[México] La palabra acosada: agresiones a la radio comunitaria La Chileñita

INTRODUCCIÓN

San Gabriel Chilac es una localidad indígena ubicada geográficamente en el estado mexicano de Puebla. Está situado cerca de la ciudad de Tehuacán. Posee una superficie estimada de 104.61 kilómetros cuadrados. En ésta población aún predomina el idioma de la nación Nahualt. Atípicamente entre habitantes de este lugar también existe presencia de hablantes del idioma Popoloca.

La creciente desigualdad que enfatiza la brecha económica, no ha olvidado a esta población de aproximadamente 14 mil habitantes. Las principales actividades comerciales se sostienen en la siembra, cosecha y venta del ajo. Un fenómeno que se ha ido acentuado en diversas poblaciones del sur de un modo más disimulado es el establecimiento de maquiladoras “en pequeño” que sin permisos ni instalaciones adecuadas proporcionan trabajo con sueldos de miseria en beneficio de las grandes trasnacionales, que van de los 750 a los 1500 pesos semanales.

El incremento de los índices de inseguridad no es la excepción, lo que ocasionó que los propios vecinos se organicen en comités barriales para protegerse entre ellos y sus pertenencias.

Es este ambiente es donde nació un proyecto de Comunicación Comunitaria que se conoció desde su gestación y hasta la fecha como: “La Chileñita”.

ANTECEDENTES

Fue el 7 de agosto de 2013 cuando un grupo de ciudadanos vinculados principalmente al sector agropecuario tuvieron la iniciativa de crear un medio de comunicación que pretendía prestar un servicio social, promoción de cultura, tradiciones y lengua. Trasmitiendo sólo con 20 watts de potencia.

El proyecto sostenido por las propias cooperaciones del grupo, iniciaba trasmisiones que sin el respaldo de la teoría comunicacional enlazaban a los radioescuchas a modo de reforzar este lazo que en algunos sectores académicos le nombran comunalidad. De acuerdo al pensador mixe Floriberto Díaz también lo definiría como: El trabajo colectivo, como un acto de recreación.

El 14 de febrero de 2014 personal del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) arribaron a esta población con el objetivo único de desmantelar este proyecto, el testimonial de los fundadores del proyecto narran:

“llegaron a las 08:00 de la mañana introduciéndose al lugar donde se encontraba trasmitiendo, cortaron la energía eléctrica, el servicio telefónico y con lujo de violencia, agrediendo a los comunicadores comunitarios amenazándonos con detenernos si volvíamos a transmitir”

A pesar de la situación de desventaja y amenazas, el equipo de la Radio consiguió un equipo transmisor y a los 15 días de este hecho regresaron al aire con 20 watts para continuar con su trabajo comunicacional. Debido al creciente interés de los habitantes que se transformaban en radioescuchas asiduos se comenzaron a tocar temas del desempeño de las autoridades locales que representaba en ese entonces Jerónimo Efraín Solano Espinoza  y su sucesor Rigoberto Rosas Martínez, ambos afiliados al Partido del Trabajo (PT) lo que en ocasiones desembocó en algunas antipatías por parte de los grupos de poder locales.

El crecimiento de este proyecto se consolidó el día 4 y 5 de abril cuando en esta comunidad se efectuó el Segundo Encuentro de la Coordinadora Nacional de Medios libres y Comunitarios (CNMLC) organismo al cual se afilió y del cual forma parte de la dirigencia colectiva.

Los acosó a este proyecto previo al primer intento de decomiso, se observó a agentes policiales o de inteligencia rondado la zona donde está instalado este proyecto, tomando fotografías para identificar el espacio de la transmisión. A pesar  de los antecedentes se registraba un usual apoyo ciudadano que gustaban de los contenidos de esta radio comunitaria que tenía como uso común el de no anunciar a empresas trasnacionales con fines comerciales.

Para reforzar los lazos de comunalidad La Chileñita participó como convocante o colaborador en eventos culturales como:

  • Desfile de bicicletas
  • Rescate de la danza de los vaqueros
  • Rescate de la danza de los negros locos
  • En coordinación con la Asociación Civil Yolomaseuali organizaron un festival conmemorando el día internacional de la mujer reconociendo a la mujeres más longevas de población (105 años)
  • Organizaron el carnaval cultural
  • Festival de Todos los Santos

HECHOS:

El día 24 de junio entre 2 y 3 de la tarde vecinos de la comunidad detectaron la presencia de cuatro personas sospechosas (tres hombres y una mujer) que se trasladaban en dos vehículos uno de ellos de la marca VW ninguno de ellos tenía logotipos oficiales que los identificara como pertenecientes a la IFT.

