México: Los «cero» feminicidios para Ivonne Ortega en Yucatán

Publicidad

El mes de marzo llega a su fin. El Día Internacional de la Mujer quedo atrás. Se diluyen  los actos protocolarios y estruendosas declaraciones  que enmarcaron los “festejos” para el consumo mediático de estos eventos  y vuelve todo a la apacible e incuestionable normalidad. Con la llegada del mes de  abril se inician las  campañas electorales  y con ellas los candidatos y candidatas recicladas nuevos discursos y las ya conocidas promesas electorales ya sea desde el Congreso de la Unión, el Congreso del estado o desde algunos de los 106 gobiernos municipales. Entre  quienes  aspiran a ocupar un puesto para “servir “a la ciudadanía en nuestro Estado, reconocemos a algunas  que ya antes han ocupado cargos públicos como es el caso de la ex gobernadora Ivonne Ortega Pacheco quien ahora será candidata plurinominal a una diputación federal y de ella no deja de llamar  la atención sus reiteradas declaraciones “en  Yucatán hay cero feminicidios”. La ex Fiscal general del Estado Celia Rivas y la ex Directora del IEGY.

Primeramente debemos admitir que la ex gobernadora tiene toda la razón en sus declaraciones; por supuesto que no hay feminicidios en nuestro estado, ya que para que se juzguen los asesinatos de mujeres y se aplique la pena máxima de 50 años de castigo a los agresores  que las privan de la vida, violentan sus cuerpos  y las arrojan en los montes  o las entierran clandestinamente,  se necesita necesariamente un Protocolo de Actuación Investigación Ministerial, pericial y policial en el delito de feminicidio para el estado,  y para el procurador de la administración de Ivonne Ortega,  Héctor Cabrera en ese entonces, nunca fue importante elaborarlo, aun cuando diversas organizaciones de la sociedad civil se dieron a la tarea de hacer una propuesta y entregarla en su momento. Le ha faltado agregar a sus declaraciones que tampoco hay mujeres víctimas de violencia en nuestro estado, pues olvido que en el discurso que leyó  en Palacio de Gobierno el día que se dio a conocer la Ley de Acceso de las Mujeres a una vida libre de violencia aprobada el 18 de marzo del 2008,  pronuncio las siguientes palabras “He instruido a mi gabinete para que  a partir de hoy ya no exista violencia en el estado y  nunca más una mujer golpeada”. Prueba de ello, es que aunque la ley de Acceso de las mujeres lo mandate, no existe un observatorio de la violencia hacia las mujeres, una base de datos  y algo tan elemental como una hoja única de ingreso  de inicio de la atención y término para estas mujeres, que por cierto le correspondió implementarlo a la Directora del IEGY en ese entonces a la académica Georgina Rosado Rosado autora de las desafortunadas  declaraciones “No tengo una bola de cristal para saber en qué hogares existe violencia y en cuales no” , por lo que Organizaciones de la Sociedad  Civil se dieron a la tarea de llevarle una .

Otra mujer que aspira a ser diputada, es la ex fiscal Celia Rivas quien  dejó su puesto para contender por un escaño en la Legislatura local y a quien tampoco le intereso implementar  este Protocolo de Actuación Investigación Ministerial, pericial y policial en el delito de feminicidio para el estado a quien también al inicio de la administración del actual gobernador del Estado Rolando Zapata Bello se le entrego una propuesta de este protocolo para su implementación pero también quedo en el olvido. Era más fácil llamar a los feminicidios “Homicidios pasionales”, que trabajar con la sociedad civil en este protocolo y su implementación.

