Publicado en: 5 febrero, 2018

Metrópolis

Por Jose Luis Merino

Las grandes ciudades a vista de pájaro

Por José Luis Merino

Quienes viven en las grandes ciudades, como pueden serlo Nueva York-Ciudad de México-Londres-Paris-Berlín-Tokio-Pekín, se ven pisando la cima del Universo. Sienten como suyos los últimos descubrimientos científicos o los más avanzados estrenos en el amplio espectro de la cultura, entre otras múltiples innovaciones, surgidas en las grandes localizaciones de abigarradas muchedumbres. 

El habitual de esas ciudades hace suyos cada uno de los hallazgos citados. Cree avanzar al ritmo de los acontecimientos más en punta. Se le llenará la boca al pronunciar los nombres de esas macro ciudades. 

Mas un aviso llega dirigido a los terrícolas, desde no se sabe dónde. Dice así: cuanto mayor sea la ambición de totalidad universal, tanto más decrecerá su valor como individuos… 

…porque el individuo es en sí mismo un universo. En un hombre están todos los hombres, aventuraba Jorge Luis Borges. 

Aquellos creadores de avances-hallazgos-inventos, trabajaron sin poner el acento enfático en la ambición de totalidad, sino pensando en la plenitud de la individuación.

El individuo no necesita vivir en mastodónticas metrópolis o en anónimos pueblos remotos. Le basta con poder abrazar el corpachón de un árbol, ver en los ojos de un gorrión el paso del tiempo, escuchar la risada de las flores más jóvenes, atisbar las dulces lágrimas de las estrellas en la fervorosa noche. 

Ni lo mínimo y exiguo en ocasiones es tan pequeño como parece, ni lo muy grande tan inmenso cuanto aparenta. ¿Menos es más? Es posible.

 

-->
COLABORA CON KAOS