México. “Ganar perdiendo”: la CFE y la industria privada

Publicidad

BARTLETT, director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), denunció en febrero la existencia de contratos “leoninos” referentes a la construcción de ductos de gas natural para generar energía eléctrica en el país. Entonces comenzó una larga negociación con las cuatro empresas implicadas que concluyó en un acuerdo con tres de ellas el 27 de agosto y el 11 de septiembre con la otra. Las empresas son:

  • IEnova, de Carlos Ruiz Sacristán, Secretario de Comunicaciones y Transportes con Zedillo.
  • Carso Energy, de Carlos Slim.
  • TransCanada Energy, compañía canadiense y estadounidense.
  • Fermaca, a partir de 2014 comprada mayoritariamente por Partners Group, un fondo de inversiones transnacional.

Esta querella permite hacer un análisis del gobierno en turno, que nos permitirá a los proletarios comprender nuestra realidad para tomar acción y partido.

 

“Candil de la calle, oscuridad de la casa”, o de la burguesía nacional

En la “mañanera” del 27 de agosto, AMLO apareció acompañado de tres personajes de la burguesía nacional: Carlos Salazar Lomelín (presidente del Consejo Coordinador Empresarial), Antonio del Valle (presidente del Consejo Mexicano de Negocios) y Carlos Slim.

Quienes antes dijeran que AMLO era “el mayor peligro para México”, aparecieron ahora para celebrar que habían llegado a un acuerdo. Ambas partes se desvivieron en agradecimientos. La razón de la satisfacción de los empresarios es simple: conservaron su tajada y hasta vieron cómo sacar mejor partida.

¿Quién “ganó” qué? Analicemos la cuestión con la previa aclaración de que el acuerdo no se ha hecho público al cierre de esta edición, excepto por un borrador del mismo, que publicó The Wall Street Journal.

  1. En los contratos anteriores, la renta por transportar el gas aumentaba con el tiempo. Ahora, se pagará una tarifa fija. Según anunció AMLO, el ajuste ahorra 4 500 millones de dólares (mdd), un descuento de entre 5 y 10% del total del valor de los contratos.
  2. El plazo del contrato aumentó entre cinco y 10 años, punto clave para que las empresas accedieran al acuerdo, pues así conservan sus ganancias proyectadas.
  3. Debido a la inflación, el dinero no vale lo mismo en el tiempo. Antes, por ejemplo, con un peso alcanzaba para comprar unas papas y un refresco, mientras hoy con 10 no se alcanza a pagar ni uno solo. Así, algunos analistas financieros dicen que el ahorro real será sólo de 600 mdp, pues la nivelación de tarifa toma el valor inflado del dinero al final del contrato para hacer indistintamente el cálculo sobre los primeros años.
  4. Para las empresas, recibir tarifa fija en los primeros años implica que recibirán más dinero al inicio, el cual usarán para negociar mejores créditos con los bancos. Asimismo, Slim dijo en esa “mañanera” que hay en puerta otros 1 600 proyectos de inversión para infraestructura, como apalabrando su participación en ellos.
  5. El ducto quedará en manos de los privados al terminar el contrato, anulando posibilidades de que pasarán a manos de los mexicanos.
  6. La CFE tenía que pagar desde el inicio la cuota, aun cuando los ductos no estaban en operación. Pues bien, no hubo devolución de dichos pagos.

Haga usted las cuentas, los empresarios efectivamente son “candil de la calle” y en el caso de Carso, además, “oscuridad de su casa”. No escatiman en desdecirse ni en contradecirse siempre y cuando sigan enriqueciéndose a costa de la explotación del pueblo. Si no lo cree, pregunte a los empleados de Slim cuánto ganan.