Por supuesto que no podríamos dejar de mencionar a la Locutora Rosario Cetina, quien ocupo la titularidad del IEGY durante tres  años, y a quien tampoco le importo implementar la Ley de Acceso de las mujeres, el  Observatorio Social, la base de datos, los programas, ya que fue más importante organizar  los “días naranjas” con canciones, presentaciones de libros, vestirse de naranja  y demás, como acciones afirmativas para eliminar la violencia en el estado. Ella también quiere ser diputada (sin hacer campaña ya que es parte de la lista plurinominal del PRI) para “seguir luchando” por las mujeres y eliminar la violencia que viven cotidianamente en todos los ámbitos; pero estas tres mujeres  en su momento no lo hicieron. Desconocen las tres, la brecha existente entre la protección que estipulan  las leyes y la realidad que viven las mujeres dentro del sistema de justicia que es abismal, que contar con un marco jurídico avanzado no derriba los obstáculos para el acceso a la justicia en nuestro estado, que aún prevalece la falta de respuesta y sensibilización adecuada por parte del sistema de justicia y los delitos contra las mujeres permanecen casi en total  impunidad.

Estas tres aspirantes a ocupar un lugar en la próxima legislatura local y en la federal desconocen la Encuesta Nacional sobre la Dinámica en las Relaciones en los Hogares, ENDIREH) cuando esta señala que nuestro Estado  ocupa el cuarto lugar a nivel nacional en violencia de género y no se han percatado que a pesar de haber una Ley de Acceso de las Mujeres a Una Vida Libre de Violencia que mandata un Observatorio Social y una base de datos desde el 2008 que fue aprobada, esto no existe, no ha sido importante para las tres desde los puestos de poder que ocuparon. No alcanzan distinguir que en Yucatán, junto con los contextos económicos, sociales y culturales que viven, las mujeres también enfrentan una serie de obstáculos que ponen en riesgo nuestro estado de derecho y la igualdad de todos y todas ante la ley, y que de manera determinante afectan su integridad  y la atentan contra sus vidas.

Pudieron hacer y no quisieron, o peor aún no fue importante trabajar para contribuir a la erradicación del machismo y la discriminación contra la mujer, ni moldear de manera sustantiva el trabajo  y  mejorar la actuación de nuestros órganos procuradores de justicia. Ministerios públicos que consideran que la mujer es la que ha provocado el acto violento contra ella con su vestimenta y  que se niegan a levantar la denuncia en casos de violencia familiar y les sugieren regresen a su casa y traten de resolver el conflicto con su pareja. Desconocen la teoría de no discriminación e igualdad con perspectiva de género. Aún piensan que el rol de las mujeres es primordialmente, obedecer a su pareja,  cuidar a los hijos y a todos los integrantes de la familia, y que son ellas  las que están obligadas a una conducta sumisa,  honorable y perfecta.

Del año 2008 a la fecha,  por la presión de la sociedad civil se consigue tipificar el delito de feminicidio, pero no como delito grave. Le llevo al legislativo reparar esa grave omisión tres años, sin embargo aún no logramos que se castigue el asesinato de las mujeres, como feminicidio y se imponga los 50 años de castigo especificado en los códigos y esto se lo debemos en gran parte a estas tres candidatas que ahora regresaran a pedir nuestro voto . Por último, no hay que olvidar que el 8 de marzo del 2014, se deroga esta Ley de Acceso de las mujeres a una vida libre de violencia que comenzaba a caminar, ya que  el gobernador del estado, presento  una nueva ante el poder legislativo, que las Organizaciones de la Sociedad Civil que trabajan con  mujeres que sufren de violencia, desconocían y, esta ley aprobada rápidamente por diputadas y diputados del Congreso del Estado actual AUN NO CUENTA CON REGLAMENTO a un año de haberse aprobado. ¿Cómo puede implementarse una Ley sin reglamento? En esta misma fecha se presentaron otras iniciativas al legislativo, como  el que la violencia contra las mujeres se elevaba al rango de delito grave, lo cual se aprueba en este mismo paquete, pero  todo sigue igual, aunque el Sr Gobernador del Estado presida la Comisión de Equidad de Género de la CONAGO y que digan que  Yucatán va a la vanguardia, no mencionan que es solo en papel y queda claro cómo el acceso a la justicia para las mujeres éste aún se encuentra muy lejos de ser una realidad.. Se termina Marzo llega abril con sus campañas y sus candidatas.

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More