México. Los 43 estudiantes de Ayotzinapa habrían sido dispersados en varios puntos

Publicidad

El abogado de los familiares señaló que esta conclusión se derivó de un análisis de más de 10.000 llamadas realizadas. Madres y padres de los jóvenes aseguraron que no han perdido la fe y esperan que llegue la justicia. 

Nuevas investigaciones sobre la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa indicarían que los jóvenes fueron llevados en pequeños grupos a diferentes lugares cercanos a la ciudad mexicana de Iguala, reveló este jueves el abogado Vidulfo Rosales.

«Los datos de prueba recabados apuntan a que muy probablemente los estudiantes habrían sido dispersados en varios grupos y llevados a lugares aledaños a Iguala. Se está investigando», manifestó Rosales, abogado de los padres de los 43, tras una marcha de los familiares.

Durante la peregrinación a la Basílica de Guadalupe de la Ciudad de México que realizaron los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa, el abogado de los familiares señaló que esta conclusión se derivó de un análisis de más de 10.000 llamadas realizadas después de la noche del 26 de septiembre de 2014, día en que desaparecieron los estudiantes.

Indicó que no existen datos que apunten a que los jóvenes terminaran en el basurero de Colula, tal como lo indicó la llamada «verdad histórica» del Gobierno de Enrique Peña Nieto (2012-2018), la cual concluyó que en ese lugar los estudiantes de la Escuela Normal Rural Isidro Burgos fueron incinerados.

«El basurero de Cocula no fue el destino final de los estudiantes«, aseguró Rosales, quien puntualizó que también se está buscando a los jóvenes «en vida». Este jueves, familiares y allegados de los jóvenes, así como organizaciones civiles y simpatizantes de la causa, llegaron a la Basílica de Guadalupe.

En este recinto religioso, alrededor de 500 manifestantes rezaron y pidieron por los estudiantes desaparecidos hace 63 meses en la ciudad de Iguala, en el sureño estado de Guerrero.

«Estamos aquí, a seis navidades sin nuestros hijos»

Al grito de «¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!», los familiares de los jóvenes que desaparecieron la noche del 26 de septiembre de 2014 ingresaron a la basílica para pedir por sus hijos y por la verdad sobre el suceso que se les negó en el sexenio pasado.

Con fotografías de los rostros de sus hijos, padres y madres de los estudiantes aseguraron que no han perdido la fe y esperan que llegue la justicia en el caso de los jóvenes, de quienes no se tiene rastro desde aquel día.

www.publico.es/internacional/mexico-43-estudiantes-ayotzinapa-habrian-sido-dispersados-puntos.html

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More