México. En línea o con citas: así serán las demandas y juicios en la nueva normalidad

Publicidad

Los tribunales del país alistan medidas especiales para prevenir contagios ante el reinicio de actividades. Un análisis revela que solo cinco entidades pueden llevar todos sus juicios completamente a distancia.

Para evitar aglomeraciones en los juzgados y disminuir el riesgo de contagios por COVID-19 en la llamada “nueva normalidad”, los poderes judiciales del país preparan medidas especiales que van desde brindar solo atenciones con cita previa y disminuir los aforos en edificios, hasta implementar sistemas de demanda en línea.

Entre estas opciones hay realidades que contrastan. Mientras que a nivel federal y en cinco entidades del país ya es posible llevar a cabo de principio a fin un juicio por internet, hay 16 estados donde ni siquiera se puede enviar por correo electrónico la demanda inicial.

Pero también hay un común denominador: la opacidad en el tema penal.  Ni uno solo de los estados que han habilitado las audiencias en línea permite que el público en general pueda conectarse y presenciarlas, pese a que la Constitución lo contempla como un principio básico.

Un estudio de las organizaciones Transparencia Mexicana y TOJIL A.C. revela los avances de los poderes judiciales de todo el país en la implementación de mecanismos que permitan a la población acceder de forma segura a sus servicios en el contexto de la “nueva normalidad”.

El análisis centra su evaluación en la opción de “justicia digital” o a distancia, que ha sido promovida como la principal alternativa por el Poder Judicial Federal y los poderes de diversos estados para reiniciar las demandas y juicios en todas las materias de la forma más segura posible.

¿Cómo funcionan los juicios en línea? Estefanía Medina, especialista en Derecho y cofundadora TOJIL dice que cada poder judicial estatal tiene sus variantes, pero se puede resumir principalmente en tres pasos:

El primero es la opción de poder presentar formalmente la demanda a través de internet. Hay estados que han creado procedimientos específicos para ello mientras que otros lo permiten a través de correo electrónico.

El segundo paso es poder seguir el proceso en línea, que significa que una vez presentada la demanda se pueden continuar realizando trámites o consultando notificaciones. Para ello se otorga al usuario una contraseña, o se puede usar la firma electrónica de Hacienda (FIEL) o la firma FIREL que se usa desde hace tiempo en el Poder Judicial Federal.

Y el tercer paso es que se habilite además la posibilidad de poder realizar las audiencias en línea con el juez y las partes involucradas. Ello a través de videoconferencias para las cuales también se otorgan contraseñas a los usuarios.

Justicia en línea: opciones que contrastan

El estudio revela que hay cinco estados donde el proceso de justicia civil, familiar y mercantil se ha digitalizado por completo y ya es posible presentar una demanda, darle seguimiento y realizar las audiencias de juicio en internet. Se trata de Nuevo León, Coahuila, estado de México, Puebla, Tamaulipas.

A ellos se suma el Poder Judicial Federal donde además se pueden promover de esta forma los juicios de amparo.

Por otro lado, hay tres entidades – Veracruz, Baja California y Guerrero – donde es posible presentar la demanda y darle seguimiento posterior a través de internet, pero sin que sea posible realizar las audiencias en línea.

En Ciudad de México, Querétaro, Quintana Roo y Sinaloa se permite presentar la demanda en línea en algunos casos, pero el resto del procedimiento es presencial. En Yucatán se ha habilitado la presentación de demandas a distancia y la posibilidad de realizar audiencias por videoconferencia, pero no hay sistema para darle seguimiento a los trámites del proceso digitalmente.

Existen cuatro estados donde no es posible realizar digitalmente ninguno de los tres pasos referidos según el estudio: Hidalgo, Campeche, Morelos y Chiapas. No obstante, el Poder Judicial de Hidalgo dijo a Animal Político que están en preparativos para ello, y mientras que el de Morelos explicó que se han habilitado algunos servicios alternos.

Medina destaca que lo deseable es que los poderes judiciales de todos los estados faciliten y simplifiquen la presentación y seguimiento demandas a distancia no solo por la actual crisis sanitaria sino para facilitar el acceso a la justicia en México.

“Mientras sea más sencillo acceder a presentar demandas habrá mayor participación para llevar acceso a la justicia a más personas. Además, se mejora en seguridad al no tener solo expedientes físicos que se pueden perder o dañar sino digitales que tienen un respaldo. También hay un impacto ecológico favorable pues se gasta menos papel” dijo la especialista.

La alternativa: asistir con citas e intercalar juzgados

Hay estados que aun cuando no han digitalizado la totalidad de procedimientos han buscado alternativas para evitar aglomeraciones en las sedes de los juzgados.

En Morelos, por ejemplo, el Poder Judicial de la entidad puso en marcha un sistema a través de cual se solicita vía correo electrónico una cita para acudir a presentar la demanda o realizar algún otro trámite. Con ello se busca distribuir equitativamente la cantidad de población que se presenta.

“Las citas lo que nos permiten es una asistencia ordenada y a su vez evitar aglomeraciones. Ya tenemos una metodología bien establecida para ello y contamos con un control de asistencia. Esto además de todas las medidas sanitarias” dijo en entrevista con Animal Político el Magistrado Presidente del Tribunal Superior de Morelos, Rubén Jasso Díaz.