Fue en las calles de Matamoros y Aquiles Serdán que los habitantes ya  organizados para prevenir la delincuencia hicieron el llamado para reconocer a las personas ajenas a la población. En un ambiente de zozobra quienes en un principio se negaron a identificarse por lo cual se llamó a la Policía Municipal para deslindar responsabilidades.

Al arribo de una patrulla municipal los sujetos se identifican como trabajadores del IFT y de la Policía Federal con el cargo de peritos y que su presencia obedecía a la indicación oficial del desmantelamiento de la Radio Comunitaria “La Chileñita; que su presencia obedecía a identificar el domicilio lo cual los orilló a tomar fotos de domicilios y antenas que suponían era el lugar de las transmisiones.

A la par de estos acontecimientos y ante el temor de encontrarse con un posible caso de delincuencia organizada se comenzó a utilizar la señal de la Radio y un perifoneo para que los vecinos se acercasen a identificar (hasta ese momento) a los presuntos empleados federales.

Al saberse de la intención del desmantelamiento del proyecto los habitantes asumieron el papel de defensores de esta radiodifusora comunitaria, lo que ocasionó que dos de estos funcionarios se retiraran de modo abrupto (huyeron) lo que hizo suponer que sus identidades eran falsas.

Durante este proceso los habitantes de la zona salieron a las calles a defender el proyecto y a solicitar que si en verdad eran trabajadores del IFT se estableciese una mesa de trabajo para poder legalizar este proyecto de comunicación, por tal lo que se solicitaba era el inicio de la legalización. Acto seguido se solicitó un enlace con funcionarios federales los cuales accedieron (por lo menos en esa comunicación) a establecer una mesa de trabajo.

Aproximadamente a las 19:00 horas arribaron por la avenida Rafael Ávila Camacho un contingente de aproximadamente 200 elementos de seguridad policiaca entre los cuales se identificaron la Policía Municipal de Tehuacán, de San Gabriel Chilac, Seguridad Pública Estatal, Policía Federal y la Marina.

En espera de que se cumpliese la palabra de los hipotéticos funcionarios del IFT siendo las 21:00 horas ingresaron los cuerpos de seguridad a la zona donde se concentraban los habitantes (es importante mencionar que además había un contingente de personas armados con palos y tubos, presuntamente policía judicial) y accionado sus armas de fuego y lanzado granadas de gas lacrimógenos se comenzó una refriega que no era esperada, debido al empeño de la palabra de una negociación con fin de la legalización.

Con el ingreso de los cuerpos de seguridad se dispersó al contingente de habitantes y a pesar de ello los agentes de seguridad comenzaron a ejercer actos violencia innecesaria en contra de los allí concentrados, allanaron domicilios, golpeando a mujeres, ancianos y niños.

AGRESIONES DOCUMENTADAS:

Testimonio de Juan de Dios Gutiérrez Pastelín:

