México: Chayote [Fábulas políticas]

Por: Sup Tupa

Muchas personas vía digital o de boca en boca hacen referencia al periodista “Chayotero” ¿De dónde se origina éste calificativo? He aquí su origen:
La explicación correcta del remoquete “chayotero” data de décadas pasadas; las circunstancias que envuelven a este nombramiento sucedieron aquí en México, cuando un “alto” político concertó que podría pactar con algunos periodistas el impulsar su imagen.

Con el fin único de estrechar lazos, no sólo con los medios de comunicación sino también con los maquiladores de la palabra y la imagen, éste personaje que se dijo después fue presidente de la república, ofreció una gran fiesta en su casa – evidentemente grande – se reunió con algunos comunicadores en el jardín. Para evitar ser escuchados tuvieron que alejarse y caminar al fondo de éste.

El político de marras con toda naturalidad comenzó el convencimiento de quienes intentaría sobornar entre ellos un tal Jacobo de apelativo impronunciable.

En el fondo del jardín da la casualidad que había una enredadera de Chayotes – que fue a donde se dirigieron –. Después de convenir y acordar la estrategia, algunos invitados e informadores que no fueron convidados de la plática inquirieron de qué platicaban y la respuesta poco astuta fue: nos regaló un Chayote (por la cercanía a la enredadera en el jardín).

Del citado Jacobo de apelativo innombrable, desde ese día para él todos los días fueron soleados.

Fin

 

NOTICIAS ANTICAPITALISTAS