El magistrado explicó que si bien en su estado no pueden realizarse juicios en línea pues se requieren reformas legales para ello, si hay algunos procedimientos paralelos que se trabajan por videoconferencia como las convivencias de padres con menores en juicios familiares, o los procedimientos de mediación entre las partes en temas penales.

Otro ejemplo es el de Ciudad de México donde se reabrirán las instalaciones de los juzgados a partir del 1 de julio. Para prevenir aglomeraciones se implementará, al igual que en Morelos, un sistema de solicitud de citas vía electrónica que permita espaciar la asistencia de las personas.

Pero además en los juzgados civiles y familiares funcionará un plan de atención alternado que consiste en que un juzgado trabajará con puertas abiertas un día y al siguiente lo hará a puerta cerrada (sin recibir gente), y el contiguo lo hará a la inversa. Con ello se busca reducir el tránsito presencial en un 50% en las instalaciones.

Y a ello se suman medidas restrictivas como limitar al máximo el tránsito de personas ajenas a los procesos que se lleven a cabo ese día, la instalación de filtros sanitarios, revisiones continuas, el uso obligatorio de cubrebocas, entre otros.

El Poder Judicial de Hidalgo también ha habilitado opciones similares. El Consejero Presidente e la Comisión de Planeación y Creación de Nuevos órganos, Hibels José Luis Crespo, explicó en un oficio enviado a Animal Político que implementaron una agenda electrónica de citas que permitirá ordenar la asistencia de las personas por horarios y evitar aglomeraciones.

Además, al igual que en Morelos, se ha habilitado a través de videoconferencia la posibilidad de llevar mediaciones extrajudiciales que permitan llegar a acuerdos entre partes y evitar juicios.

Finalmente, Crespo recalcó que en Hidalgo trabajando en la implementación de la plataforma de firma electrónica avanzada que permitirán como ocurre ya en otros poderes judiciales estatales se pueda dar seguimiento a los procesos y demandas a distancia.

Animal Político también buscó a los poderes judiciales de Campeche y Chiapas que según el análisis de las organizaciones no cuentan con avances en justicia digital, pero hasta el cierre de este texto no ha habido respuesta.

Todo a distancia: costoso y no siempre deseable

Algunos poderes judiciales del país han argumentado que la transición de un sistema de justicia presencial a uno totalmente digital es un proceso complejo y costoso en el contexto de los recursos con los que cuentan.

“Aproximadamente 26 Poderes Judiciales locales contamos con poca Tecnología para atender totalmente la justicia en línea, la cual requiere incluso para poderse implementar, de un tema legislativo en el Congreso de la Unión” señala el comisionado Crespo del Poder Judicial de Hidalgo.

El Magistrado Presidente del Tribunal de Morelos, Rubén Jasso Díaz, coincidió en que la escasez de recursos es un reto pues se requieren ajustes técnicos importantes. En Morelos, por ejemplo, hay proyectos para implementar sistemas de consulta en línea, pero requerirá la aprobación del Congreso y de presupuesto específico para ello.

Pero más allá de los obstáculos técnicos y presupuestales, Jasso Díaz dijo que hay procesos que por su naturaleza no deben ser totalmente a distancia. Por ejemplo, a diferencia de los juicios de amparo que son casi siempre documentales, en juicios familiares o civiles es importante que el juez pueda verificar la actuación de las partes involucradas.

“Hay materias donde es imprescindible desahogar testimonios, desahogar pruebas presenciales. Y uno de los principios de los sistemas es que el juez esté presente. ¿Cómo se va a dar cuenta, por ejemplo, que un testigo es aleccionado solo con una cámara? Hay audiencias que no deben ser solo virtuales” dijo Jasso.

En lo que sí es imprescindible avanzar en todos los poderes judiciales, señaló el magistrado, es en la digitalización de los expedientes. En Morelos dijo que desde hace años se logró hacer con los asuntos mercantiles, pero faltan los de las demás materias. “Estamos trabajando en eso, pero lleva tiempo y recursos” apuntó.

En lo penal: olvidan transparencia y publicidad

El informe de Transparencia Mexicana y TOJIL advierte un hecho grave: aunque 17 estados y el Poder judicial Federal han habilitado la posibilidad de realizar audiencias penales en línea, prácticamente ninguno ha contemplado que el público en general – y no solo las partes – puedan seguirlas.

Esto es relevante dado que la Constitución plantea como un principio básico del sistema penal acusatorio la publicidad de los procedimientos. Previo a la pandemia eso se ejecutaba permitiendo el público en general pueda acceder a las salas de audiencia. Al transitar hacia los juicios en línea esa posibilidad ha quedado excluida.

La única excepción es el Poder Judicial de Coahuila que sí contempla que el público en general pueda revisar las audiencias penales. No obstante, eso se materializará con videos que se subirán posteriormente, más no como un seguimiento en tiempo real.

Para Estefanía Medina esto es una muestra más de que no existe un compromiso real por materializar a fondo la publicidad de las audiencias, situación que no solo genera una consecuencia negativa en temas de transparencia, sino que puede poner en riesgo la legalidad de los procesos.

“No solo hablamos de la falta de fiscalización que esto acarrea. Lo que sucede aquí es que se está incumpliendo con lo que marca la Constitución y hay que ver si eso no provoca que luego se declaren improcedentes estas audiencias.  Se pone en riesgo el sistema”, dijo.

.

En línea o con citas: así serán las demandas y juicios en la nueva normalidad

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More