Publicado en: 15 marzo, 2019

México. Grupo Salinas: el usurero que sangra al pueblo

Por OLEP

El banquero del robo.

El 17 de octubre pasado, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que Banco Azteca será la institución encargada de distribuir más de 292 mil millones de pesos (mdp) anuales, destinados para los programas sociales con los que se pretende beneficiar a casi 25 millones de personas.

Esa institución es parte de Grupo Salinas, propiedad de Ricardo Salinas Pliego —miembro del Consejo Asesor empresarial del actual gobierno—, y tan sólo en los primeros nueve meses del 2017 tuvo ganancias por 1 883 mdp. El crecimiento económico de este banco ha sido tan acelerado que durante el 2018 pasó del lugar 21 al 13 de una lista que mide el valor financiero de una marca. Así, de los 11 670 mdp en los que fue valuado en 2017, para 2018 el banco llegó a valer 22 291 mdp, esto significa que creció 91% en tan sólo un año.

Ricardo Salinas Pliego es un burgués mexicano fundador y presidente de Grupo Salinas. Al igual que los que hemos abordado en artículos pasados, Salinas Pliego es uno de los cuantos burgueses que han incrementado su fortuna de forma grotesca en los años del neoliberalismo. Según la revista Forbes, a finales del 2018, se convirtió en el tercer hombre más rico de México, desplazando a Alberto Bailléres, con una fortuna de más de 2.27 billones de pesos .

Salinas Pliego se benefició de las políticas privatizadoras neoliberales desde la presidencia de Carlos Salinas de Gortari, cuando se remató el Instituto Mexicano de la Televisión (Imevisión). Usando el mecanismo de siempre, el gobierno desmanteló y quebró este organismo estatal, encargado de operar las estaciones de televisión del gobierno federal, para justificar su venta a manos privadas. En 1993, Salinas Pliego se apoderó de Imevisión, valuado en 12 320 mdp, mediante un adelanto de 573 mdp y liquidándolo con “abonos chiquitos”, para convertirlo en lo que ahora conocemos como Tv Azteca.

Actualmente, Grupo Salinas tiene un ingreso anual de más de 95 500 mdp y está conformado por TV Azteca, Grupo Elektra, Grupo Dragón, Advance America, Banco Azteca, Seguros Azteca, Afore Azteca, Italika, Punto Casa de Bolsa, Azteca Internet, Totalplay, Totalplay Empresarial, Agencia i, Totalsec y Promo Espacio. Además, opera en México, Estados Unidos, Colombia, El Salvador, Guatemala, Honduras, Perú, Panamá y Brasil, y tiene una planta laboral de más de 70 000 personas.

Tan sólo en el primer trimestre del 2018, Tv Azteca tuvo ventas netas de 3 427 mdp, lo que le dejó una ganancia de 408 mdp. Este monstruo se ha convertido en una de las principales productoras de contenido televisivo en habla hispana. Sin embargo, estas ganancias no se deben únicamente a que, junto con Televisa, Tv Azteca sea dueña del 94% del mercado de la televisión abierta en México, sino también a que constantemente percibe dinero del gobierno. Únicamente en el sexenio de Enrique Peña Nieto, recibió 32 concesiones con las que se embolsó 2 208 mdp, mientras que a través de la Fundación Tv Azteca y sus orquestas infantiles Esperanza Azteca, ha recibido casi 1 700 mdp, pues por cada peso que, las orquestas tienen, la Fundación sólo aportó a lo mucho 15 centavos, mientras que lo restante proviene del erario de los gobiernos estatales.

Esta ventajosa negociación entre la organización “filantrópica” de Tv Azteca y los gobiernos burgueses fue encabezada por el actual Secretario de Educación Pública, Esteban Moctezuma Barragán, quien en ese momento era el presidente de la Fundación. Moctezuma es un personaje que tiene una larga historia como ex militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI). En 1994, durante el sexenio de Zedillo, fue Secretario de Gobernación y responsable de los primeros diálogos entre el Gobierno Federal y el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), luego fue designado como secretario de Desarrollo Social. Después se retiró de la vida pública gubernamental y en 2002 fundó el Movimiento Azteca, de la Fundación Azteca. Además, en 2004 fue miembro del Consejo Directivo de la Fundación Mexicana para la Salud, de la organización Compromiso Social por la Calidad de la Educación y del patronato del Instituto Nacional de Salud Pública.

