaba. ¿Cómo se va acabar si aprendimos en la escuela, en los libros, en nuestra práctica, en las observaciones, que la vida de la comunidad, de los padres y de los niños, que ellos son presente y futuro de nuestro país? ¿Cómo se va acabar si la educación en nuestro país sigue ocupando los últimos lugares en el contexto internacional por falta de inversiones públicas? ¿Cómo dejar de luchar si por el profundo proceso de privatización neoliberal se están cambiando planes y programas y abriendo más colegios particulares? En fin, la lucha no puede terminar mientras los niños acudan a la escuela sin haber desayunado, sin zapatos y sin un vestido que lo cubra adecuadamente.

6. La educación es un pilar fundamental en la vida de los pueblos. No la simple escolaridad que termina con la entrega de una calificación, un certificado o un título; sino la educación que sirve la entender, comprender el pequeño o grande mundo que vivimos y que enseña a transformarlo. La escolaridad ayuda como una simple técnica, pero la educación es una actitud humana frente a la vida que no requiere de papeles y comprobantes. El Nuño de la SEP –como hijo de papi- tiene un montón de papeles; pero frente a la comunidad (si no está acompañado de 50 guaruras) vale un carajo. Los maestros, por el contrario, hijos de la comunidad, parte de ella desde el tiempo de las normales rurales, saben lo que es el pueblo y ayudan a liberarlo.

7. En cada Asamblea General Representativa o Foro de la CNTE se analizan los problemas de la educación, los asuntos sindicales y los aconteceres del país; no ha habido desviaciones, dispersión o blandenguerías. Así que los 3 mil y pico de maestros tendrán que recuperar sus plazas porque el movimiento de masas en las calles no va a parar. Estamos acostumbrados a los golpes de la clase en el poder; no podría esperar nada bueno de esos personajes como Peña y Nuño que ante su desplome económico se defienden hasta con sus garras. México en vez de crecer se hunde; en lugar de crear empleos profundiza la desocupación; en vez de retener los capitales, huyen del país en forma de dólar; en lugar de invertir en educación, salud, servicio social, prefiere que vía salarios se lo roben sus funcionarios; en vez de gobernar para el pueblo lo hace en beneficio de los empresarios y el imperio. (4/III/16)

http://pedroecheverriav.wordpress.com

alterar@gmail.com

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS