México descarta acompañar a EEUU en sanciones petroleras contra Venezuela

Por Sputnik

el Gobierno de México tiene una “preocupación por las repercusiones que podrían tener las sanciones petroleras sobre la población venezolana y sobre otros países, principalmente del área del Caribe”

El Gobierno de México descarta la posibilidad de acompañar a EEUU en la aplicación de sanciones petroleras a Venezuela por las consecuencias que sufriría la población de ese país y otras naciones del Caribe, dijo el secretario mexicano de Energía, Pedro Joaquín Coldwell.

“Sobre el tema de posibles sanciones de corte petrolero a Venezuela, puedo ratificar lo que ha dicho nuestra secretaría de Relaciones Exteriores: que México no va a imponer sanciones petroleras a ningún país”, afirmó el funcionario en una conferencia de prensa.

Joaquín Coldwell expresó, además, que el Gobierno de México tiene una “preocupación por las repercusiones que podrían tener las sanciones petroleras sobre la población venezolana y sobre otros países, principalmente del área del Caribe”, beneficiarios de acuerdos con Caracas para recibir crudo subsidiado a largo plazo.

En una rueda de prensa conjunta con el portavoz de la presidencia, Eduardo Sánchez, el responsable del gabinete energético mexicano reveló que “para tal efecto, se ha constituido un grupo técnico, con Canadá, México y Estados Unidos, para evaluar y mitigar estas cuestiones”, relacionadas con las sanciones.

No obstante, enfatizó que la cancillería que encabeza Luis Videgaray será la encargada de exponer la postura final de México, país que en un principio acompañó el diálogo entre la oposición y el Gobierno del presidente Nicolás Maduro, del cual luego se retiró por falta de resultados.

El 4 de febrero, el marco de su primera gira por América Latina, el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, dijo en Buenos Aires que el Gobierno del presidente Donald Trump analizaba imponer sanciones petroleras a Venezuela para presionar al jefe de Estado del país caribeño a celebrar elecciones justas y democráticas, con garantías a la oposición.

Tillerson adelantó asimismo que los gobiernos EEUU, Canadá y México, acordaron medias para mitigar el impacto de esa decisión estadounidense durante una reunión celebrada en Ciudad de México, la semana pasada.

EEUU y la Unión Europea han impuesto sanciones para congelar las cuentas de altos responsables del Gobierno de Venezuela y restringir las operaciones de bonos de deuda de ese país.

Si EEUU —principal cliente de las exportaciones de crudo venezolano—, impone sanciones a la industria petrolera de ese país, que es el corazón de su economía, agravaría una crisis marcada por la escasez de alimentos y medicinas.

Los partidarios del presidente de venezuela, Nicolás Maduro
© REUTERS/ MARCO BELLO

México, EEUU y Canadá no permanecerán “indiferentes” ante la situación “dolorosa y grave” en Venezuela y utilizarán herramientas diplomáticas para lograr una solución política pacífica, dijo el 2 de febrero Videgaray tras una reunión con sus contrapartes, Tillerson y la canadiense Chrystia Freeland, en la capital del país latinoamericano.

La crisis interna en Venezuela es “dolorosa para la región, una situación grave para el continente” y en ese país caribeño “está en juego el sistema democrático de Gobierno”, señaló el jefe de la diplomacia mexicana, al presentar ante la prensa las conclusiones, pero no mencionó la posibilidad de sanciones.

Videgaray reiteró que los tres países confirmaron “su preocupación y la voluntad de seguir utilizando todos los instrumentos diplomáticos”, para contribuir al restablecimiento de la situación política y social en Venezuela.

Aunque Tillerson expresó interés en una transición pacífica en Venezuela, Caracas respondió acusándolo de intentar un “cambio violento” en el país.

.

https://sptnkne.ws/gFs3

-->
COLABORA CON KAOS