México. Las Sindicaturas Urbanas de Sinaloa, México y su Futuro como Colonias, Delegaciones o Municipios

837

Las Sindicaturas Urbanas de Sinaloa y su futuro como Colonias, Delegaciones o Municipios

Históricamente cuando una Sindicatura se encuentra cerca de un entorno urbano o una alcaldía central desaparece, cuando se encuentra alejada se convierte en Municipio, un aspecto que tenemos que reflexionar por dos cosas: 1.¿Quién elige a los Regidores y Quién elige a los Síndicos? 2. ¿Cuál es la responsabilidad de los Regidores con el Territorio y Cuál es la responsabilidad de los Síndicos con las Sindicaturas y las Comisarías? estos aspectos requieren una respuesta en dos casos a debatir:

El primero es la Sindicatura de Aguaruto en Culiacán Rosales y la otra es Topolobampo Sindicatura de Ahome, en ambos caso son punto de planeación territorial sin tomar en cuenta a sus pobladores, ambos con Síndicos y además con la representación de los Regidores, que no tienen responsabilidad territorial.

Topolobampo es una Sindicatura que es un puerto importante que reporta ingresos a los tres niveles de gobierno menos a su Sindicatura, no cuenta con un Comité Ciudadano de Obras Públicas, se encuentra relativamente retirado de la Ciudad de Los Mochis, pero es un polo turístico y de inversión por el Maviri, aún así es un apéndice de la Ciudad de los Mochis, sin un futuro propio, en este caso deberíamos hablar de un Municipio más para Sinaloa.

El caso de Aguaruto es Paradigmático, con dos Comisarías, San Manuel y San Miguel, con tierras Ejidales, es la Sindicatura más pequeña de Culiacán, se encuentra en el paso del proyecto de la Zona Metropolitana Culiacán-Navolato y su futuro esta determinado a padecer lo que ha vivido el Ejido de Tierra Blanca, Los Mezcales y la Lima, ser tragado por la ciudad, sin contar con la posibilidad de Ser Municipio o de ser una Delegación de Culiacán, en el primer caso, declararse Municipio, requiere la concurrencia de otras sindicaturas de Navolato, como San Pedro, en la segunda opción necesita que los Regidores ya no sean electos en una lista, sino a través de Delegaciones dentro de Culiacán, para que cuenten con representación territorial real y no sean como hasta ahora, acólitos del presidente municipal en turno.

Los aspectos de orden financiero para sostener un Municipio son importantes, pero también lo es la identidad de los ciudadanos y su futuro, no podemos olvidar los deseos de Pericos, El Dorado, Juan José Rios y Costa Rica por ser Municipios, pero es importante considerar a Topolobampo y Aguaruto porque su desaparición es inminente, en medio de la complicidad de los políticos que se han beneficiados de ellos, además de las consecuencias que están a la vista de desaparecer los Ejidos para convertirlos en colonias, llevadas al abandono.

Esperemos que en esta próxima elección de Síndicos la idea de la Municipalización y las delegaciones crezca en Sinaloa y que también se comience a pensar en dividir a Culiacán en Delegaciones electas por los ciudadanos, ampliando las atribuciones de los Regidores, eso sí, sin permitir la Reelección.