“Mi nombre es Juan de Dios Gutiérrez Pastelín soy el técnico de la radio comunitaria “La Chileñita” trabajo en el campo. Para mí todo comenzó en una tarde del día 24 de junio de 2015, yo regresaba de una labor que fui a realizar a la ciudad de Tehuacán, aproximadamente  a las 3 de la tarde llegué a las  comunidad que se llama San Gabriel Chilac; antes de llegar a mi  casa me percato que había una multitud de gente, se encontraban unas patrullas de la policía y entonces por curiosidad me acerqué a la multitud para saber lo que estaba sucediendo. Ya estando cerca me doy cuenta de la presencia de dos sujetos, el rumor era de que los detenían por ser sospechosos y ajenos a la comunidad, es sano recordar que en este pueblo tenemos varios anuncios ya que en el pueblo hay poca seguridad estos anuncios rezan: “todo aquel maleante todo aquel delincuente que sea sospechoso será detenido por la gente de la comunidad”. Posteriormente me enteré que eran unos presuntos  agentes que pretendían clausurar a la radio comunitaria más adelante empecé a notar la presencia de más patrullas, policías estatales, federales e incluso judiciales y militares de la marina. Cómo a las 9 de la noche comenzó la agresión los agentes de seguridad a bordo de sus patrullas venían con sus torretas y con su altavoces que nos hiciéramos un lado entonces al percatar que había violencia lo que hice fue intentar esconderme en una casa  porque venían los granaderos tirando sus gases e incluso empezaron a tirar disparos al aire. Cuando me percaté de eso me escondí en una casa lo que hicieron fue ir a buscarme a la casa de la que me sacaron con lujo de violencia. Conté a 5 sujetos de los que supongo eran judiciales quienes iban vestidos de civil pero iban armados, me golpearon la cabeza me tiraron al suelo, al lado de mi estaba una señora que intentó ayudarme al igual la patearon la golpearon en la cara y nos apuntaron a todos después de eso nos sacaron a la calle y el sujeto que me tenía en los brazos me dijo que me iban a llevar con ellos a la patrulla y que no intentara hacer nada porque me iba a ir mal. Entonces me llevaban en el camino me iban jalando entre dos y tres cuidando atrás en eso llega otro judicial me golpea la cabeza y me pregunta que donde estaban los demás o te vamos a seguir golpeando entonces yo por la presión y más que nada por evitar me siguiesen golpeando yo les dije que estaban en una casa solo fue lo que les dije a la vuelta de lado izquierdo vi una multitud de gente que estaba mirando lo que hice fue agarre valor y pues tuve fuerzas de escapar de esa gente que me llevaban a esa camioneta. Y así fui auxiliado por vecinos. Los agentes judiciales que me fueron a sacar de la casa donde me intente esconder me agarraron, me pegaron, me insultaron, me dijeron: “Ahora si ya te cargo la madre” más que nada me golpearon y pues yo sentí la sensación de que iba a perder la vida ya que los golpes eran intensamente fuertes, directamente a la cabeza, al rostro, me tiraron un diente, me fracturaron un dedo de la mano derecha, me hicieron varias fracturas en la parte de la cabeza de la cual ya fui atendido, me pusieron 10 puntos de sutura en la cabeza. Por el momento yo tengo mucho miedo por mi integridad física ya que fui amenazado por estos supuestos agentes judiciales y también tengo miedo por la integridad de mi familia ya que hemos sido amenazados. El ver la violencia que traían los cuerpos policiacos y personal que llegó por parte del gobierno la manera en que yo vi como entraban en las casas pateando las puertas golpeaban a niños a mujeres a gente de la tercera edad gente que no teníamos nada que ver, no estábamos involucrados en ningún tipo de problemas […] mucha gente inocente fue agredida por estas personas. Hasta el momento estoy en tratamiento me están tratando la heridas graves que me provocaron me sacaron unas radiografías me fracturaron un dedo lo que pido es seguridad para mí y para mi familia ya que fuimos amenazados de muerte después de los golpes que recibí tuve un breve desmayo no recuerdo nada solo cuando desperté en el hospital […] estoy en supervisión médica ya que mi cabeza se encuentra frágil.

Evidencias gráficas 

Mostrando Sin título.png

Mostrando Sin título 2.png

Mostrando Sin título 3.jpg
Apoyo de la comunidad a la Radio comunitaria

Mostrando Sin título 4.jpg
Disparos de arma de fuego a vehículos particulares

Mostrando Sin título 5.png

Daños a vehículos particulares

Mostrando Sin título 6.png

Cartel vecinal que anuncia la vigilancia comunitaria

CUERPOS  DE SEGURIDAD PÚBLICA INVOLUCRADOS

  • Policía municipal de Chilac
  • Policía municipal de Tehuacán
  • Policía estatal
  • Policía Federal
  • Marinos
  • Policía Judicial del Estado (armados con palos, tubos y pistolas)

Por los hechos antes relatados  solicitamos:

I. Garantizar la integridad física, psicológica y moral de los miembros y colaboradores de las Radio Comunitaria “La Chileñita”

II. El cese a la intimidación, hostigamiento y cualquier otro acto que menoscabe la dignidad de las personas que se manifiestan por la defensa de este medio de comunicación

III. Que se establezca una mesa de diálogo urgente con las autoridades competentes para restablecer un clima de concordia en la comunidad y se logre un acuerdo pacífico

IV. El retiro de la fuerza policiaca en la comunidad

V. Respeto al ejercicio de los pueblos en su derecho al uso de sus medios de comunicación comunitaria.

A los organismos defensores de los derechos humanos nacionales e internacionales les solicitamos de manera solidaria y en la medida de sus atribuciones, exhorte al Gobierno de Puebla y al Gobierno Federal su preocupación ante la gravedad de estos hechos e insten al gobierno mexicano a que atienda las peticiones planteadas.

Atentamente

Coordinadora Nacional de Medios Libres y Comunitarios

!!Libres por la palabra libre¡¡

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS