México. El pueblo puede vencer

Mexicali votó y a la chela botó

Publicidad

EL FIN DE SEMANA del 21 y 22 de marzo se realizó en Mexicali, Baja California, la consulta de la planta cervecera Constellation Brands. Más de 36 mil personas fueron a emitir su voto, de las cuales 76.1% votó en contra, es decir, 27 mil personas se opusieron a dicha planta estadounidense que estaba prevista para ser finalizada este año. ¿Y por qué tanto “argüende” contra la cervecera? Desde 2015, Constellation Brands firmó un contrato con el gobierno de Mexicali para dirigir a la planta 20 millones de metros cúbicos de agua al año. Después, la cifra disminuyó a 5.8 millones de metros cúbicos, asegurando así el abasto a las poblaciones vecinas, contemplando una inversión de mil 400 millones de dólares y una “fuente segura” para la generación de cerca de 750 empleos para los pobladores de Mexicali.

Las organizaciones ambientalistas se opusieron en los últimos meses a su establecimiento asegurando que la planta pone en riesgo severamente la vida de los ciudadanos, ya que es una violación al derecho del suministro del agua, razón principal para oponerse a esta inversión, donde los pobladores han señalado que aún con la reducción de metros cúbicos del agua era un daño brutal a la vida de los pobladores de dicho Estado.

Pero la historia del derecho al agua en México ha sido turbia y se ha dejado a la mano de los particulares, pues desde 1992 se han registrado 536 mil concesiones para la extracción de agua. Éstas han sido tantas que 16 estados de la República Mexicana están en riesgo de llegar a la escasez total de agua, el llamado “Día Cero”, y tres de ellas, Baja California Sur, Guanajuato y el Estado de México se encuentran en estado crítico. Esta lista de concesiones la encabezan las grandes trasnacionales como Nestlé, Bimbo, Bachoco, Pemex, Grupo Femsa Coca-Cola (que se encarga además de embotellar otras marcas de refresco), Envasadoras de Aguas de México, Aga y, por supuesto, grandes cerveceras del país como Cuauhtémoc Moctezuma y Modelo, que son de las industrias mayormente beneficiadas con 22 concesiones tan sólo en el Estado de México, de las cuales dos implican una explotación de uno a dos millones de metros cúbicos de agua al año. Por supuesto, los registros de los permisos están bajo el concepto de “diferentes usos”, cuando debería estar bajo los registros de descargas industriales (así se evitan el cobro de derechos). Parece entonces que las trasnacionales son las dueñas totales del agua del país.

Una vez dados los resultados, El Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) salieron al quite contra la consulta argumentando que viola el estado de derecho y exhibe la poca democracia en el actual gobierno, asegurando que este tipo de casos ahuyenta a los inversionistas del país, poniendo en riesgo la economía, dada la inestabilidad mundial generada por la pandemia de Covid-19. Asimismo, resaltaron que la consulta carece de legitimidad.

Ellos anteponen su propio beneficio al derecho de los ciudadanos de Mexicali, argumentan que esto manda un mensaje a la inversión extranjera, que los empleos se pierden y, sobre todo, que la cervecera ha perdido toda su inversión hasta el momento. ¿Cuándo se pensará en invertir en las mejoras más sentidas de nuestro pueblo trabajador? Hoy es el agua, pero aún hace falta arreglar temas como la salud, las escuelas, los salarios, etcétera. ¿Ellos piensan en estas inversiones?

Con esta consulta es la voz del pueblo la que se dejó sentir. La postura del gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) asume que se le quitarán sin traba alguna los permisos a Constellation Brands, dado que la consulta es un reflejo de la participación ciudadana y complementa el respeto a los derechos humanos. Con esto, la planta cervecera sería el segundo proyecto echado atrás después del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

Ahora, hay que preguntarse, ¿qué clase de trabajo ofrecería a los pobladores? ¿El mismo donde te pagan una miseria que apenas alcanza para mantener a tu familia? Porque en los últimos días se ha visto que a este tipo de empresas, defendidas fervientemente por la clase burguesa del país, no les importa la vida de sus trabajadores. Empresas multinacionales dejando sin sueldo a sus empleados en plena cuarentena. ¿México necesita otra empresa que explote a su gente? Con los resultados de esta consulta, que debe ser respetado, estaríamos ante la posibilidad de presenciar un verdadero ejemplo de la capacidad que tiene la organización del pueblo.

Aunque hoy amenacen con demandar por las violaciones a tratados internacionales, se debe tener una postura de hierro y no doblar las manos a los intereses de la clase burguesa. Hoy los trabajadores han puesto el ejemplo y no es momento de flaquear, sino de seguir organizados para hacer cumplir nuestras necesidades, nuestras carencias; es momento de que se haga sentir nuestra fuerza, la fuerza del proletariado organizado. Por ello, nosotros como Organización de Lucha por la Emancipación Popular (OLEP), en nuestro Programa Mínimo de Lucha (PML) planteamos la necesidad de recuperar la industria nacional, para que no volvamos a depender de los “favores” de estos inversionistas, así como de recuperar la soberanía nacional para que verdaderamente el pueblo decida qué, cómo y cuándo debe construirse algo anteponiendo sólo sus propios intereses.

Hoy Mexicali da una importante lección para el pueblo en general, la información, reflexión y sobre todo la organización deben ser el camino que nos conducirá a las mejoras del pueblo. Nosotros, desde la OLEP, decimos que sólo caminando hacia el socialismo las cosas tendrán una nueva cara, surgirá una nueva voluntad y se hará sentir: el socialismo, la voluntad de toda la clase trabajadora con firmeza y claridad en sus intereses.

¡Contra el despojo, la explotación y la represión;

resistencia, organización y lucha por el socialismo!

 

NOTA: Este artículo fue publicado como parte de la sección Lucha Popular del No. 52 de FRAGUA, órgano de prensa de la Organización de Lucha por la Emancipación Popular (OLEP), Abril, 2020.

Contacto:

olep.contacto@gmail.com

fragua.olep@gmail.com

Facebook: olep.fragua

También podría gustarte

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More