México. Ley mordaza contra el pueblo en Texcoco

Publicidad

El México de la cuarta transformación ha traído a la mayoría de los mexicanos esperanza de un futuro mejor. El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) ha manifestado reiteradamente su compromiso de garantizar la libertad de expresión y no reprimir al pueblo. A diferencia de los gobiernos anteriores, éste se compromete a respetar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, misma que nos ampara en sus artículos sexto y séptimo referentes a la libre expresión, que a la letra dicen:

“Artículo 6°. La manifestación de las ideas no será objeto de ninguna inquisición judicial o administrativa…Toda persona tiene derecho al libre acceso a información plural y oportuna, así como a buscar, recibir y difundir información e ideas de toda índole por cualquier medio de expresión.
Artículo 7°. Es inviolable la libertad de difundir opiniones, información e ideas, a través de cualquier medio. No se puede restringir este derecho por vías o medios indirectos, tales como el abuso de controles oficiales o particulares… Ninguna ley ni autoridad puede establecer la previa censura, ni coartar la libertad de difusión. En ningún caso podrán secuestrarse los bienes utilizados para la difusión de información, opiniones e ideas, como instrumento del delito.”

Sin embargo, parece que esto se les olvida a las autoridades municipales de Texcoco que encabeza el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), por medio de la presidenta municipal Sandra Luz Falcón Venegas. No recuerdan que existe la Constitución y que por ningún motivo se debe coartar el derecho a la libre expresión, y que estos son principios universales que no pueden restringirse o suspenderse por ninguna ley o autoridad, ya sea judicial o administrativa. Decimos esto porque el pasado 5 de febrero de 2019 se develó el Bando Municipal de Texcoco (legislación local), cuyo contenido es alarmante, ya que busca normar derechos como la libertad de expresión y manifestación con artículos tan ridículos como el que se encuentra en el capítulo IV referente a las sanciones. A continuación, citaremos parte de lo que está escrito en el bando municipal que puede ser consultado en las páginas de internet del Ayuntamiento de Texcoco y de la Dirección de Legalización y del Periódico Oficial del Estado de México.

“Artículo 182: Se impondrán una multa de 4 a 30 Unidades de Medida y Actualización (UMA), conmutable por un arresto de 3 a 20 horas a quien:
XVI.- Se encuentre volanteando, repartiendo propaganda con o sin fines de lucro sin portar y mostrar el permiso, la licencia o autorización de la autoridad competente; XXIV.- Coloque cualquier tipo de propaganda en postes, árboles, jardineras, monumentos, camellones, señalamientos viales, mobiliario y otros componentes del equipamiento urbano en la Ciudad de Texcoco y comunidades que integran el Municipio […]”

¿Cuál es la intención del gobierno municipal al publicar este bando municipal que atenta contra los derechos fundamentales de la población texcocana? Se le olvida a la presidenta, con todo el dolo posible, que para ejercer un derecho no se necesitan permisos, autorización, ni nada por el estilo, pues los derechos se ejercen. Por esta razón pedimos congruencia política a la presidenta municipal de Texcoco, pues el nuevo gobierno federal que encabeza AMLO dijo que no se utilizará la fuerza pública para reprimir y hostigar al pueblo.

Es preocupante y alarmante que esto esté sucediendo en un municipio gobernado por Morena, por el partido que ha dicho ser diferente, pero que, en los hechos, al menos en Texcoco, está demostrando que esto es una transformación de cuarta. Así que volvemos a preguntarle: ¿está gobernando para realizar una verdadera transformación o acaso tiene otro tipo de intereses?

Como Organización de Lucha por la Emancipación Popular (OLEP) hemos iniciado, junto con otras organizaciones, la lucha por derogar y construir un bando municipal que realmente vele por los intereses del pueblo y que no sirva como un escudo a las autoridades municipales para callar, reprimir y tratar de destruir la organización independiente. Por ello hacemos un llamado a las autoridades municipales, a los dirigentes del partido Morena y al gobierno federal para que tomen cartas en el asunto, pues de continuar con estas prácticas conservadoras y antidemocráticas estarían en camino de cometer graves violaciones a los derechos humanos. Que la Ley Bala poblana o la Ley Atenco no sean ejemplo de marcos jurídicos locales o estatales que en los hechos demuestran atentar contra los derechos del pueblo a la manifestación y a la organización política. Si este es el gobierno de la cuarta transformación, los mexicanos queremos que en los hechos y en todos los niveles se demuestre y actúe con congruencia política y en beneficio de los amplios sectores populares.

No queremos que se repita lo ocurrido el pasado sábado 26 de enero de este año, cuando agentes municipales nos hostigaron y amenazaron con desalojarnos, a la OLEP y a otra organización fraterna (Circulo de análisis y Reflexión Texcoco), por realizar una actividad política en un espacio público. De seguir así juzgaremos a este gobierno municipal igual que a cualquier gobierno opresor del pasado. Por esto pedimos estar atentos respecto de esta situación, ser vigilantes y exigir en todos los espacios, de manera organizada, respeto irrestricto a los derechos del pueblo. De nosotros depende que esta sociedad se transforme para acabar con tanta injusticia, desigualdad, corrupción, impunidad y explotación que hemos soportado por años.

¡Luchar con dignidad, con el pueblo organizado, luchar hasta vencer!

NOTA: Este artículo fue publicado como parte de la sección REPRESIÓN del No. 41 de FRAGUA, órgano de prensa de la Organización de Lucha por la Emancipación Popular (OLEP), Marzo-Abril 2019.

Contacto:
[email protected]
[email protected]
Facebook: /olep.fragua

También podría gustarte

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More