Publicado en: 3 abril, 2019

México. La lucha ideológica nada tiene que ver con adoctrinar o evangelizar con el socialismo

Por Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

¿Por qué tanto odio hacia el pueblo organizado de manera independiente?, ¿por qué descalifican al luchador consciente por el socialismo?, ¿qué intereses defienden para considerar un peligro nuestra organización?

Ciudad de México 02 de abril de 2019

La lucha ideológica contra las posiciones oportunistas y reformistas en el seno del movimiento popular adquiere vital relevancia en el actual proceso de la lucha de clases, la crítica esbozada a esta forma de lucha parece que hiere susceptibilidades de sus personajes más representativos ante la imposibilidad de sostener sus alternativas en la discusión teórica y porque sus planteamientos quedan en el terreno de la vacuo sin un sustento en la práctica política concreta.

Señalar que la lucha del Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) tiene semejanza al adoctrinamiento o el evangelio indica la poca agudeza del análisis de quienes ostentan la representación máxima del oportunismo, significa que son poco avezados en la exposición de ideas dado que sus parámetros parten de su pasado o presente religioso donde los catequizaron con métodos nada dignos para quienes son malos feligreses.

El fundamento de la lucha por el socialismo es el materialismo filosófico, es una ciencia con sus leyes y método de estudio. Si alguien en lo particular no tiene las herramientas metodológicas para asimilarlo no significa que todas las masas sean indiferentes a esta ciencia, mucho menos que sea inasequible para el pueblo trabajador. Marx mismo señaló que para poder comprenderlo es preciso tomar son seriedad la lucha por la superación cualitativa del régimen.

El marxismo es asequible para lo más avanzado de las masas trabajadoras, en los hechos quienes pugnan por una verdadera transformación transitan por los principios que emanan de esta ciencia del proletariado. Es inverosímil hacer comparativos religiosos por el hecho de que existen mentes muy estrechas en horizontes que se ofusquen ante la necesidad de dar alternativas concretas ante el oprobio que padecen las masas trabajadoras.

Negar la imposibilidad de reflexión de las masas trabajadoras es propio de elementos limitados en sus capacidades para desentrañar las necesidades socio-económicas, su condición limítrofe les impide comprender que no todos se encuentran en su misma circunstancia. Si el oportunismo fundamenta sus tesis con base en la doctrina cuasi religiosa, son sus métodos, pero no son los de las masas trabajadoras con capacidad para el análisis y discusión política.

Amparados en el anonimato que les permite los panfletos, personalizan la lucha popular, intentan anular la capacidad creativa de las masas trabajadoras y con ello intentar tender el manto del estigma sobre destacados integrantes que dan alternativa, generan propuestas y son parte de las acciones políticas de masas. Es la congruencia política que un oportunista nunca podrá ostentar, porque sus prácticas neocharras los conduce a dormir en hoteles mientras la base se encuentra en el plantón.

El socialismo es la ciencia del proletariado que pugna por la trasformación de la sociedad capitalista en socialista, con base única y exclusivamente en la ley económica del movimiento de la sociedad moderna. Luchar por este modo de producción no es un delito, es una necesidad política para liberarnos de las cadenas que nos mantienen en la explotación económica y la opresión política.

Tener conciencia sobre esta ciencia significa estudiar y profundizar las tesis que platearon y desarrollaron sus creadores, Carlos Marx y Federico Engels, producto del análisis científico político y económico del momento histórico que enfrentaron, mismo que en la actualidad sigue vigente en tanto como modo de producción capitalista persista en el mundo.

Los señalamientos que hacen desde el neoportunismo y oportunismo de la sección XVIII de Michoacán contra el FNLS acerca de “evangelizar con el socialismo (sic)”  y que “militantes del FNLS tratan de adoctrinar nuestro pensamiento y el actuar de la base (sic)” son absurdos e irrazonables, ponen en evidencia la posición política e ideología que defienden, la cual, no es precisamente aquella que empuja a la crítica política de las masas sino aquella que las mantenga en la completa sumisión.

Si revisamos el diccionario de la Real Academia, evangelizar significa predicar la fe de Jesucristo o las virtudes cristianas, práctica religiosa que respetamos sobre todo al pueblo que tiene sus creencias en ello, aunque no tiene comparación con la ciencia del marxismo que estudia el proletariado para impulsar la lucha por el socialismo.

Por sus embustes expresan convenir con la explotación y opresión que genera el capitalismo, manifiestan estar de acuerdo con la violencia desenfrenada que permea en todo el territorio nacional,  con las ejecuciones extrajudiciales y desapariciones forzadas cometidas por los cuerpos policíacos y militares en el país.

Implícitamente prefieren mantener el régimen neoliberal y su política de exterminio, en consecuencia aceptar dócilmente la reforma educativa impuesta desde el sexenio de Enrique Peña Nieto, que a la fecha los efectos de ésta se mantienen. Con sentencias sin sentido intentar ocultar su perfil conciliador y palero de los designios del capital monopolista transnacional.

Alardear que no les interesa conocer la vida política y mucho menos ser parte de ella es falso porque de ser así no se hubieran molestado en elaborar panfletos para denostar la lucha del pueblo organizado; en lo concreto hacen política, se introducen a la vida política pero aquella que se forma desde las instituciones, en la oficialidad que no rompe con lo tradicional, al contrario, busca obtener reconocimiento y mayores cotos de poder.

Práctica política del oportunismo quienes hacen labor de zapa, descalificación y denostación de las posiciones combativas y consecuentes dentro del conjunto del movimiento popular, ejemplos como estos sobran, en el siglo pasado decían que los “socialistas comían niños”, “trasnochados”, “no tenían sentimientos”, “dogmáticos”… epítetos que nuevamente resurgen desde el neoportunismo al interior de las bases organizadas.

¿Por qué tanto odio hacia el pueblo organizado de manera independiente?, ¿por qué descalifican al luchador consciente por el socialismo?, ¿qué intereses defienden para considerar un peligro nuestra organización? Nos queda claro que hacen la labor política del Estado para intentar denostar la lucha combativa y consecuente del pueblo organizado.

Las masas organizadas en la vía de los hechos hacen teoría y práctica, la despliegan al fragor de la lucha de clases, en el momento que comprenden las causas de la lucha del proletariado, donde no es entre hermanos de clase destrozarnos sino es contra la clase que mantiene en la pobreza y miseria a las masas trabajadoras, la responsable de la violencia desenfrenada y el terrorismo de Estado en todo el territorio nacional.

Todo sujeto que exprese sus ideas ya sea verbal o por escrito en los hechos hace vida política, pensar que ésta sólo la hacen los políticos de oficio o los que están organizados es una argucia, es de sujetos imberbes hacer tal perorata, porque no se puede separar ésta de la ideología, pensamiento, prejuicios y costumbres que rigen la actuación de una persona.

La forma como piensa cada individuo es la interpretación que le va a dar a los fenómenos sociales, económicos y culturales que se les presenten en la vida, así lo van a expresar en el trabajo, en su hogar con la familia y los hijos, en la escuela, en fin en todo lugar donde interactúe con los de su misma especie.

El FNLS no vamos a dejar de luchar por el socialismo en México, ciencia del proletariado que libera al hombre de la explotación económica y opresión política; teoría y práctica que desplegamos al fragor de la lucha de clases. Mientras haya una injusticia y actitudes propias del oportunismo y neoportunismo, miles de razones habrán para desplegar lucha política y denuncia contra posiciones neoportunistas que sirven a los intereses del gobierno mexicano.

 

Frente Nacional de Lucha por el Socialismo

FNLS

COLABORA CON KAOS