 

“Lo que a la sombra se urdiese, a la luz del día aparece”, o del imperialismo gringo

¿Qué tienen aquí que ver los gringos? Además de que tienen inversiones en las dos empresas en disputa, lo siguiente:

  1. El origen del gas es texano. En julio, el gobernador de Texas, Gregg Abbot, mandó una carta a AMLO para quejarse del proceso de arbitraje de los ductos. Básicamente, le dijo que este problema no se trata de una discusión entre la CFE y la industria privada, sino también de las faltas del gobierno mexicano para con las empresas. Este tipo de presión política e intervencionista tiene como objetivo proteger los intereses texanos por sobre cualquier tipo de autodeterminación nacional.
  2. Nancy Pelosi es la titular de la Cámara de Representantes en Estados Unidos. Tiene un papel importante en la aprobación del nuevo Tratado México-Estados Unidos-Canadá (TMEC). Tal cual, advirtió a México que si no avanzaba el tema de gasoductos se complicaría la firma. Pelosi, además, es consejera de Sempra Energy, propietaria de IEnova, que además financia sus campañas políticas.

Observamos claramente cómo el imperialismo vive. Este tipo de apalancamiento político, “urdido a la sombra”, merma la soberanía mexicana y beneficia a la burguesía transnacional e intenta que el gobierno mexicano vuelva a ser un lacayo de la burguesía internacional.

 

“Cuando el río suena, agua lleva”, o de las comunidades en pie de lucha

Muchas comunidades por donde pasan los ductos se oponen a estos proyectos. En diferentes poblados, como Chila de Juárez o San Miguel Papaxtla, Puebla, les han querido aplicar “expropiaciones exprés”. ¿Si a los campesinos les expropian fuera de la ley (lo cual más bien es un despojo) porque a las grandes compañías no se les expropia nada?

Se han formado Consejos Regionales de Pueblos Originarios en Defensa del Territorio y el Agua en Puebla, Hidalgo, Morelos y otras entidades. Otro caso que ha sonado es el de los yaquis de Loma de Bácum, Sonora. Estas comunidades tienen en común que han sufrido hostigamientos, amenazas, invasiones, promesas incumplidas, imposición y compra de autoridades, presencia de policías, militares y paramilitares, y, en el peor de los casos, asesinatos.

Cruz Buitimea fue baleado en una reyerta por el gasoducto en Loma de Bácum, Sonora; Samir Flores fue ejecutado en la puerta de su casa, en Almincingo, Morelos. En 2014, AMLO se solidarizaba con las comunidades morelenses en resistencia. “México no es territorio de conquista[…] Imagínense, quieren construir una termoeléctrica en la tierra en donde nació el mejor dirigente social que ha habido en la historia de México, Emiliano Zapata.” En febrero de 2019, en cambio, los llamó “radicales de izquierda, que para mí no son más que conservadores” y aventuró la vergonzosa tesis de que el asesinato de Samir podría ser para afectar la consulta para la termoeléctrica Huexca. Los crímenes siguen impunes. Asimismo, el gobierno no ha implementado verdaderas consultas informadas para la ejecución de proyectos de infraestructura ante las comunidades afectadas, como lo marca la ley.

Estas oposiciones son la clara muestra de la encarnizada lucha de clases que vive el país. A pesar de las diversas posturas y desarrollos políticos de las comunidades, en el sentido más primario, su oposición responde a un instinto de clase: desconfianza natural hacia los gobiernos y empresas corruptos, defensa ante el despojo, lucha por la vida digna. Y a pesar de que la derecha, los empresarios y el mismo gobierno los han querido descalificar, queda claro que es imperante atender sus quejas, porque “si el río suena, agua lleva”.

 

“Claro como la luz del día”, conclusiones

Este texto muestra intereses de la burguesía y las contradicciones del gobierno al querer conciliar lo irreconciliable: a los empresarios con el pueblo. Los empresarios dicen que el trato fue “ganar-ganar”, pero vemos que el gobierno sale perdiendo en muchos puntos y, sobre todo, pierden las comunidades en resistencia y el pueblo.

Nosotros denunciaremos las incongruencias y faltas del actual gobierno. Insistimos en la necesidad de analizar la realidad desde nuestra clase social, en la necesidad de organizarnos para que, si México va a vivir una transformación, ésta sea verdaderamente en beneficio del pueblo.

 

 

NOTA: Este artículo fue publicado como parte de la sección «Análisis» del No. 47 de FRAGUA, órgano de prensa de la Organización de Lucha por la Emancipación Popular (OLEP), Octubre, 2019.

 

Contacto:

olep.contacto@gmail.com

fragua.olep@gmail.com

Facebook: olep.fragua

 

Publicidad

También podría gustarte

Publicidad

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. AcceptRead More