Publicado en: 5 diciembre, 2018

México. Francisco I. Madero: “el demócrata”

Por OLEP

Rebelde, traidor, verdugo, víctima

De la conciliación con el grupo porfirista a la lucha electoral (1908-1910); de la campaña electoral y su detención al llamando para levantarse en armas (1910); del inicio de la lucha armada a la conciliación en Cd. Juárez, Chihuahua y el desarme de los magonistas (noviembre de 1910-mayo de 1911).

De la conciliación (reconciliación) con el porfirismo medio derrotado a la presidencia (1911-1912); de la presidencia a la guerra contra los magonistas y contra el Ejército Libertador del Sur comandado por Zapata (1911-1912). De verdugo del pueblo a víctima de su propia clase burguesa y de su propio ejército de verdugos (febrero de 1913).

Ese a grandes rasgos y con frases breves fue el camino del que llaman “apóstol de la democracia”, “mártir”, “demócrata”. Sin embargo, hoy, frente a los cambios que vivimos es muy bueno que el pueblo recuerde y sepa a qué fuerzas sociales, a qué clases sociales combatió Madero, a qué clase social pertenecía y qué clases sociales lo enfrentaron y cuál finalmente lo asesinó.

Porque la historia no se repite exactamente igual, pero siempre será una guía para triunfar en las luchas presentes y construir un país sin neoliberalismo ni capitalismo.

Madero era un burgués, hijo de burgueses, era un terrateniente nacido en Coahuila, que buscaba modernizar el país: introducir máquinas en la producción agrícola, mejorar las vías de comunicación para transportar las mercancías y quebrar el monopolio de los grupos de burgueses nacionales y extranjeros arropados por el gobierno de Porfirio Díaz y su grupo político conocido como los científicos.
Las mejoras de las condiciones de vida de los trabajadores no era su prioridad, era algo secundario, resultado de la modernización del capitalismo
.

Para lograr el desarrollo del país intentó convencer a los científicos de que cedieran la vicepresidencia a una persona que no fuera de su grupo y que “Don Porfirio” se mantuviera en la presidencia: su propuesta fue rechazada, entonces Madero emprendió el camino de la lucha electoral y para ello creó, junto con otras personas, el Partido Nacional Antirreeleccionista (PNA). Hizo campaña por la presidencia en 1910 y acabó detenido por la policía porfirista y preso en San Luis Potosí días antes de las elecciones para evitar su triunfo en las urnas.

Sin embargo, Madero pudo escapar de prisión y huyó al exilio a los Estados Unidos y desde ahí dio a conocer el Plan de San Luis, donde convocaba al pueblo a la lucha armada contra el tirano dictador quedando la fecha de inicio para la revolución el 20 de noviembre de 1910.

No fueron millones de mexicanos quienes se levantaron en armas, fueron cientos en el mejor de los casos y decenas en otros; pero esos “pocos” derrotaron al ejército federal en Cd. Juárez y le abrieron a Madero, a punta de bala, la posibilidad de sentarse a redactar un convenio o pacto con el porfirismo y éste cedió: mandó al dictador a Francia y cedieron 16 gubernaturas, la vicepresidencia y mantuvieron lo fundamental, los mandos del ejército federal, el parlamento y el poder económico.

Madero, “el demócrata”, volvió a su campaña electoral y arrasó apoyado por obreros, campesinos, profesionistas; respaldado por la mayoría del pueblo comenzó su gobierno y decidió continuar la guerra contra los magonistas por estar contra el capitalismo, la burguesía y su gobierno y después de incumplir su promesa de reparto agrario y de lanzado el Plan de Ayala en noviembre de 1911 por Zapata y su ejército, los mandó combatir.

Madero, “el demócrata”, lanzó a los federales y a los rurales contra los pueblos combatientes de Morelos, Estado de México, el sur de la capital y de otras regiones del país, el combate a los revolucionarios le permitió al ejército federal conservar su poder y aumentarlo, en hombres, en armas y en dinero.

Así, mientras Madero estaba preocupado y ocupado en combatir al pueblo que lo había llevado al poder no quiso escuchar las voces ni ver los hechos que le anunciaban un golpe de Estado.

¿Cómo si el ejército le había jurado mil veces lealtad? ¿Cómo si el ejército federal combatía disciplinada y abnegadamente a los rebeldes? Madero, el demócrata burgués confió en su clase, en su ejército y sucumbió asesinado como cualquier campesino u obrero que mandara combatir.

Madero, el demócrata burgués fue un traidor y arribista para los porfiristas, un timorato para la parte de la burguesía que le exigía el exterminio de los rebeldes, demócrata para la parte de la burguesía que luchó contra el porfirismo y un traidor y verdugo para las fuerzas revolucionarias.

Por eso en la actualidad, que el presidente electo Andrés Manuel López Obrador (AMLO) anunció el 10 de octubre el reclutamiento de 50 mil jóvenes para incorporarse al ejército, la marina y la policía federal nos preguntamos ¿no será fortalecer a un ejército de verdugos? ¿qué pensarán las familias de Nuevo Laredo, Tamaulipas que han sufrido la desaparición forzada y ejecución de sus familiares a manos de la marina? ¿No será como él lo dijo, querer “apagar un incendio con gasolina”?

¿No será darle más poder a la columna vertebral de la injusticia y la imposición del neoliberalismo: más armas, dinero y hombres entrenados y dispuestos a matar a su propio pueblo?

¿No será fortalecer a la oligarquía financiera, a la mafia en el poder, a la minoría rapaz dueña del capital trasnacional que ha amamantado a estas fuerzas armadas verdugos del pueblo?

El pueblo no quiere que AMLO sea un mártir de la lucha contra el neoliberalismo, por eso debe escuchar al pueblo; a la clase oprimida y explotada y dejar de intentar conciliar con la minoría rapaz que como un gran tigre con dientes y uñas afiladas acecha paciente para dar el zarpazo o los zarpazos para cazar a su víctima.

Madero el demócrata: arribista, blandengue, traidor, rebelde, todo depende de la clase social que lo juzgue.

¡Contra el despojo, la explotación y la represión; resistencia, organización y lucha por el socialismo!

NOTA: Este artículo fue publicado como parte de la sección RECUPERANDO LA HISTORIA del No. 38 de FRAGUA, órgano de prensa de la Organización de Lucha por la Emancipación Popular (OLEP), Noviembre-Diciembre 2018.

Contacto:
olep.contacto@gmail.com
fragua.olep@gmail.com
Facebook: /olep.fragua

COLABORA CON KAOS