Por su parte, Grupo Elektra es la compañía de servicios financieros y de comercio más importante en Latinoamérica y el mayor proveedor de préstamos no bancarios de corto plazo en Estados Unidos. Opera más de 6 mil puntos de venta en México, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, Perú, Panamá, El Salvador y Brasil, y su negocio financiero está conformado por Banco Azteca, Seguros Azteca, Afore Azteca, Advance America y Punto Casa de Bolsa. Según sus informes, Grupo Elektra tuvo ingresos por 25 357 mdp, sólo durante el tercer trimestre del 2018, lo que le arrojó una ganancia de 6 443 mdp en el mismo lapso de tiempo. A decir de ellos, estos resultados exitosos están fundados en que la empresa está dirigida a la “base de la pirámide socioeconómica”, es decir, a las personas con menos recursos de Latinoamérica. Este emporio está fincado en las necesidades del proletariado más pobre.

Por si no fuera suficiente, además de estar en el mercado de las telecomunicaciones, la banca y de la comercialización, Grupo Salinas tiene una subsidiaria dedicada al negocio de la industria energética: Grupo Dragón, un grupo de empresas que genera energía eléctrica a partir de fuentes renovables de tres tipos: eólica, geotérmica y solar. Esta filial nació en 2010 y actualmente es dirigida por la hija de Salinas Pliego, Ninfa Salinas Pliego, ex senadora por el Partido Verde Ecologista de México e integrante de la Comisión de Energía del Senado, hasta mediados de 2018.

Grupo Dragón tuvo la primera concesión otorgada a un privado para la explotación de campos geotérmicos en la historia del país. Actualmente, cuenta con tres parques generadores de energía, dos eólicos ubicados en Jalisco y Chiapas, y uno geotérmico, en Nayarit. Además, está construyendo dos más, uno eólico y otro geotérmico, en Jalisco y Nayarit, respectivamente. La familia Salinas Pliego tiene la mesa puesta para disfrutar de este prometedor negocio, pues México es el cuarto país con más recursos geotérmicos en el mundo, además de que esta energía renovable es la segunda más barata de producir.

Gracias a la corrupción, al robo y a la profundización de la explotación y el saqueo que el capitalismo neoliberal han impuesto, Salinas Pliego pudo casi duplicar su fortuna tan sólo en el 2017, y sumarse a la lista de los cinco hombres más ricos de México, quienes concentran 95 mil billones de pesos. ¿Cuánto cree que nos costarían los servicios básicos, como la luz, el agua y el gas, si ese dinero sirviera para elevar el nivel de vida del proletariado? ¿Cree usted que esa riqueza no serviría para que al menos ofrezcan salarios suficientes y condiciones laborales dignas? ¿No cree que ese dinero que sale de nuestro trabajo y nuestra tierra debería destinarse al transporte público, a proyectos culturales y deportivos que saquen a nuestros jóvenes del pantano de la violencia y las drogas, y a la construcción de viviendas dignas y accesibles, de hospitales con atención digna y completa y de buenas
escuelas?

Sí, esto es lo que ha hecho de nuestro país la burguesía y sus políticas capitalistas: en 1988 sólo la familia Garza Sada aparecía en la lista de los ultrarricos del planeta; seis años más tarde México se había convertido en el cuarto país con más multimillonarios: sumaba 24. Tan sólo en el sexenio de Carlos Salinas de Gortari 14 de los 16 multimillonarios mexicanos que están en la lista de los burgueses más ricos del mundo ingresaron a ese exclusivo club. ¿Cómo es posible que el 1% de la población tenga 40 de cada 100 pesos de la riqueza en el país, mientras que el 50% más pobre (65 millones de personas) cuenten con 3.5 pesos? ¿Cómo es posible que un solo hombre (Carlos Slim) concentre la riqueza equivalente a lo que tienen 60 millones de mexicanos?

Por esto debemos organizarnos permanentemente, por esto debemos luchar contra el neoliberalismo y por el socialismo, por esto debemos quitarnos el miedo, dar un poco más, por nuestro pueblo, por nuestros hijos, por nuestros padres, porque únicamente el pueblo puede dignificar al pueblo; porque somos pueblo, vivimos para él y en él nos realizaremos como humanos, libres, dignos y felices !

NOTA: Este artículo fue publicado como parte de la sección ENGENDROS DEL NEOLIBERALISMO del No. 40 de FRAGUA, órgano de prensa de la Organización de Lucha por la Emancipación Popular (OLEP), Febrero-Marzo 2019.

Contacto:
olep.contacto@gmail.com
fragua.olep@gmail.com
Facebook: /olep.fragua

COLABORA CON KAOS